/ domingo 5 de marzo de 2017

Localizan cuerpo de empresario secuestrado en Guerrero

Por Alejandro Caballero

Tras ser secuestrado desde el pasado lunes 27 de febrero, el integrante del comité del Consejo de Seguridad Pública Municipal de Chilpancingo y empresario de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Carlos Cruz Islas, fue localizado sin vida en el paraje Tehuxtlán en la cabecera municipal de Eduardo Neri.

Según los datos proporcionados por la Policía Ministerial, recibieron un reporte al número de emergencias 911, donde informaban el hallazgo del cuerpo, por lo que de inmediato personal de los tres órdenes de Gobierno arribaron al lugar de los hechos.

Tras recorrer el lugar, los policías señalaron que en el punto referido se encontró a un hombre privado de la vida, al parecer por disparos de arma de fuego, por lo que solicitaron la presencia de peritos y del Servicio Médico Forense (Semefo) para el levantamiento del cadáver.

Los peritos de la Fiscalía realizaron las diligencias de ley en las que encontraron en la escena del crimen varios casquillos de arma de fuego calibre 9 milímetros y lograron identificar al cadáver como el empresario Cruz Islas.

Más tarde, en conferencia de prensa, el fiscal general del Estado, Xavier Olea Peláez, confirmó que el empresario, Carlos Cruz Islas, fue encontrado asesinado en Zumpango del Río, municipio de Eduardo Neri, y agregó que esto le advierte que “tenemos graves problemas con la delincuencia organizada en nuestra ciudad capital”.

Al respecto, Olea Peláez señaló que sólo tienen una línea de investigación que indicó: “personalmente creo que es la hipótesis idónea, lamentablemente no puedo señalarles más al respecto” y agregó que nunca hubo llamadas por parte de los que lo privaron de su libertad y, la última llamada registrada que se tiene, es de Cruz Islas a su señor padre.

Aseguró que desde el primer momento en que lo encontraron muerto se desplegó un operativo para la localización de sus asesinos, mientras confesó que personalmente les dio la “mala noticia” a sus familiares, quienes se encontraban siendo atendidos psicológicamente por la Comisión de Atención a Víctimas de Delitos.

“Lo sucedido con el empresario me advierte que tenemos graves problemas con la delincuencia organizada en nuestra ciudad capital”, expresó y aseguró que ni el Gobierno del Estado a cargo de Héctor Astudillo Flores y ni la Fiscalía General del Estado evadirán sus responsabilidades al respecto.

Por Alejandro Caballero

Tras ser secuestrado desde el pasado lunes 27 de febrero, el integrante del comité del Consejo de Seguridad Pública Municipal de Chilpancingo y empresario de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Carlos Cruz Islas, fue localizado sin vida en el paraje Tehuxtlán en la cabecera municipal de Eduardo Neri.

Según los datos proporcionados por la Policía Ministerial, recibieron un reporte al número de emergencias 911, donde informaban el hallazgo del cuerpo, por lo que de inmediato personal de los tres órdenes de Gobierno arribaron al lugar de los hechos.

Tras recorrer el lugar, los policías señalaron que en el punto referido se encontró a un hombre privado de la vida, al parecer por disparos de arma de fuego, por lo que solicitaron la presencia de peritos y del Servicio Médico Forense (Semefo) para el levantamiento del cadáver.

Los peritos de la Fiscalía realizaron las diligencias de ley en las que encontraron en la escena del crimen varios casquillos de arma de fuego calibre 9 milímetros y lograron identificar al cadáver como el empresario Cruz Islas.

Más tarde, en conferencia de prensa, el fiscal general del Estado, Xavier Olea Peláez, confirmó que el empresario, Carlos Cruz Islas, fue encontrado asesinado en Zumpango del Río, municipio de Eduardo Neri, y agregó que esto le advierte que “tenemos graves problemas con la delincuencia organizada en nuestra ciudad capital”.

Al respecto, Olea Peláez señaló que sólo tienen una línea de investigación que indicó: “personalmente creo que es la hipótesis idónea, lamentablemente no puedo señalarles más al respecto” y agregó que nunca hubo llamadas por parte de los que lo privaron de su libertad y, la última llamada registrada que se tiene, es de Cruz Islas a su señor padre.

Aseguró que desde el primer momento en que lo encontraron muerto se desplegó un operativo para la localización de sus asesinos, mientras confesó que personalmente les dio la “mala noticia” a sus familiares, quienes se encontraban siendo atendidos psicológicamente por la Comisión de Atención a Víctimas de Delitos.

“Lo sucedido con el empresario me advierte que tenemos graves problemas con la delincuencia organizada en nuestra ciudad capital”, expresó y aseguró que ni el Gobierno del Estado a cargo de Héctor Astudillo Flores y ni la Fiscalía General del Estado evadirán sus responsabilidades al respecto.