/ martes 31 de enero de 2017

Descubren casos de envenenamiento en Agua Caliente, Jalisco

Por Isaura López

GUADALAJARA, Jal. (OEM-Informex).- Investigadores universitarios detectan la presencia de metales pesados en la población de la comunidad de Agua Caliente en el municipio de Poncitlán del Estado de Jalisco. Los más afectados son los menores de cinco años, quienes presentan daño renal.

La conclusión es que estos habitantes de la ribera de Chapala están sometidos incluso a una contaminación mayor que la de la Zona metropolitana.

De acuerdo con los resultados preliminares del estudio “daño renal entre pobladores de la Ribera de Chapala”, realizado por investigadores de la Universidad de Guadalajara, los menores de edad orinan metales pesados.

El profesor investigador del departamento de Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Felipe Lozano Kasten, de 544 personas a quienes se les realizó estudios para identificar la existencia de daño renal incipiente a través de microalbuminuria, 49.6 por ciento dio positivo.

De este porcentaje el sector más afectado fueron niños y niñas, en el grupo de 5 a 9 años con un 57.4 por ciento, seguido por los de 1 a 4 años con 56.5 por ciento y los de 20 a 24 años con 55.5 por ciento.

Para identificar el grado de avance del daño renal se tomaron muestras de cabello enviados a un laboratorio de Estados Unidos, y muestras de sangre son analizados. Los resultados estarán en un mes.

aproximadamente.

Los resultados preliminares del estudio de investigación serán entregados al Gobierno Federal, Estatal y municipios aledaños a la Ribera de Chapala.

El investigador Felipe Lozano mencionó que el estudio podría concluir en el primer semestre del año, en breve iniciarán con los estudios en varios factores de riesgo para desarrollar daño renal en las comunidades de Poncitlán, entre estos agua, suelo, aire, tierra, vivienda y alimentación.

Los siguientes estudios a realizar será en pesticidas y metales pesados en orina y sangre de la población, sin descartar ningún elemento de la tabla periódica.

La Universidad de Guadalajara adquirirá un equipo para detectar y medir, con certeza, metales en muestras biológicas. El costo es de más de 4.5 millones de pesos.

Por Isaura López

GUADALAJARA, Jal. (OEM-Informex).- Investigadores universitarios detectan la presencia de metales pesados en la población de la comunidad de Agua Caliente en el municipio de Poncitlán del Estado de Jalisco. Los más afectados son los menores de cinco años, quienes presentan daño renal.

La conclusión es que estos habitantes de la ribera de Chapala están sometidos incluso a una contaminación mayor que la de la Zona metropolitana.

De acuerdo con los resultados preliminares del estudio “daño renal entre pobladores de la Ribera de Chapala”, realizado por investigadores de la Universidad de Guadalajara, los menores de edad orinan metales pesados.

El profesor investigador del departamento de Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Felipe Lozano Kasten, de 544 personas a quienes se les realizó estudios para identificar la existencia de daño renal incipiente a través de microalbuminuria, 49.6 por ciento dio positivo.

De este porcentaje el sector más afectado fueron niños y niñas, en el grupo de 5 a 9 años con un 57.4 por ciento, seguido por los de 1 a 4 años con 56.5 por ciento y los de 20 a 24 años con 55.5 por ciento.

Para identificar el grado de avance del daño renal se tomaron muestras de cabello enviados a un laboratorio de Estados Unidos, y muestras de sangre son analizados. Los resultados estarán en un mes.

aproximadamente.

Los resultados preliminares del estudio de investigación serán entregados al Gobierno Federal, Estatal y municipios aledaños a la Ribera de Chapala.

El investigador Felipe Lozano mencionó que el estudio podría concluir en el primer semestre del año, en breve iniciarán con los estudios en varios factores de riesgo para desarrollar daño renal en las comunidades de Poncitlán, entre estos agua, suelo, aire, tierra, vivienda y alimentación.

Los siguientes estudios a realizar será en pesticidas y metales pesados en orina y sangre de la población, sin descartar ningún elemento de la tabla periódica.

La Universidad de Guadalajara adquirirá un equipo para detectar y medir, con certeza, metales en muestras biológicas. El costo es de más de 4.5 millones de pesos.