/ lunes 8 de febrero de 2021

Cristina pagó esto por su sueño americano; todo terminó en llamas en Camargo

La mujer migrante asesinada junto con otros migrantes en Tamaulipas tuvo que reunir más de 300 mil pesos para encontrar une mejor vida lejos de Guatemala

La familia espera los restos de Santa Cristina en lo recóndito de la montaña de Comitancillo, una de las poblaciones que durante años ha sido golpeada por la pobreza y la marginación en Guatemala.

La gente se ha visto obligada a buscar nuevos horizontes, aunque estos no siempre terminen en un buen desenlace, tal como ocurrió con esta chica integrante de una familia de ocho personas, la mayoría pequeños que aún no saben descifrar el episodio tan crudo que están viviendo.

Ella se fue porque aquí no había oportunidades de crecer ni de trabajar

San Cristina es una de las 12 víctimas que han sido identificadas tras la masacre en Tamaulipas, donde al menos 19 cuerpos fueron hallados carbonizados, al parecer, en manos del crimen organizado.

La noticia sólo era cuestión de confirmarla, pues la corazonada de una madre nunca falla. Todos en la familia sabían que se trataba de la hermana e hija que apenas hace 15 días había salido rumbo a México con la intención de llegar a Estados Unidos.

La familia de Santa Cristina espera que arriben sus restos a Comitancillo/ Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur 

“Ella se fue porque aquí no había oportunidades de crecer ni de trabajar, también buscó todos los medios para poder realizar el viaje, sobre todo porque una de sus hermanitas tiene labio leporino y quería que la sanaran aquí en Guatemala o en otra parte, pero ya vio lo que pasó, no pudo llegar y me la mataron de esa manera tan cruel”, relata su angustiada madre, quien toma un retrato de su hija finada y lo abraza, como si ella estuviera presente en el lugar.

Para las familias de las víctima la espera es una tortura. Días y noches pensando en cómo será el reencuentro con alguien que salió por propio pie caminando con una mochila y regresa en un cajón, aniquilada por la delincuencia en México.

La mujer, que apenas articula palabras y se muestra aletargada por la situación, confiesa a Organización Editorial Mexicana (OEM) que para obtener el “boleto de ida” tuvieron que buscar hasta por debajo de las piedras el dinero para pagarle al “coyote”.

“Para poder viajar entre toda la familia tuvimos que hacer un préstamo, nos quedamos endeudados con 126 mil quetzales, y todo para que ella fuera a morir de esa manera, quemada y el sufrimiento que tuvo que haber pasado”, relató.

Es decir, tuvieron que desembolsar cerca de 320 mil pesos mexicanos para llegar a morir a México, sin más camino por recorrer que el de regreso a casa en estado pulverizado y a pedazos.

De la repatriación de los cuerpos nada saben. Las familias no están desesperadas, pero sí desilusionadas ante el temor de ni quisiera poder volver a ver lo que quedó de sus seres amados. Ahora temen que el gobierno mexicano sea inepto para devolverles lo que tanto aman.

Guatemala espera a sus muertos de vuelta, en medio de un luto que deambula por todo el departamento de San Marcos, donde según sus mismo pobladores, el término exacto para este viaje de sus seres queridos, vecinos, conocidos o simplemente paisanos, ha quedado definido como sanguinario.


La familia espera los restos de Santa Cristina en lo recóndito de la montaña de Comitancillo, una de las poblaciones que durante años ha sido golpeada por la pobreza y la marginación en Guatemala.

La gente se ha visto obligada a buscar nuevos horizontes, aunque estos no siempre terminen en un buen desenlace, tal como ocurrió con esta chica integrante de una familia de ocho personas, la mayoría pequeños que aún no saben descifrar el episodio tan crudo que están viviendo.

Ella se fue porque aquí no había oportunidades de crecer ni de trabajar

San Cristina es una de las 12 víctimas que han sido identificadas tras la masacre en Tamaulipas, donde al menos 19 cuerpos fueron hallados carbonizados, al parecer, en manos del crimen organizado.

La noticia sólo era cuestión de confirmarla, pues la corazonada de una madre nunca falla. Todos en la familia sabían que se trataba de la hermana e hija que apenas hace 15 días había salido rumbo a México con la intención de llegar a Estados Unidos.

La familia de Santa Cristina espera que arriben sus restos a Comitancillo/ Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur 

“Ella se fue porque aquí no había oportunidades de crecer ni de trabajar, también buscó todos los medios para poder realizar el viaje, sobre todo porque una de sus hermanitas tiene labio leporino y quería que la sanaran aquí en Guatemala o en otra parte, pero ya vio lo que pasó, no pudo llegar y me la mataron de esa manera tan cruel”, relata su angustiada madre, quien toma un retrato de su hija finada y lo abraza, como si ella estuviera presente en el lugar.

Para las familias de las víctima la espera es una tortura. Días y noches pensando en cómo será el reencuentro con alguien que salió por propio pie caminando con una mochila y regresa en un cajón, aniquilada por la delincuencia en México.

La mujer, que apenas articula palabras y se muestra aletargada por la situación, confiesa a Organización Editorial Mexicana (OEM) que para obtener el “boleto de ida” tuvieron que buscar hasta por debajo de las piedras el dinero para pagarle al “coyote”.

“Para poder viajar entre toda la familia tuvimos que hacer un préstamo, nos quedamos endeudados con 126 mil quetzales, y todo para que ella fuera a morir de esa manera, quemada y el sufrimiento que tuvo que haber pasado”, relató.

Es decir, tuvieron que desembolsar cerca de 320 mil pesos mexicanos para llegar a morir a México, sin más camino por recorrer que el de regreso a casa en estado pulverizado y a pedazos.

De la repatriación de los cuerpos nada saben. Las familias no están desesperadas, pero sí desilusionadas ante el temor de ni quisiera poder volver a ver lo que quedó de sus seres amados. Ahora temen que el gobierno mexicano sea inepto para devolverles lo que tanto aman.

Guatemala espera a sus muertos de vuelta, en medio de un luto que deambula por todo el departamento de San Marcos, donde según sus mismo pobladores, el término exacto para este viaje de sus seres queridos, vecinos, conocidos o simplemente paisanos, ha quedado definido como sanguinario.


Elecciones 2024

Políticos registran su nombre como marca registrada

Algunos políticos no sólo registran su nombre, sino algún signo distintivo de ellos, “algo de su atuendo, una corbata, un moño"

Elecciones 2024

Candidatos por la CDMX refuerzan discursos sobre seguridad y agua

Candidatos capitalinos olvidan previo a debate el tema de la corrupción, uno de los dos tópicos a tratar hoy

Política

Reforma a Ley de Amparo saturará el Poder Judicial

La reforma a la Ley de Amparo que impulsa Morena le pegará significativamente al bolsillo de los mexicanos

Metrópoli

2023, el año con más hospitalizaciones por accidentes viales

Las cifras consideran a peatones lesionados y personas que viajaban en algún vehículo motorizado

Política

Especialistas advierten riesgos con reformas a Ley de Amnistía

Dicen que afecta los derechos de las víctimas al permitir que el Presidente perdone de manera directa

Mundo

Israelíes intensifican ofensiva en Cisjordania

Fuerzas israelíes realizaron un operativo en el territorio palestino donde asesinaron a 10 presuntos terroristas