/ sábado 1 de abril de 2017

Denuncia exclusion la comunidad trans mexiquense

  • Muchas prefieren seguir como invisibles

Por Violeta Huerta, El Sol de Toluca

TOLUCA, Méx. (OEM-Informex).- Integrantes de la comunidad Trans advirtieron que sufren discriminación, agresiones, violaciones a sus derechos, exclusión y siguen invisibles para muchos que no les quieren ver porque la gente cree que solo hay mujeres y hombres. Urgieron a tipificar los crímenes de odio y a expedir una Ley de Identidad Sexual.

Durante el Conversatorio de Vivencias Trans en el Día Internacional de la Visibilidad Trans explicaron que también se han generado estereotipos de que solo se dedican al trabajo sexual, cuando muchas tienen sus propios negocios, y en el caso de los hombres trans es más difícil la aceptación, por lo cual prefieren seguir invisibles.

Miranda Prent advirtió que en el caso de las mujeres muchas siguen en la invisibilidad y se les cataloga como trabajadoras sexuales, por lo cual deben trabajar en visibilizarse y que la sociedad se dé cuenta de que muchas tienen otros trabajos, forman empresas, pero temen ser visibles porque son prejuiciadas y discriminadas.

Advirtió la necesidad de hacer un frente común entre la comunidad trans femenina y masculina para luchar por tener una Ley de Identidad, con el fin de garantizar los derechos de esas personas porque están desprotegidas.

También Tanya de la Vega dijo que sufren discriminación y la visibilidad es más por un trabajo sexual y por apariencia, pero ellas luchan día con día para que las vean y la ciudadanía se dé cuenta de que pueden hacer otro trabajo: que la gente se sensibilice y entienda

Las chicas, dijo, son las más visibles, pero no para cosas positivas porque no las bajan de que solo pueden dedicarse al sexo servicio, y darles su identidad como mujeres les daría mayor seguridad.

Aidán Uriel Matamoros, el único hombre trans en el conversatorio dijo que pese a los estereotipos hay personas que no encuadran en un modelo de macho y hembra y es imposible vivir sin género, pero la identidad no es algo que les pertenece, pues desde que nacemos hay imposiciones. Nadie escapa a ese sistema de género y si son distintos, lamentó, son invisibilizados, excluidos y víctimas de arbitrariedades.

Los integrantes de la comunidad trans coincidieron en que no hay una ley que garantice sus derechos, ni se han tipificado los crímenes de odio; por lo cual advirtieron que falta organizarse, informar a la gente y no ser invisibles.

Aníbal Enríquez, especialista en esos temas advirtió que para los hombres trans es más complicado porque la sociedad es muy machista, hay violencia, ataques verbales y físicos y una transfobia, pues los hombres transexuales no son visibilizados porque muchos tratan de ocultarse por miedo a una respuesta agresiva.

Coincidieron en que enfrentan muchos obstáculos como la represión, desinformación y narraron que ha sido muy complicado lograr su proceso de cambio, pero tuvieron que aprender a reconocerse a sí mismos y a buscar identidad, pues existen presiones que los llevan a buscar la construcción social de una imagen para ser aceptados.

  • Muchas prefieren seguir como invisibles

Por Violeta Huerta, El Sol de Toluca

TOLUCA, Méx. (OEM-Informex).- Integrantes de la comunidad Trans advirtieron que sufren discriminación, agresiones, violaciones a sus derechos, exclusión y siguen invisibles para muchos que no les quieren ver porque la gente cree que solo hay mujeres y hombres. Urgieron a tipificar los crímenes de odio y a expedir una Ley de Identidad Sexual.

Durante el Conversatorio de Vivencias Trans en el Día Internacional de la Visibilidad Trans explicaron que también se han generado estereotipos de que solo se dedican al trabajo sexual, cuando muchas tienen sus propios negocios, y en el caso de los hombres trans es más difícil la aceptación, por lo cual prefieren seguir invisibles.

Miranda Prent advirtió que en el caso de las mujeres muchas siguen en la invisibilidad y se les cataloga como trabajadoras sexuales, por lo cual deben trabajar en visibilizarse y que la sociedad se dé cuenta de que muchas tienen otros trabajos, forman empresas, pero temen ser visibles porque son prejuiciadas y discriminadas.

Advirtió la necesidad de hacer un frente común entre la comunidad trans femenina y masculina para luchar por tener una Ley de Identidad, con el fin de garantizar los derechos de esas personas porque están desprotegidas.

También Tanya de la Vega dijo que sufren discriminación y la visibilidad es más por un trabajo sexual y por apariencia, pero ellas luchan día con día para que las vean y la ciudadanía se dé cuenta de que pueden hacer otro trabajo: que la gente se sensibilice y entienda

Las chicas, dijo, son las más visibles, pero no para cosas positivas porque no las bajan de que solo pueden dedicarse al sexo servicio, y darles su identidad como mujeres les daría mayor seguridad.

Aidán Uriel Matamoros, el único hombre trans en el conversatorio dijo que pese a los estereotipos hay personas que no encuadran en un modelo de macho y hembra y es imposible vivir sin género, pero la identidad no es algo que les pertenece, pues desde que nacemos hay imposiciones. Nadie escapa a ese sistema de género y si son distintos, lamentó, son invisibilizados, excluidos y víctimas de arbitrariedades.

Los integrantes de la comunidad trans coincidieron en que no hay una ley que garantice sus derechos, ni se han tipificado los crímenes de odio; por lo cual advirtieron que falta organizarse, informar a la gente y no ser invisibles.

Aníbal Enríquez, especialista en esos temas advirtió que para los hombres trans es más complicado porque la sociedad es muy machista, hay violencia, ataques verbales y físicos y una transfobia, pues los hombres transexuales no son visibilizados porque muchos tratan de ocultarse por miedo a una respuesta agresiva.

Coincidieron en que enfrentan muchos obstáculos como la represión, desinformación y narraron que ha sido muy complicado lograr su proceso de cambio, pero tuvieron que aprender a reconocerse a sí mismos y a buscar identidad, pues existen presiones que los llevan a buscar la construcción social de una imagen para ser aceptados.