/ miércoles 17 de octubre de 2018

Chiapas, en alerta por caravana de migrantes hondureños

Amenaza Trump con retirar apoyo a Honduras si no retornan a su país

La caravana de alrededor de dos mil migrantes hondureños que salió el pasado sábado de su país, y que se encuentra ya en Guatemala, retomó su camino rumbo a Estados Unidos vigilada por una fuerte presencia policial, mientras en Chiapas hay retraso en expedición de visas humanitarias y salvoconductos, lo que ha provocado que cientos de indocumentados sigan asentados en la entidad.

Los hondureños pasaron la noche del lunes en el departamento guatemalteco de Chiquimula, donde los habitantes del lugar les dieron café y pan dulce; algunos se acercaron a la basílica de Esquipulas a rezar y pedir protección para el viaje.

El Ejército de Guatemala puso a disposición de los migrantes tres camiones para que voluntariamente regresaran a la frontera con Honduras y muchos decidieron retornar por la incertidumbre, aunque la mayoría continuó el viaje.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó ayer con retirar “de inmediato” los fondos de ayuda que su país proporciona a Honduras si los centroamericanos no se detienen antes de llegar a territorio estadounidense.

Mike Pence, vicepresidente de EU, le exigió al mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, cooperación, mientras condenó la "falta de consideración" de Honduras respecto a la frontera estadounidense y su soberanía.

Además, el organizador del movimiento fue detenido ayer en Guatemala, dijo un testigo de Reuters. Contó que tres oficiales de la policía aseguraron en medio de la multitud al activista y exdiputado Bartolo Fuentes, líder de la caravana.

TAPACHULA, EN ALERTA

De este lado de la frontera, activistas denuncian el retraso y tope que autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) cometen en la expedición de visas humanitarias y permanentes, así como salvoconductos para inmigrantes.

Según Luis Villagrán, defensor de inmigrantes, esto ha provocado un estado de emergencia debido a que muchas familias están a la deriva, sin dinero y a la espera de que el INM y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados brinden permisos para transitar por México.

Afuera de las instalaciones del INM, al sur de Tapachula, niños y adultos aguardan para realizar trámites que regularicen su estatus en el país. Al pasar de los días, familias enteras optan por abandonar el trámite oficial y se marchan con la idea de tener suerte en su viaje hacia el norte del país.

La caravana de alrededor de dos mil migrantes hondureños que salió el pasado sábado de su país, y que se encuentra ya en Guatemala, retomó su camino rumbo a Estados Unidos vigilada por una fuerte presencia policial, mientras en Chiapas hay retraso en expedición de visas humanitarias y salvoconductos, lo que ha provocado que cientos de indocumentados sigan asentados en la entidad.

Los hondureños pasaron la noche del lunes en el departamento guatemalteco de Chiquimula, donde los habitantes del lugar les dieron café y pan dulce; algunos se acercaron a la basílica de Esquipulas a rezar y pedir protección para el viaje.

El Ejército de Guatemala puso a disposición de los migrantes tres camiones para que voluntariamente regresaran a la frontera con Honduras y muchos decidieron retornar por la incertidumbre, aunque la mayoría continuó el viaje.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó ayer con retirar “de inmediato” los fondos de ayuda que su país proporciona a Honduras si los centroamericanos no se detienen antes de llegar a territorio estadounidense.

Mike Pence, vicepresidente de EU, le exigió al mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, cooperación, mientras condenó la "falta de consideración" de Honduras respecto a la frontera estadounidense y su soberanía.

Además, el organizador del movimiento fue detenido ayer en Guatemala, dijo un testigo de Reuters. Contó que tres oficiales de la policía aseguraron en medio de la multitud al activista y exdiputado Bartolo Fuentes, líder de la caravana.

TAPACHULA, EN ALERTA

De este lado de la frontera, activistas denuncian el retraso y tope que autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) cometen en la expedición de visas humanitarias y permanentes, así como salvoconductos para inmigrantes.

Según Luis Villagrán, defensor de inmigrantes, esto ha provocado un estado de emergencia debido a que muchas familias están a la deriva, sin dinero y a la espera de que el INM y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados brinden permisos para transitar por México.

Afuera de las instalaciones del INM, al sur de Tapachula, niños y adultos aguardan para realizar trámites que regularicen su estatus en el país. Al pasar de los días, familias enteras optan por abandonar el trámite oficial y se marchan con la idea de tener suerte en su viaje hacia el norte del país.

Metrópoli

Abandona la Semovi tarifa de Bicitaxis en el Centro Histórico

Las autoridades capitalinas llevan más de cuatro años sin regular las cuotas; usuarios acusan abusos

Finanzas

Sequía paraliza empresas del sector petroquímico en Tamaulipas

Compañías del sector petroquímico están en paro ante la reducción de 50% en el suministro de agua

Sociedad

Concluye reunión de la CNTE con la SEP; pactan aumento salarial del 13%

También advirtieron que mantendrán su plantón al 4 de junio, cuando se reúnan con AMLO

Tecnología

IA agiliza respuesta de aseguradoras de autos

Alrededor de 80 por ciento de los siniestros que ocurren en las calles del país ya se atienden únicamente de forma digital, dijo directivo de la AMIS

CDMX

"No sabía que no nos querían aquí"; piden vecinos de la Juárez reubicar a migrantes

Vecinos piden reubicar a los migrantes que viven en la Plaza Giordano Bruno a espacios dignos

Mundo

Putin abre la puerta a un alto al fuego

El Kremlin “está preparando” una visita del presidente Putin a Corea del Norte, anunció la agencia rusa RIA Novosti. Pionyang es acusada de dar armas a Moscú