/ miércoles 26 de abril de 2017

Celebran el 485 años de Oaxaca como ciudad

Victor Castillo / Corresponsal

El Sol de México

OAXACA, Oax. (OEM-Informex).- Con las tradicionales mañanitas y el repique de campanas de los templos de la ciudad, la ciudadanía se unió para demostrar su amor por esta tierra.

Cerca de las 6:45 de la mañana de ayer, las campanas de los templos del Centro Histórico replicaron para anunciar el festejo por el 485 aniversario de la elevación al rango de ciudad a Oaxaca de Juárez, evento encabezado por cientos de oaxaqueñas y oaxaqueños que en unidad y amor por esta tierra se reunieron para celebrar a la siempre Verde Antequera.

La Alameda de León fue el escenario ideal para que el Coro de la Ciudad, el edil capitalino, la Presidenta Honoraria del DIF Municipal, Lorena Córdova Brena y el público, entonaran las tradicionales mañanitas frente a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, una joya arquitectónica del siglo XVII, para continuar con la degustación de tamales de rajas, mole negro, dulce y verde de pollo, acompañados con su respectivo atole de arroz y avena, acto que dio muestra de la solidaridad y calidez que distingue a las y los oaxaqueños.

Las actividades alusivas al 485 aniversario se realizan para enaltecer el amor por Oaxaca, a través de un ambiente de unidad, armonía, colaboración, respeto, integridad y solidaridad.

Ante manifestaciones artísticas y culturales que se desarrollaron con la participación de las Chinas Oaxaqueñas, los Zancudos de Zaachila y los monos de calenda, el munícipe señaló que con estas actividades se inician los festejos para celebrar el medio siglo de su fundación, “por eso es importante que la ciudadanía participe y se sume a estos eventos, que están inundando a la ciudad de cultura para construir la ciudad que queremos”.

En este marco, el Coro de la Ciudad entonó melodías como las "Mañanitas Oaxaqueñas" y "Tapatías", “Golondrinas Oaxaqueñas”, “Mi Linda Oaxaca”, “El Feo” y “Carmina Burana”. También se contó con la participación de las chinas oaxaqueñas de doña Genoveva, así como las chinas del municipio de Zaachila, su Danza de la Pluma y el baile de los Zancudos, cuyos bailarines deleitaron a los asistentes.

Una intervención multidisciplinaria del arte en el Oaxaca contemporáneo denominada “El cuerpo de la diversidad” atrajo la atención de todas las personas que se congregaron para demostrar su amor por la ciudad capital.

Victor Castillo / Corresponsal

El Sol de México

OAXACA, Oax. (OEM-Informex).- Con las tradicionales mañanitas y el repique de campanas de los templos de la ciudad, la ciudadanía se unió para demostrar su amor por esta tierra.

Cerca de las 6:45 de la mañana de ayer, las campanas de los templos del Centro Histórico replicaron para anunciar el festejo por el 485 aniversario de la elevación al rango de ciudad a Oaxaca de Juárez, evento encabezado por cientos de oaxaqueñas y oaxaqueños que en unidad y amor por esta tierra se reunieron para celebrar a la siempre Verde Antequera.

La Alameda de León fue el escenario ideal para que el Coro de la Ciudad, el edil capitalino, la Presidenta Honoraria del DIF Municipal, Lorena Córdova Brena y el público, entonaran las tradicionales mañanitas frente a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, una joya arquitectónica del siglo XVII, para continuar con la degustación de tamales de rajas, mole negro, dulce y verde de pollo, acompañados con su respectivo atole de arroz y avena, acto que dio muestra de la solidaridad y calidez que distingue a las y los oaxaqueños.

Las actividades alusivas al 485 aniversario se realizan para enaltecer el amor por Oaxaca, a través de un ambiente de unidad, armonía, colaboración, respeto, integridad y solidaridad.

Ante manifestaciones artísticas y culturales que se desarrollaron con la participación de las Chinas Oaxaqueñas, los Zancudos de Zaachila y los monos de calenda, el munícipe señaló que con estas actividades se inician los festejos para celebrar el medio siglo de su fundación, “por eso es importante que la ciudadanía participe y se sume a estos eventos, que están inundando a la ciudad de cultura para construir la ciudad que queremos”.

En este marco, el Coro de la Ciudad entonó melodías como las "Mañanitas Oaxaqueñas" y "Tapatías", “Golondrinas Oaxaqueñas”, “Mi Linda Oaxaca”, “El Feo” y “Carmina Burana”. También se contó con la participación de las chinas oaxaqueñas de doña Genoveva, así como las chinas del municipio de Zaachila, su Danza de la Pluma y el baile de los Zancudos, cuyos bailarines deleitaron a los asistentes.

Una intervención multidisciplinaria del arte en el Oaxaca contemporáneo denominada “El cuerpo de la diversidad” atrajo la atención de todas las personas que se congregaron para demostrar su amor por la ciudad capital.