/ martes 24 de enero de 2017

Marchan cafeticultores veracruzanos contra la corrupción e importaciones

Miguel Salazar, Diario de Xalapa

XALAPA, Ver. (OEM-Informex).- Productores de café marcharon sobre las principales calles y avenidas de esta capital para exigir a la Federación frenar las importaciones que, aseguraron, le han hecho un grave daño a la producción local en agravio de miles de campesinos que viven del aromático.

Los caficultores se plantaron una vez más sobre la plazoleta Sebastián Lerdo de Tejada, donde recalcaron ser uno de los sectores más afectados por la corrupción, por las plagas y la falta de insumos que les impide fortalecer la superficie cafetalera y su economía.

De acuerdo con el integrante del Consejo Regional de Café de Coatepec y asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, Fernando Celis Callejas, casi el 60 por ciento del café que se consume en México es importado, por lo que se estima que alrededor de 3 millones de sacos que se consumen en la nación llegan de Vietnam y un millón y medio de Honduras. La mayor afectación es para el estado, pues la entidad es una de las principales productoras del grano.

El café que ingresa “de contrabando”, advirtió, es reembolsado y mezclado con el nacional con fines de exportación, lo que además rebaja la calidad del café que se produce en el país, en este caso el veracruzano.

Otro golpe que los daña, abundó, es el recorte presupuestal de un 20 por ciento para la Sagarpa. Durante 2016 se destinaron mil 300 millones de pesos federales para la renovación de cafetales y asistencia técnica en el estado, por lo que ahora se esperan 730 millones. TEMEN FIN DE LA PRODUCCIÓN EN 15 AÑOS

La caída del precio, las plagas y la corrupción ocasionan que el sector cafetalero de Veracruz sufra grandes pérdidas y una mayor pobreza. Por lo tanto hay abandono de fincas e introducción desmedida de grano extranjero, denuncian cafetaleros, quienes temen se acabe producción en unos 15 años.

La migración no cesa en los 56 municipios cafetaleros y la falta de recursos económicos impide que algunos menores y adolescentes puedan continuar con sus estudios, al grado de verse en la necesidad de abandonar sus hogares para buscar el sustento familiar en otras entidades. El desempleo y la falta de educación ocasionan que entre los jóvenes haya quienes son atraídos por la delincuencia y la drogadicción.

Los productores recuerdan con nostalgia “los buenos tiempos del café”, allá por los años 80´s, sin embargo, en la actualidad su cultivo y cosecha dejaron de ser redituables. Muchos ejidatarios y dueños de parcelas han decidido lotificarlas y venderlas o de plano dejarlas en total abandono.

Comúnmente la cosecha de café iniciaba en septiembre y culminaba en marzo del siguiente año, sin embargo, actualmente los sembradíos lucen sin actividad y en su mayoría deteriorados a causa de la roya que llevó a la ruina a un sinnúmero de productores. A pesar de esta situación el robo de los pocos granos de café suele darse en las fincas.

Miguel Salazar, Diario de Xalapa

XALAPA, Ver. (OEM-Informex).- Productores de café marcharon sobre las principales calles y avenidas de esta capital para exigir a la Federación frenar las importaciones que, aseguraron, le han hecho un grave daño a la producción local en agravio de miles de campesinos que viven del aromático.

Los caficultores se plantaron una vez más sobre la plazoleta Sebastián Lerdo de Tejada, donde recalcaron ser uno de los sectores más afectados por la corrupción, por las plagas y la falta de insumos que les impide fortalecer la superficie cafetalera y su economía.

De acuerdo con el integrante del Consejo Regional de Café de Coatepec y asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, Fernando Celis Callejas, casi el 60 por ciento del café que se consume en México es importado, por lo que se estima que alrededor de 3 millones de sacos que se consumen en la nación llegan de Vietnam y un millón y medio de Honduras. La mayor afectación es para el estado, pues la entidad es una de las principales productoras del grano.

El café que ingresa “de contrabando”, advirtió, es reembolsado y mezclado con el nacional con fines de exportación, lo que además rebaja la calidad del café que se produce en el país, en este caso el veracruzano.

Otro golpe que los daña, abundó, es el recorte presupuestal de un 20 por ciento para la Sagarpa. Durante 2016 se destinaron mil 300 millones de pesos federales para la renovación de cafetales y asistencia técnica en el estado, por lo que ahora se esperan 730 millones. TEMEN FIN DE LA PRODUCCIÓN EN 15 AÑOS

La caída del precio, las plagas y la corrupción ocasionan que el sector cafetalero de Veracruz sufra grandes pérdidas y una mayor pobreza. Por lo tanto hay abandono de fincas e introducción desmedida de grano extranjero, denuncian cafetaleros, quienes temen se acabe producción en unos 15 años.

La migración no cesa en los 56 municipios cafetaleros y la falta de recursos económicos impide que algunos menores y adolescentes puedan continuar con sus estudios, al grado de verse en la necesidad de abandonar sus hogares para buscar el sustento familiar en otras entidades. El desempleo y la falta de educación ocasionan que entre los jóvenes haya quienes son atraídos por la delincuencia y la drogadicción.

Los productores recuerdan con nostalgia “los buenos tiempos del café”, allá por los años 80´s, sin embargo, en la actualidad su cultivo y cosecha dejaron de ser redituables. Muchos ejidatarios y dueños de parcelas han decidido lotificarlas y venderlas o de plano dejarlas en total abandono.

Comúnmente la cosecha de café iniciaba en septiembre y culminaba en marzo del siguiente año, sin embargo, actualmente los sembradíos lucen sin actividad y en su mayoría deteriorados a causa de la roya que llevó a la ruina a un sinnúmero de productores. A pesar de esta situación el robo de los pocos granos de café suele darse en las fincas.