/ martes 27 de marzo de 2018

Centro Paralímpico Nacional, el “gran elefante” de Irapuato

El gobierno de Guanajuato acusa a la Conade falta de voluntad para rescatar la obra de casi 400 millones de pesos

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). En marzo de 2012, el Centro Paralímpico Nacional que fue construido en Irapuato era presumido como una de las construcciones más vanguardistas para los deportistas con discapacidad; sin embargo, a seis años de su inauguración, esta obra terminó por convertirse en un auténtico “elefante blanco”.

“Ésta es la primera unidad deportiva de esta calidad, dirigida al desarrollo de atletas paralímpicos. Ya teníamos el Centro Nacional de Alto Rendimiento, el mejor de Latinoamérica; ahora, con esta obra, tenemos también el mejor centro de alto rendimiento para el desarrollo de los deportes adaptados de toda Latinoamérica”, dijo ese 28 de marzo de 2012 el entonces titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Bernardo de la Garza.

Ese día, Bernardo de la Garza dijo que el Centro Paralímpico Nacional de Irapuato “ha sido ya certificado por la Asociación Civil de Libre Acceso, como una instalación de acceso universal” y abundó en ese discurso optimista: “esta instalación, estoy seguro, garantiza que en el futuro, el deporte paralímpico mexicano nos seguirá dando muchas alegrías”.

Felipe Calderón Hinojosa, entonces presidente de la República, dijo durante la inauguración del Centro Paralímpico Nacional de Irapuato que este lugar estaba llamado a ser el semillero de atletas paralímpicos, que apenas hacía unos meses habían conseguido 164 medallas para México en la justa mundial deportiva de la especialidad.

“Por lo que toca al Gobierno Federal, que encabezo, hemos invertido 179 millones de pesos (...) Y, de una vez vámonos por la segunda etapa con 200 millones más, para hacer la alberca y para hacer también un albergue aquí, en Irapuato.

“Esta obra no es nada más para Irapuato, es para toda la región, para el país, porque tenemos que hacer mucho más por nuestros atletas con discapacidad”.

Aunque la inauguración formal fue el 28 de marzo de 2012, dos días antes, el 26 de marzo, arrancaban las obras de la segunda etapa, con lo cual este lugar tenía una inversión de 379 millones de pesos, de un total de 540 que serían.

Buen inicio del Paralímpico

Parecía que el Centro Paralímpico Nacional iniciaba con el pie derecho. En mayo de 2012 fue una de las cinco sedes de la Olimpiada Nacional Infantil y Juvenil; en julio, se vistió de gala al albergar el séptimo campeonato internacional de atletismo sub-23 Nacac, que servía como selectivo para que los atletas ganadores participaran en los Juegos Olímpicos de Londres de ese año. Ya posteriormente, fue sede junto con el Centro Acuático de Guanajuato de la Paralimpiada Nacional 2012. Parecía que tenía buen inicio este lugar.

Para el 24 de abril de 2013, el Centro Paralímpico Nacional fue sede de la ceremonia protocolaria de abanderamiento de atletas paralímpicos, encabezada ahora por Miguel Márquez Márquez, que unos meses antes había tomado el cargo como gobernador.

Ese día, Jesús Mena, entonces titular de la Conade, dijo en entrevista exclusiva con la Organización Editorial Mexicana, que el Gobierno Federal analizaba la situación del Centro Paralímpico Nacional. A pregunta expresa de si este lugar dejaría de ser de uso exclusivo para atletas con discapacidad, señaló: “estamos analizando su futuro y destino real”.

¿De qué consta el Centro Paralímpico?

El Centro Paralímpico Nacional está ubicado en una superficie de 30 hectáreas ubicadas en la comunidad El Copal, de las cuales 15 están construidas. Cuenta con una pista de atletismo con gradas para mil 100 espectadores, dos canchas de futbol siete con medidas internacionales, dos canchas de futbol cinco, cuatro canchas de usos múltiples, dos canchas de tenis y un estacionamiento con 186 cajones para vehículos.

La primera etapa de este lugar fue concluida el 30 de octubre de 2011 y en esa obras estaban contempladas canchas para 16 disciplinas deportivas para atletas con discapacidad, como atletismo, básquetbol en silla de ruedas, futbol, halterofilia, natación y tenis.

La primera etapa fue construida con una inversión de 179.4 millones de pesos, de los cuales 139 millones fueron para la construcción del complejo y 40.4 millones en equipamiento.

El plan de negocios indicaba que al año esperaban atraer al menos 90 mil atletas a estas instalaciones en diferentes justas deportivas y de entrenamientos, que dejarían derramas económicas sólo para este lugar de 50 millones de pesos, el doble de lo necesitado para su mantenimiento anual.

La segunda etapa, con 200 millones invertidos, constó de un centro acuático con albercas olímpicas, un albergue-dormitorio para deportistas, un módulo central de servicios generales y administrativos, un comedor y un centro integral de medicina del deporte.

En dos etapas posteriores, en el Centro Paralímpico Nacional sería construido un gimnasio de usos múltiples, un pabellón de combates, un pabellón de halterofilia, una explanada para tiro deportivo y con arco, un pabellón de tenis de mesa, un velódromo, otras oficinas administrativas y mejora de su exterior. Pero tod quedó en proyecto.

Que nos lo dejen: MMM

Pasó un año, dos años, tres años, cuatro años, cinco años y el Centro Paralímpico Nacional de Irapuato estaba ahí, en el abandono y a merced de la delincuencia. No por nada fue objeto de siete robos, dos de ellos violentos en donde los veladores que resguardaban este lugar fueron maniatados, en lo que los ladrones robaron el cableado eléctrico, bombas acuáticas, algunos aparatos y hasta algunos aparatos que estaban instalados.

Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato, dijo en entrevista que han sido al menos ocho las peticiones formales las que han hecho a la Conade para que tomen este lugar y lo echen a andar.

“Tenemos que entrarle, se me hace una injusticia dejar así un centro para personas con discapacidad, con una inversión cercana a los 400 millones de pesos y dejarlo así, en el limbo.

“Lo único que digo es que nos lo dejen, que nos lo donen sin ninguna reserva, que se quede para el estado y nosotros no encargamos de repararlo y de operarlo”.

Y es que, de acuerdo co el gobernador del estado, se necesitan entre 40 y 50 millones para reactivar este lugar, pues a pesar de haber sido saqueado, sus instalaciones aún están listas para albergar a deportistas y a visitantes.

En un recorrido realizado por El Sol de Irapuato, en la pista de atletismo donde debería de haber deportistas practicando esta disciplina hay tejones, víboras y hasta roedores muertos.

El campo de futbol empastado, con medidas de 110 metros de largo por 70 de ancho, luce hierbas secas crecidas en ese lugar donde incluso el Club Irapuato pensó en rentarlo para entrenar.

Aún tiene publicidad de los eventos realizados en 2012. Tiene hierbas crecidas en la alfombra de los campos de futbol siete, pero aún está en condiciones de ser utilizada. Algunas paredes muestran grietas, la pintura está decolorada por el sol y el logo del anterior Gobierno Federal ha sido “comido” por la tierra del cerro en donde fue colocada. Y a pesar de ello, este lugar aún tiene condiciones para ser usado.

“La verdad es que son instalaciones de primer nivel, es una lástima que estén olvidadas. Nosotros hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para rescatarlo, pero faltó voluntad. Lástima por los mexicanos que este lugar esté en el abandono”, dijo Miguel Márquez Márquez.

El último intento del Gobierno de Guanajuato por rescatar al Centro Paralímpico Nacional ocurrió en diciembre pasado, cuando Miguel Márquez, parte de su comitiva y el presidente municipal de Irapuato Ricardo Ortiz Gutiérrez, acudieron a México a dialogar con el titular de la Conade, sobre el destino del Paralímpico y la disposición de que Guanajuato se haga caso de este lugar; les dijeron que en dos semanas les repondían y han pasado más de tres meses y medio y se han cumplido seis años de su inauguración y este lugar que sería el recinto y semillero de atlertas paralímpico es hoy un auténtico “elefante blanco” de casi 400 millones de pesos.

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). En marzo de 2012, el Centro Paralímpico Nacional que fue construido en Irapuato era presumido como una de las construcciones más vanguardistas para los deportistas con discapacidad; sin embargo, a seis años de su inauguración, esta obra terminó por convertirse en un auténtico “elefante blanco”.

“Ésta es la primera unidad deportiva de esta calidad, dirigida al desarrollo de atletas paralímpicos. Ya teníamos el Centro Nacional de Alto Rendimiento, el mejor de Latinoamérica; ahora, con esta obra, tenemos también el mejor centro de alto rendimiento para el desarrollo de los deportes adaptados de toda Latinoamérica”, dijo ese 28 de marzo de 2012 el entonces titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Bernardo de la Garza.

Ese día, Bernardo de la Garza dijo que el Centro Paralímpico Nacional de Irapuato “ha sido ya certificado por la Asociación Civil de Libre Acceso, como una instalación de acceso universal” y abundó en ese discurso optimista: “esta instalación, estoy seguro, garantiza que en el futuro, el deporte paralímpico mexicano nos seguirá dando muchas alegrías”.

Felipe Calderón Hinojosa, entonces presidente de la República, dijo durante la inauguración del Centro Paralímpico Nacional de Irapuato que este lugar estaba llamado a ser el semillero de atletas paralímpicos, que apenas hacía unos meses habían conseguido 164 medallas para México en la justa mundial deportiva de la especialidad.

“Por lo que toca al Gobierno Federal, que encabezo, hemos invertido 179 millones de pesos (...) Y, de una vez vámonos por la segunda etapa con 200 millones más, para hacer la alberca y para hacer también un albergue aquí, en Irapuato.

“Esta obra no es nada más para Irapuato, es para toda la región, para el país, porque tenemos que hacer mucho más por nuestros atletas con discapacidad”.

Aunque la inauguración formal fue el 28 de marzo de 2012, dos días antes, el 26 de marzo, arrancaban las obras de la segunda etapa, con lo cual este lugar tenía una inversión de 379 millones de pesos, de un total de 540 que serían.

Buen inicio del Paralímpico

Parecía que el Centro Paralímpico Nacional iniciaba con el pie derecho. En mayo de 2012 fue una de las cinco sedes de la Olimpiada Nacional Infantil y Juvenil; en julio, se vistió de gala al albergar el séptimo campeonato internacional de atletismo sub-23 Nacac, que servía como selectivo para que los atletas ganadores participaran en los Juegos Olímpicos de Londres de ese año. Ya posteriormente, fue sede junto con el Centro Acuático de Guanajuato de la Paralimpiada Nacional 2012. Parecía que tenía buen inicio este lugar.

Para el 24 de abril de 2013, el Centro Paralímpico Nacional fue sede de la ceremonia protocolaria de abanderamiento de atletas paralímpicos, encabezada ahora por Miguel Márquez Márquez, que unos meses antes había tomado el cargo como gobernador.

Ese día, Jesús Mena, entonces titular de la Conade, dijo en entrevista exclusiva con la Organización Editorial Mexicana, que el Gobierno Federal analizaba la situación del Centro Paralímpico Nacional. A pregunta expresa de si este lugar dejaría de ser de uso exclusivo para atletas con discapacidad, señaló: “estamos analizando su futuro y destino real”.

¿De qué consta el Centro Paralímpico?

El Centro Paralímpico Nacional está ubicado en una superficie de 30 hectáreas ubicadas en la comunidad El Copal, de las cuales 15 están construidas. Cuenta con una pista de atletismo con gradas para mil 100 espectadores, dos canchas de futbol siete con medidas internacionales, dos canchas de futbol cinco, cuatro canchas de usos múltiples, dos canchas de tenis y un estacionamiento con 186 cajones para vehículos.

La primera etapa de este lugar fue concluida el 30 de octubre de 2011 y en esa obras estaban contempladas canchas para 16 disciplinas deportivas para atletas con discapacidad, como atletismo, básquetbol en silla de ruedas, futbol, halterofilia, natación y tenis.

La primera etapa fue construida con una inversión de 179.4 millones de pesos, de los cuales 139 millones fueron para la construcción del complejo y 40.4 millones en equipamiento.

El plan de negocios indicaba que al año esperaban atraer al menos 90 mil atletas a estas instalaciones en diferentes justas deportivas y de entrenamientos, que dejarían derramas económicas sólo para este lugar de 50 millones de pesos, el doble de lo necesitado para su mantenimiento anual.

La segunda etapa, con 200 millones invertidos, constó de un centro acuático con albercas olímpicas, un albergue-dormitorio para deportistas, un módulo central de servicios generales y administrativos, un comedor y un centro integral de medicina del deporte.

En dos etapas posteriores, en el Centro Paralímpico Nacional sería construido un gimnasio de usos múltiples, un pabellón de combates, un pabellón de halterofilia, una explanada para tiro deportivo y con arco, un pabellón de tenis de mesa, un velódromo, otras oficinas administrativas y mejora de su exterior. Pero tod quedó en proyecto.

Que nos lo dejen: MMM

Pasó un año, dos años, tres años, cuatro años, cinco años y el Centro Paralímpico Nacional de Irapuato estaba ahí, en el abandono y a merced de la delincuencia. No por nada fue objeto de siete robos, dos de ellos violentos en donde los veladores que resguardaban este lugar fueron maniatados, en lo que los ladrones robaron el cableado eléctrico, bombas acuáticas, algunos aparatos y hasta algunos aparatos que estaban instalados.

Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato, dijo en entrevista que han sido al menos ocho las peticiones formales las que han hecho a la Conade para que tomen este lugar y lo echen a andar.

“Tenemos que entrarle, se me hace una injusticia dejar así un centro para personas con discapacidad, con una inversión cercana a los 400 millones de pesos y dejarlo así, en el limbo.

“Lo único que digo es que nos lo dejen, que nos lo donen sin ninguna reserva, que se quede para el estado y nosotros no encargamos de repararlo y de operarlo”.

Y es que, de acuerdo co el gobernador del estado, se necesitan entre 40 y 50 millones para reactivar este lugar, pues a pesar de haber sido saqueado, sus instalaciones aún están listas para albergar a deportistas y a visitantes.

En un recorrido realizado por El Sol de Irapuato, en la pista de atletismo donde debería de haber deportistas practicando esta disciplina hay tejones, víboras y hasta roedores muertos.

El campo de futbol empastado, con medidas de 110 metros de largo por 70 de ancho, luce hierbas secas crecidas en ese lugar donde incluso el Club Irapuato pensó en rentarlo para entrenar.

Aún tiene publicidad de los eventos realizados en 2012. Tiene hierbas crecidas en la alfombra de los campos de futbol siete, pero aún está en condiciones de ser utilizada. Algunas paredes muestran grietas, la pintura está decolorada por el sol y el logo del anterior Gobierno Federal ha sido “comido” por la tierra del cerro en donde fue colocada. Y a pesar de ello, este lugar aún tiene condiciones para ser usado.

“La verdad es que son instalaciones de primer nivel, es una lástima que estén olvidadas. Nosotros hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para rescatarlo, pero faltó voluntad. Lástima por los mexicanos que este lugar esté en el abandono”, dijo Miguel Márquez Márquez.

El último intento del Gobierno de Guanajuato por rescatar al Centro Paralímpico Nacional ocurrió en diciembre pasado, cuando Miguel Márquez, parte de su comitiva y el presidente municipal de Irapuato Ricardo Ortiz Gutiérrez, acudieron a México a dialogar con el titular de la Conade, sobre el destino del Paralímpico y la disposición de que Guanajuato se haga caso de este lugar; les dijeron que en dos semanas les repondían y han pasado más de tres meses y medio y se han cumplido seis años de su inauguración y este lugar que sería el recinto y semillero de atlertas paralímpico es hoy un auténtico “elefante blanco” de casi 400 millones de pesos.

Finanzas

Juez emplaza a GACM para informar sobre Santa Lucía

En un plazo de 10 días el Grupo tendrá que justificar la construcción y viabilidad del proyecto de López Obrador

CDMX

Buscan universidades privadas senderos seguros y estar conectadas al C5

"Lo que queremos es tener a nuestros jóvenes seguros y no vamos a quitar el dedo del renglón", dijo Armando Martínez Gómez, rector de la Universidad del Pedregal

Policía

Violencia imparable en Tlalpan; balacera deja al menos dos muertos

De acuerdo con testigos del lugar, el enfrentamiento duró por varios minutos en la calle Hocaba e Izamal a unos pasos del deportivo Rodolfo Sánchez Taboada

Sociedad

Austeridad pone al INE contra las cuerdas

Propuestas como reducir diputaciones plurinominales y desaparecer los OPLE deben ser analizadas

Finanzas

Advierte IMP alto riesgo de inundación en Dos Bocas

Detectó 56 impactos ambientales negativos durante las etapas de preparación del terreno

Finanzas

La débil gobernanza pegó a nota nacional: James McCormack

El país tiene un marco económico sólido y mantiene la confianza de los inversionistas, señala la agencia

CDMX

Pendiente, resolución sobre árboles en Línea 1 del Metrobús

Se eligió a una empresa para ampliar la estación Félix Cuevas sin saber el impacto ambiental

CDMX

[Video] Demandan actores a Sheinbaum salvar a Coyoacán

En un video solicitan convertir al centro histórico en Patrimonio Histórico de la ciudad

Finanzas

Déficit de electricidad en Yucatán es de 50%

La Península carece del gas suficiente para generar energía, pues su infraestructura no está conectada al resto de los gasoductos del país