/ martes 4 de octubre de 2016

Campesinos de todo el país marcharán a la CDMX

Organizaciones campesinas anunciaron que marcharán en caravana a la ciudad de México para exigir un cambio en el modelo de desarrollo del campo.

Misael Benítez Luviano, Delegado estatal de la Central Campesina Cardenista (CCC), resaltó que participarán grupos de todo el país entre el nueve y el catorce de este mes.

“Estamos solos, el campo está  solo”, dijo durante la conferencia de prensa para dar a conocer los detalles de la movilización campesina indígena que lleva la leyenda “El campo es de todos”, a la que esperan diez millones de personas.

Entérate: 

Entre los problemas que enfrentan enumeró abasto de agua, falta de oportunidades para competir con trasnacionales, invasión de productos extranjeros, problemas de tenencia de la tierra para recibir apoyos oficiales y falta de recursos para defenderse de abusos.

“Simplemente nos hacen el daño, nos lo hicieron y ya”, sentenció el delegado estatal de la Central Campesina Cardenista.

Detalló que las grandes empresas tienen “el poder político y económico” además de fácil acceso a los subsidios de gobierno en comparación con los pequeños y medianos agricultores.

“Hay un ausencia, una inconsciencia del gobierno en todos los sentidos hacia el pueblo mexicano. No sé qué está pasando, pero lo sentimos, lo vivimos, y no es que nos lo digan”, resaltó.

No te pierdas: 

Benítez Luviano afirmó que después de esta caminata seguirán con las acciones que sean necesarias para conseguir lo que buscan.

“Sentimos que estamos siendo ignorados, que estamos siendo aplastados por el sistema directa e indirectamente”, añadió.

Enfatizó que en Baja California el gobierno estatal y federal no han resuelto de fondo los problemas de los jornaleros de San Quintín.

“Es una bomba de tiempo (…) y ese problema también se lo lleva el mediano y pequeño agricultor porque están con la incertidumbre de quién les va a levantar la cosecha”, mencionó.

Estimó que en este estado hay un rezago agrario de alrededor del 90%, y las personas de escasos recursos que habitan en esas zonas no pueden recibir apoyos de gobierno que los ayuden a salir de la marginación.

“Hablar de indígenas es hablar de marginación, de pobreza, de rezago, es un vocablo mal dado”, lamentó el delgado del CCC.

Organizaciones campesinas anunciaron que marcharán en caravana a la ciudad de México para exigir un cambio en el modelo de desarrollo del campo.

Misael Benítez Luviano, Delegado estatal de la Central Campesina Cardenista (CCC), resaltó que participarán grupos de todo el país entre el nueve y el catorce de este mes.

“Estamos solos, el campo está  solo”, dijo durante la conferencia de prensa para dar a conocer los detalles de la movilización campesina indígena que lleva la leyenda “El campo es de todos”, a la que esperan diez millones de personas.

Entérate: 

Entre los problemas que enfrentan enumeró abasto de agua, falta de oportunidades para competir con trasnacionales, invasión de productos extranjeros, problemas de tenencia de la tierra para recibir apoyos oficiales y falta de recursos para defenderse de abusos.

“Simplemente nos hacen el daño, nos lo hicieron y ya”, sentenció el delegado estatal de la Central Campesina Cardenista.

Detalló que las grandes empresas tienen “el poder político y económico” además de fácil acceso a los subsidios de gobierno en comparación con los pequeños y medianos agricultores.

“Hay un ausencia, una inconsciencia del gobierno en todos los sentidos hacia el pueblo mexicano. No sé qué está pasando, pero lo sentimos, lo vivimos, y no es que nos lo digan”, resaltó.

No te pierdas: 

Benítez Luviano afirmó que después de esta caminata seguirán con las acciones que sean necesarias para conseguir lo que buscan.

“Sentimos que estamos siendo ignorados, que estamos siendo aplastados por el sistema directa e indirectamente”, añadió.

Enfatizó que en Baja California el gobierno estatal y federal no han resuelto de fondo los problemas de los jornaleros de San Quintín.

“Es una bomba de tiempo (…) y ese problema también se lo lleva el mediano y pequeño agricultor porque están con la incertidumbre de quién les va a levantar la cosecha”, mencionó.

Estimó que en este estado hay un rezago agrario de alrededor del 90%, y las personas de escasos recursos que habitan en esas zonas no pueden recibir apoyos de gobierno que los ayuden a salir de la marginación.

“Hablar de indígenas es hablar de marginación, de pobreza, de rezago, es un vocablo mal dado”, lamentó el delgado del CCC.