/ miércoles 8 de marzo de 2017

Forzaban a trabajar a ilegales por un dólar diario en centro de detención

En Aurora, Colorado, se encuentra uno de los mayores centros dedetención para deportación de Estados Unidos, operado poruna empresa privada, donde los extranjeros eran forzados a trabajarpor un dólar de sueldo al día, lo que motivó unademanda masiva que un juez acaba de admitir, luego de afectacionesestimadas a unos 50 mil migrantes en los últimos años.

Actualmente el centro de detención de Geo Group, laempresa que da servicio a Inmigración y Control de Aduanas (ICE),alberga a unos más de 700 migrantes que ingresaron deforma ilegal al país y aguardan la resolución para sudeportación, pero el lugar está diseñado para retener a unas mil500 personas.

La sobresaturación del centro es relativamente nueva, pues laestimación del número de detenidos en los dos primeros meses delaño equivale a la mitad de los casi 4 mil que se aseguran en ellugar por periodos que pueden ser de unas cuantas horas, a tres o 4meses, en lo que se dicta la orden formal de expulsión de EstadosUnidos.

La empresa cobra al Gobierno federal 130 dólares porcada inmigrante detenido, en promedio, según loscontratos globales que tiene, con lo que debe costear alimentacióny alojamiento de los detenidos, así como auxilio legal para elproceso que sigue el ICE para las deportaciones.

Geo es una de las dos empresas que tienen contratos con elGobierno de EU para procesar a los detenidos que serán deportados,ya que el ICE requiere de instalaciones que no tiene comodependencias públicas, razón por la que recurre a prestadores deservicios privados, en un modelo similar con el que operan algunascárceles en este país.

El grupo es multinacional y ofrece soluciones agobiernos de todo el mundo, para la reclusión y rehabilitación dereos de todo tipo, desde peligrosos criminales hasta delincuentescomunes que son ingresados a rigurosos programas de rehabilitaciónpara su posterior liberación. Y desde luego, paracriminales, así los considera Estados Unidos, como los queingresan al país sin documentación, pues en Estados Unidos es uncrimen lo que otras naciones consideran una falta administrativa nopunible en la mayor parte de los casos, aunque los detenidos noestán ahí para purgar una sentencia, sino para esperar suexpulsión del territorio. Geo ofrece serviciostotalmente diversificados y rentables que aportan mayor calidad ymejores resultados”, es lo que promueve la multinacional en susitio de internet, donde presume contratos con gobiernos de variospaíses para el manejo de las cárceles. El modelo del contrato esla asociación público-privada, tanto para la construcción deinfraestructura como para la operación, de tal forma que Geo puedeemplear a los reos, así lo marcan sus modelos de rehabilitación,haciéndolos productivos para determinadas tareas, además decobrar al gobierno manutención y otras inversiones querealiza. Lee también: 

 EL CENTRO DE DETENCIÓN DEAURORA

Ubicado en la calle Oakland y 33, el Aurora ICE ProcessingCenter es escenario de protestas cada mes, por parte de activistasen derechos humanos que demandan el cese a la persecución ycriminalización de inmigrantes.

En este lugar se recluyen diariamente decenas de detenidos porel ICE en varias partes del país, pues la logística y ladecisión de internamiento no se conoce del todo, debido a razonesde seguridad nacional, por lo que pueden estar en este lugar de lazona metropolitana de Denver tanto inmigrantes asegurados enlugares cercanos, como otros detenidos en cualquier parte delterritorio de Estados Unidos, de cualquier país del mundo.

El centro se compone de áreas administrativas, estacionamientoexclusivamente para empleados, comedores y celdas donde sonrecluidos en espera de su deportación hasta 6 inmigrantes en cadaespacio, los cuales comúnmente no pueden comunicarse, pues nohablan siquiera el mismo idioma.

Todo el día llegan al Centro Geo o del ICE, como se conoce,decenas de personas en busca de sus familiares, pues en lasdetenciones la agencia federal no suele avisar a los parientes deldetenido las razones del arresto o aseguramiento, como tampoco ellugar de retención.

Por ello llega la gente en busca de información de familiares yseres queridos, para lo cual se les piden fotos, nombres completos,lugar de origen, expedientes judiciales abiertos y otros datosprecisos para facilitar su localización.

“Esto es injusto, hay muchos encerrados aquí sinhaber cometido algún delito, simplemente por la falta de un pedazode papel”, dice Patrick, uno de los integrantes del Comité deAmigos Americanos que lucha a favor de los inmigrantes.

“Para empezar, hay que distinguir entre lo que son criminalesy lo que son inmigrantes, aquí no se distingue eso. Y loscriminales pueden ser americanos, africanos, latinos, negros. Serinmigrante no es ser ilegal”, defiende el activista, quien siendoestadounidense participa cada mes en las marchas contra Geo y elICE.

Lee más: 

 EL SITIO DE LA CONTROVERSIANACIONAL

La semana pasada el Centro de Detención de Aurora de Geo-ICEfue el protagonista de una polémica que se extiende por todoEstados Unidos, pues el juez federal John Kane admitió una demandaque presentó hace 3 años un grupo de 9 migrantes presos en estelugar y falló a favor de que dicha acusación sea masiva e incluyahasta los más de 50 mil reos que han pasado por esa prisión desdeel 2004 hasta la fecha.

La acusación es por trabajos forzados y enriquecimiento ilegal,por el uso de detenidos para el trabajo de mantenimiento de laprisión, pues los inmigrantes detenidos en espera de sudeportación tenían que hacer labores de limpieza y otras tareascomo preparar la comida, cortarles el pelo a otros reos, además detrabajos que corresponden exclusivamente a la concesionaria delservicio, es decir a Geo. Pero Geo contrató personal devigilancia, administradores, directivos y no personal para lastareas a las que se forzaba a los inmigrantes.

A los detenidos se les obligaba a limpiar baños, duchas,sanitarios y ventanas, limpiar y mantener el dispensario médico ysus baños, limpiar cuartos de pacientes, trapear el piso y pasarcera, lavar la ropa del dispensario y de los detenidos, preparar yservir comidas, asistir en preparar comidas de los agentes deseguridad para eventos de la compañía, hacer de barbero a losdetenidos y trabajo secretarial, entre otros.

A pesar de que el “Programa de Sanidad” del manual de laempresa carcelaria establece que los detenidos deben hacer sulimpieza personal del lugar que habitan, la demanda alega que setrata de “trabajos forzados” especialmente porque se castiga alos que no lo hagan con diversas sanciones, incluyendo el uso deuna “celda de aislamiento”.

En algunos modelos de prisión en Estados Unidos es aceptableque los detenidos realicen trabajos como parte de su proceso derehabilitación, para una posterior reinserción o regreso a lacomunidad, pero tratándose de un centro de detención civil y nopenal o criminal, obligarlos a realizar labores para ahorrarrecursos de la empresa es inadmisible, según los razonamientos dela demanda promovida.

La demanda señala que Geo ha obtenido del Gobierno federalmillones de dólares, sin una estimación precisa, de formaindebida, pues mediante los contratos debería solventar sus gastosde operación y mantenimiento, pero al forzar a los detenidos ahacer esas labores, incrementaba sus ganancias de formairregular.

Respecto a esta demanda, el Centro de Detención en Aurora senegó a dar una respuesta a través del personal que atiende larecepción y se remitió a su sitio de internet, donde, señalaronempleados, se manifiesta que todas sus operaciones se basan enestándares federales estadounidenses.

ACCIONES POR LOS CIELOS GRACIAS A TRUMP

Las acciones de las dos operadoras privadas de cárceles deEstados Unidos, Grupo Geo y CoreCivic, se han ido a los cielos enlos mercados bursátiles tras el triunfo de Donald Trump en elpasado mes de noviembre.

Según el Washington Post en su edición del pasado 3 de marzo,Geo y CoreCivic (anteriormente conocida como CorrectionsCorporation of America), donaron a la campaña del candidatorepublicano medio millón de dólares en conjunto y ahora se hanbeneficiado de las acciones presidenciales.

Desde que Trump asumió el cargo, comenzó a cambiar lapolítica de la administración anterior, que buscaba tener menordependencia de las cárceles y centros de detención privados, loque ha dado nuevo impulso a este tipo de negocios.

En Aurora, Colorado, se encuentra uno de los mayores centros dedetención para deportación de Estados Unidos, operado poruna empresa privada, donde los extranjeros eran forzados a trabajarpor un dólar de sueldo al día, lo que motivó unademanda masiva que un juez acaba de admitir, luego de afectacionesestimadas a unos 50 mil migrantes en los últimos años.

Actualmente el centro de detención de Geo Group, laempresa que da servicio a Inmigración y Control de Aduanas (ICE),alberga a unos más de 700 migrantes que ingresaron deforma ilegal al país y aguardan la resolución para sudeportación, pero el lugar está diseñado para retener a unas mil500 personas.

La sobresaturación del centro es relativamente nueva, pues laestimación del número de detenidos en los dos primeros meses delaño equivale a la mitad de los casi 4 mil que se aseguran en ellugar por periodos que pueden ser de unas cuantas horas, a tres o 4meses, en lo que se dicta la orden formal de expulsión de EstadosUnidos.

La empresa cobra al Gobierno federal 130 dólares porcada inmigrante detenido, en promedio, según loscontratos globales que tiene, con lo que debe costear alimentacióny alojamiento de los detenidos, así como auxilio legal para elproceso que sigue el ICE para las deportaciones.

Geo es una de las dos empresas que tienen contratos con elGobierno de EU para procesar a los detenidos que serán deportados,ya que el ICE requiere de instalaciones que no tiene comodependencias públicas, razón por la que recurre a prestadores deservicios privados, en un modelo similar con el que operan algunascárceles en este país.

El grupo es multinacional y ofrece soluciones agobiernos de todo el mundo, para la reclusión y rehabilitación dereos de todo tipo, desde peligrosos criminales hasta delincuentescomunes que son ingresados a rigurosos programas de rehabilitaciónpara su posterior liberación. Y desde luego, paracriminales, así los considera Estados Unidos, como los queingresan al país sin documentación, pues en Estados Unidos es uncrimen lo que otras naciones consideran una falta administrativa nopunible en la mayor parte de los casos, aunque los detenidos noestán ahí para purgar una sentencia, sino para esperar suexpulsión del territorio. Geo ofrece serviciostotalmente diversificados y rentables que aportan mayor calidad ymejores resultados”, es lo que promueve la multinacional en susitio de internet, donde presume contratos con gobiernos de variospaíses para el manejo de las cárceles. El modelo del contrato esla asociación público-privada, tanto para la construcción deinfraestructura como para la operación, de tal forma que Geo puedeemplear a los reos, así lo marcan sus modelos de rehabilitación,haciéndolos productivos para determinadas tareas, además decobrar al gobierno manutención y otras inversiones querealiza. Lee también: 

 EL CENTRO DE DETENCIÓN DEAURORA

Ubicado en la calle Oakland y 33, el Aurora ICE ProcessingCenter es escenario de protestas cada mes, por parte de activistasen derechos humanos que demandan el cese a la persecución ycriminalización de inmigrantes.

En este lugar se recluyen diariamente decenas de detenidos porel ICE en varias partes del país, pues la logística y ladecisión de internamiento no se conoce del todo, debido a razonesde seguridad nacional, por lo que pueden estar en este lugar de lazona metropolitana de Denver tanto inmigrantes asegurados enlugares cercanos, como otros detenidos en cualquier parte delterritorio de Estados Unidos, de cualquier país del mundo.

El centro se compone de áreas administrativas, estacionamientoexclusivamente para empleados, comedores y celdas donde sonrecluidos en espera de su deportación hasta 6 inmigrantes en cadaespacio, los cuales comúnmente no pueden comunicarse, pues nohablan siquiera el mismo idioma.

Todo el día llegan al Centro Geo o del ICE, como se conoce,decenas de personas en busca de sus familiares, pues en lasdetenciones la agencia federal no suele avisar a los parientes deldetenido las razones del arresto o aseguramiento, como tampoco ellugar de retención.

Por ello llega la gente en busca de información de familiares yseres queridos, para lo cual se les piden fotos, nombres completos,lugar de origen, expedientes judiciales abiertos y otros datosprecisos para facilitar su localización.

“Esto es injusto, hay muchos encerrados aquí sinhaber cometido algún delito, simplemente por la falta de un pedazode papel”, dice Patrick, uno de los integrantes del Comité deAmigos Americanos que lucha a favor de los inmigrantes.

“Para empezar, hay que distinguir entre lo que son criminalesy lo que son inmigrantes, aquí no se distingue eso. Y loscriminales pueden ser americanos, africanos, latinos, negros. Serinmigrante no es ser ilegal”, defiende el activista, quien siendoestadounidense participa cada mes en las marchas contra Geo y elICE.

Lee más: 

 EL SITIO DE LA CONTROVERSIANACIONAL

La semana pasada el Centro de Detención de Aurora de Geo-ICEfue el protagonista de una polémica que se extiende por todoEstados Unidos, pues el juez federal John Kane admitió una demandaque presentó hace 3 años un grupo de 9 migrantes presos en estelugar y falló a favor de que dicha acusación sea masiva e incluyahasta los más de 50 mil reos que han pasado por esa prisión desdeel 2004 hasta la fecha.

La acusación es por trabajos forzados y enriquecimiento ilegal,por el uso de detenidos para el trabajo de mantenimiento de laprisión, pues los inmigrantes detenidos en espera de sudeportación tenían que hacer labores de limpieza y otras tareascomo preparar la comida, cortarles el pelo a otros reos, además detrabajos que corresponden exclusivamente a la concesionaria delservicio, es decir a Geo. Pero Geo contrató personal devigilancia, administradores, directivos y no personal para lastareas a las que se forzaba a los inmigrantes.

A los detenidos se les obligaba a limpiar baños, duchas,sanitarios y ventanas, limpiar y mantener el dispensario médico ysus baños, limpiar cuartos de pacientes, trapear el piso y pasarcera, lavar la ropa del dispensario y de los detenidos, preparar yservir comidas, asistir en preparar comidas de los agentes deseguridad para eventos de la compañía, hacer de barbero a losdetenidos y trabajo secretarial, entre otros.

A pesar de que el “Programa de Sanidad” del manual de laempresa carcelaria establece que los detenidos deben hacer sulimpieza personal del lugar que habitan, la demanda alega que setrata de “trabajos forzados” especialmente porque se castiga alos que no lo hagan con diversas sanciones, incluyendo el uso deuna “celda de aislamiento”.

En algunos modelos de prisión en Estados Unidos es aceptableque los detenidos realicen trabajos como parte de su proceso derehabilitación, para una posterior reinserción o regreso a lacomunidad, pero tratándose de un centro de detención civil y nopenal o criminal, obligarlos a realizar labores para ahorrarrecursos de la empresa es inadmisible, según los razonamientos dela demanda promovida.

La demanda señala que Geo ha obtenido del Gobierno federalmillones de dólares, sin una estimación precisa, de formaindebida, pues mediante los contratos debería solventar sus gastosde operación y mantenimiento, pero al forzar a los detenidos ahacer esas labores, incrementaba sus ganancias de formairregular.

Respecto a esta demanda, el Centro de Detención en Aurora senegó a dar una respuesta a través del personal que atiende larecepción y se remitió a su sitio de internet, donde, señalaronempleados, se manifiesta que todas sus operaciones se basan enestándares federales estadounidenses.

ACCIONES POR LOS CIELOS GRACIAS A TRUMP

Las acciones de las dos operadoras privadas de cárceles deEstados Unidos, Grupo Geo y CoreCivic, se han ido a los cielos enlos mercados bursátiles tras el triunfo de Donald Trump en elpasado mes de noviembre.

Según el Washington Post en su edición del pasado 3 de marzo,Geo y CoreCivic (anteriormente conocida como CorrectionsCorporation of America), donaron a la campaña del candidatorepublicano medio millón de dólares en conjunto y ahora se hanbeneficiado de las acciones presidenciales.

Desde que Trump asumió el cargo, comenzó a cambiar lapolítica de la administración anterior, que buscaba tener menordependencia de las cárceles y centros de detención privados, loque ha dado nuevo impulso a este tipo de negocios.

México

Millennials están inclinando su simpatía política hacía Andrés Manuel López Obrador

Para los especialistas en análisis político los jóvenes millennials, serán los que inclinen la balanza electoral para definir al próximo presidente de la República

Justicia

Fuerzas federales blindan Guanajuato para frenar los delitos

Más de cinco mil elementos del Ejército y la Policía Federal han llegado al estado para combatir el huachicoleo y los homicidios

CDMX

CDMX cumple con la Auditoria Superior de la Federación, dice Mancera

Falta responder cuestionamientos del gasto de dos mil 767 mdp

Automotriz

Alfa Romeo Sauber revela su bólido C37

Antes de que comience la función del “Gran Circo”, la escudería presumió lo más reciente

Automotriz

Potencia, adrenalina y lujo con Acura TLX

Para amantes de los autos deportivos, que al paso del tiempo, evolucionan con una vida familiar y añoran el rugido de los caballos de fuerza que explotan debajo del cofre

Automotriz

Historia de Jaguar Cars

Desde el retrovisor nos fijamos en esta línea

Automotriz

Taller de servicio: Tipos de tracción

Conoce los tres tipos comunes de tracción en los vehículos, un elemento que puede ser determinante en cada superficie