/ miércoles 18 de enero de 2017

En Puebla, 23 por ciento de tomas clandestinas del país

PUEBLA, Pue. (OEM-Informex).- Una de cada cuatro tomas clandestinas para robo de combustible en el país ocurre en Puebla, pues de las seis mil 245 contabilizadas a nivel nacional entre enero y noviembre de 2016, mil 245, equivalente al 23 por ciento, se hallaron en la entidad, según información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por la cifra acumulada, Puebla se mantiene como el Estado con más incidencia del delito en el país, superando a Guanajuato y Tamaulipas, que durante 2015 ocuparon los dos primeros lugares, pues en ellos se registraron mil 176 y 829 perforaciones, respectivamente.

En comparación con el año anterior, las mil 473 tomas clandestinas descubiertas en ductos de Pemex en territorio poblano, son 647 más, equivalente al 78 por ciento adicional a las 826 encontradas en la entidad durante todo 2015.

Además, representan las tomas clandestinas encontradas en Puebla durante los 11 meses de 2016, suman el 23 por ciento del total a nivel nacional, 6 mil 245.

Según las cifras proporcionadas por Pemex, las mil 473 tomas clandestinas se han descubierto en 24 municipios del estado por los que se encuentra el poliducto, siendo Tepeaca, Palmar de Bravo y Acajete, en los que hay más incidencia, con 347, 283 y 173 perforaciones, respectivamente.

Alrededor de las 15:00 horas de hoy personal de seguridad de Petróleos Mexicanos (Pemex) elementos del Ejército Mexicano y Protección Civil controlaron el incendio registrado en uno de los ductos de la paraestatal, producto de una toma clandestina en la comunidad de Progreso de Juárez, luego de 17 horas de combustión, con un saldo preliminar de cuatro camionetas calcinadas.

De acuerdo con los primeros reportes, los vecinos reportaron el incendio alrededor de las 22:00 horas del lunes, en un paraje conocido como la Nopalera, cercano la autopista Puebla-Orizaba, a la altura del kilómetro 175 más 200.

En el lugar las autoridades encontraron cuatro camionetas cargadas con bidones en los que sería transportado el combustible robado, las cuales quedaron completamente calcinadas.

PUEBLA, Pue. (OEM-Informex).- Una de cada cuatro tomas clandestinas para robo de combustible en el país ocurre en Puebla, pues de las seis mil 245 contabilizadas a nivel nacional entre enero y noviembre de 2016, mil 245, equivalente al 23 por ciento, se hallaron en la entidad, según información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por la cifra acumulada, Puebla se mantiene como el Estado con más incidencia del delito en el país, superando a Guanajuato y Tamaulipas, que durante 2015 ocuparon los dos primeros lugares, pues en ellos se registraron mil 176 y 829 perforaciones, respectivamente.

En comparación con el año anterior, las mil 473 tomas clandestinas descubiertas en ductos de Pemex en territorio poblano, son 647 más, equivalente al 78 por ciento adicional a las 826 encontradas en la entidad durante todo 2015.

Además, representan las tomas clandestinas encontradas en Puebla durante los 11 meses de 2016, suman el 23 por ciento del total a nivel nacional, 6 mil 245.

Según las cifras proporcionadas por Pemex, las mil 473 tomas clandestinas se han descubierto en 24 municipios del estado por los que se encuentra el poliducto, siendo Tepeaca, Palmar de Bravo y Acajete, en los que hay más incidencia, con 347, 283 y 173 perforaciones, respectivamente.

Alrededor de las 15:00 horas de hoy personal de seguridad de Petróleos Mexicanos (Pemex) elementos del Ejército Mexicano y Protección Civil controlaron el incendio registrado en uno de los ductos de la paraestatal, producto de una toma clandestina en la comunidad de Progreso de Juárez, luego de 17 horas de combustión, con un saldo preliminar de cuatro camionetas calcinadas.

De acuerdo con los primeros reportes, los vecinos reportaron el incendio alrededor de las 22:00 horas del lunes, en un paraje conocido como la Nopalera, cercano la autopista Puebla-Orizaba, a la altura del kilómetro 175 más 200.

En el lugar las autoridades encontraron cuatro camionetas cargadas con bidones en los que sería transportado el combustible robado, las cuales quedaron completamente calcinadas.