/ martes 4 de abril de 2017

Activistas y migrantes inician viacrucis en Tapachula

Cesar Solís, Diario del Sur

TAPACHULA, Chis. (OEM- Informex).- El director del Centro de Dignificación Humana, Luis García Villagrán, realiza un recorrido por diversas instancias de atención a población migrante establecida en Tapachula, en un movimiento que ha denominado viacrucis y que tendrá como destino final la estación migratoria Siglo XXI.

“A la comunidad cubana, hondureña, salvadoreña, de Guatemala y todos los hermanos migrantes solicitantes de refugio, con trámites de visa humanitaria, vínculo familiar, visitante temporal, reposición de tarjeta, los invitamos a que participen en este viacrucis para hacer una analogía de lo que sufren para buscar legal estancia en el país”, expresó.

El activista visitó la oficina de Comar en Tapachula, la de regularización migratoria del INM y la base de la policía municipal, sitios desde donde llamó a quienes trabajan en este tipo de instancias a ser más sensibles con el tema, pues desde los altos mandos hasta el más bajo abusan de quienes únicamente buscan estar legales en México.

Señaló que es importante la participación de la comunidad migrante establecida en Tapachula, debido a que este viacrucis partirá de las oficinas de Comar ubicadas en la 4a Poniente, entre 6a y 8a sur hacia su destino final, la estación migratoria Siglo XXI, donde se concluirá con la crucifixión de dos migrantes.

Destacó que la estación migratoria Siglo XXI es la cárcel para migrantes más grande de América Latina, además de ser un lugar de tortura donde a las personas ahí encerradas se les somete a una guerra psicológica, se les presiona, se les aplica tortura física y mental, pero lo peor es que muchos ahí son retenidos largas temporadas.

“Los trámites migratorios son excesivamente burocráticos, la sociedad de Tapachula odia a los migrantes porque se dice que ellos vienen a robar y hacer delincuencia en la región, pero los verdaderos delincuentes son políticos que están saqueando al país, de ellos el pueblo de México debería tener miedo y no de los hermanos migrantes”, aseveró.

Cesar Solís, Diario del Sur

TAPACHULA, Chis. (OEM- Informex).- El director del Centro de Dignificación Humana, Luis García Villagrán, realiza un recorrido por diversas instancias de atención a población migrante establecida en Tapachula, en un movimiento que ha denominado viacrucis y que tendrá como destino final la estación migratoria Siglo XXI.

“A la comunidad cubana, hondureña, salvadoreña, de Guatemala y todos los hermanos migrantes solicitantes de refugio, con trámites de visa humanitaria, vínculo familiar, visitante temporal, reposición de tarjeta, los invitamos a que participen en este viacrucis para hacer una analogía de lo que sufren para buscar legal estancia en el país”, expresó.

El activista visitó la oficina de Comar en Tapachula, la de regularización migratoria del INM y la base de la policía municipal, sitios desde donde llamó a quienes trabajan en este tipo de instancias a ser más sensibles con el tema, pues desde los altos mandos hasta el más bajo abusan de quienes únicamente buscan estar legales en México.

Señaló que es importante la participación de la comunidad migrante establecida en Tapachula, debido a que este viacrucis partirá de las oficinas de Comar ubicadas en la 4a Poniente, entre 6a y 8a sur hacia su destino final, la estación migratoria Siglo XXI, donde se concluirá con la crucifixión de dos migrantes.

Destacó que la estación migratoria Siglo XXI es la cárcel para migrantes más grande de América Latina, además de ser un lugar de tortura donde a las personas ahí encerradas se les somete a una guerra psicológica, se les presiona, se les aplica tortura física y mental, pero lo peor es que muchos ahí son retenidos largas temporadas.

“Los trámites migratorios son excesivamente burocráticos, la sociedad de Tapachula odia a los migrantes porque se dice que ellos vienen a robar y hacer delincuencia en la región, pero los verdaderos delincuentes son políticos que están saqueando al país, de ellos el pueblo de México debería tener miedo y no de los hermanos migrantes”, aseveró.