/ miércoles 9 de noviembre de 2016

Colapsa mina en San Luis; hay un muerto

El derrumbe de una mina en el municipio de Charcas, cobró la vida de un trabajador y otro resultó lesionado. La tragedia ocurrió poco antes de la medianoche del martes, pero fue hasta este miércoles que se confirmó, luego de que directivos de la empresa minera trataron de ocultarlo.

Los primeros reportes policíacos hacen saber que el minero que falleció fue identificado por sus familiares como Saúl Bautista R., de 37 años de edad, en tanto el sobreviviente es Antonio Mendoza R., de 25 años, ambos vecinos del municipio charquense.

La mina de la compañía “Impulsora Minera Santa Cruz, S.A. de C.V.”, se localiza en la calle Benito Juárez, y carretera Charcas-Santo Domingo, en el ejido San Rafael.

Los mineros efectuaban su trabajo cuando al parecer hubo un desprendimiento de rocas de la parte alta, es decir, de la bóveda, las que golpearon a las dos personas, una de las cuales no sobrevivió a las heridas sufridas.

Corporaciones policíacas fueron advertidas del derrumbe en el transcurso de la madrugada del miércoles, pero cuando acudieron a investigar al domicilio de la mina, funcionarios de la compañía minera no quiso revelar información alguna.

El derrumbe de una mina en el municipio de Charcas, cobró la vida de un trabajador y otro resultó lesionado. La tragedia ocurrió poco antes de la medianoche del martes, pero fue hasta este miércoles que se confirmó, luego de que directivos de la empresa minera trataron de ocultarlo.

Los primeros reportes policíacos hacen saber que el minero que falleció fue identificado por sus familiares como Saúl Bautista R., de 37 años de edad, en tanto el sobreviviente es Antonio Mendoza R., de 25 años, ambos vecinos del municipio charquense.

La mina de la compañía “Impulsora Minera Santa Cruz, S.A. de C.V.”, se localiza en la calle Benito Juárez, y carretera Charcas-Santo Domingo, en el ejido San Rafael.

Los mineros efectuaban su trabajo cuando al parecer hubo un desprendimiento de rocas de la parte alta, es decir, de la bóveda, las que golpearon a las dos personas, una de las cuales no sobrevivió a las heridas sufridas.

Corporaciones policíacas fueron advertidas del derrumbe en el transcurso de la madrugada del miércoles, pero cuando acudieron a investigar al domicilio de la mina, funcionarios de la compañía minera no quiso revelar información alguna.