/ miércoles 12 de octubre de 2016

Triquis conquistan Querétaro en el Día de la Raza

QUERÉTARO, Qro.- (OEM-Informex).- Elegantes trenzas con flores y listones que hacen juego con los alargados vestidos, collares con perlas de colores brillantes, huaraches, trajes de manta para los hombres acompañados de llamativas guayaberas, paliacates y sombreros, son los elementos que caracterizan a los Triquis Tinujei de Oaxaca mientras se mueven en un bailable que mantiene el foco en las tradiciones que prevalecían antes de la conquista.

En el Día de la Raza, la música llama la atención de los transeúntes, que se detienen en Plaza de Armas para vivir una mañana especial, distante a lo que estaba en sus planes; dos chicas se alejan satisfechas caminando por uno de los andadores, “por eso me gusta Querétaro, siempre encuentras algo diferente, no es necesario hacer planes”, expresa con entusiasmo una de ellas.

Los protagonistas de la inesperada celebración en Plaza de Armas le conceden un colorido aspecto a la ciudad, evocando tradiciones de culturas ancestrales que muchos olvidan con la creciente población y diversidad de la demarcación; gastronomía, bailables, artesanías y música indígena conforman la muestra que presenta con orgullo la organización.

Silvino Ramírez Martínez, presidente de la organización de los Triquis Tinujei de Querétaro, le explicó a DIARIO DE QUERÉTARO que decidieron presentarse para celebrar un día más que viven dignamente como indígenas, preservando sus raíces y costumbres a pesar de la profanación que hicieron los europeos a la rica cultura de Centroamérica después de la Conquista.

“Venimos a decirle al mundo y especialmente a Querétaro, que seguimos vivos y con orgullo preservaremos nuestras razas y costumbres”, explica Silvino Ramírez, con la alegría que le causa ver la aceptación de los queretanos.

Relató que hace 25 años un grupo de indígenas de la cultura Triqui oaxaqueña llegó a Querétaro, y a lo largo del tiempo han crecido hasta conformar un grupo de 100 personas, lo que les infundió de valor para mostrar al público la importancia de mantener vivas las tradiciones indígenas en el Día de la Raza.

“Estamos planeando continuarlo el próximo año, el Día de la Raza, queremos crear una festividad anual, esto también lo celebramos en Oaxaca cuando es una festividad patronal o fiestas particulares, pero aquí traemos y queremos mostrar nuestras costumbres”, indicó Silvino Ramírez.

Anteriormente sólo lo celebraban en privado, pero este año debutaron exitosamente en la capital con un destacado bailable para el que tuvieron una preparación de 15 días de extensivos ensayos, además de la muestra gratuita de comida representativa como tamales, atole, arroz con canela y agua de calabaza con piloncillo e invaluables artesanías que producen con el telar de cintura.

El representante de los Triquis Tinujei se despide animosamente de los lectores de DIARIO DE QUERÉTARO pidiéndoles que rescaten las costumbres de los indígenas del Estado y luchen para fortalecer al importante sector.

QUERÉTARO, Qro.- (OEM-Informex).- Elegantes trenzas con flores y listones que hacen juego con los alargados vestidos, collares con perlas de colores brillantes, huaraches, trajes de manta para los hombres acompañados de llamativas guayaberas, paliacates y sombreros, son los elementos que caracterizan a los Triquis Tinujei de Oaxaca mientras se mueven en un bailable que mantiene el foco en las tradiciones que prevalecían antes de la conquista.

En el Día de la Raza, la música llama la atención de los transeúntes, que se detienen en Plaza de Armas para vivir una mañana especial, distante a lo que estaba en sus planes; dos chicas se alejan satisfechas caminando por uno de los andadores, “por eso me gusta Querétaro, siempre encuentras algo diferente, no es necesario hacer planes”, expresa con entusiasmo una de ellas.

Los protagonistas de la inesperada celebración en Plaza de Armas le conceden un colorido aspecto a la ciudad, evocando tradiciones de culturas ancestrales que muchos olvidan con la creciente población y diversidad de la demarcación; gastronomía, bailables, artesanías y música indígena conforman la muestra que presenta con orgullo la organización.

Silvino Ramírez Martínez, presidente de la organización de los Triquis Tinujei de Querétaro, le explicó a DIARIO DE QUERÉTARO que decidieron presentarse para celebrar un día más que viven dignamente como indígenas, preservando sus raíces y costumbres a pesar de la profanación que hicieron los europeos a la rica cultura de Centroamérica después de la Conquista.

“Venimos a decirle al mundo y especialmente a Querétaro, que seguimos vivos y con orgullo preservaremos nuestras razas y costumbres”, explica Silvino Ramírez, con la alegría que le causa ver la aceptación de los queretanos.

Relató que hace 25 años un grupo de indígenas de la cultura Triqui oaxaqueña llegó a Querétaro, y a lo largo del tiempo han crecido hasta conformar un grupo de 100 personas, lo que les infundió de valor para mostrar al público la importancia de mantener vivas las tradiciones indígenas en el Día de la Raza.

“Estamos planeando continuarlo el próximo año, el Día de la Raza, queremos crear una festividad anual, esto también lo celebramos en Oaxaca cuando es una festividad patronal o fiestas particulares, pero aquí traemos y queremos mostrar nuestras costumbres”, indicó Silvino Ramírez.

Anteriormente sólo lo celebraban en privado, pero este año debutaron exitosamente en la capital con un destacado bailable para el que tuvieron una preparación de 15 días de extensivos ensayos, además de la muestra gratuita de comida representativa como tamales, atole, arroz con canela y agua de calabaza con piloncillo e invaluables artesanías que producen con el telar de cintura.

El representante de los Triquis Tinujei se despide animosamente de los lectores de DIARIO DE QUERÉTARO pidiéndoles que rescaten las costumbres de los indígenas del Estado y luchen para fortalecer al importante sector.