/ miércoles 7 de diciembre de 2016

Mueren dos policías municipales de Orizaba tras balacera

Orizaba,Ver.- Dos policías municipales que viajaban a bordo de la patrulla PA-66, fueron emboscados y acribillados por un comando armado, la noche de ayer en el Trébol de Escamela.

Los preventivos fueron llevados con vida al sanatorio Orizaba-Covadonga, uno murió en el trayecto y el otro cuando recibía los primeros auxilios en el área de terapia intensiva.

Los uniformados caídos en cumplimiento de su deber son José Salvador Domínguez Asunción y Vicente Sánchez Nemitle.

La agresión generó una intensa movilización de la Fuerza Civil, Seguridad Pública, Federal, Ministerial y preventiva de diferentes municipios en busca de los sicarios.

Fue ayer a las 20:50 horas, cuando los policías a bordo de la patrulla Beta PA-66 recorrían la Prolongación de Oriente 6 hasta llegar a la Facultad de Ciencias Químicas, luego tomaron el Trébol de Escamela para emprender el regreso.

Sobre las áreas verdes, presuntamente se encontraban dos vehículos aparcados y con las luces apagadas.

Al paso de la unidad oficial, los sujetos descendieron de los autos y acribillaron a los uniformados con armas de grueso calibre.

La patrulla quedó sin control sobre el ramal que conduce a la autopista rumbo a Córdoba, después salió del camino y chocó con un montículo de arena.

Tras la emboscada, los agresores se dieron a la fuga con rumbo desconocido, mientras que testigos reportaban la balacera.

Otros policías llegaron al lugar y auxiliaron a sus compañeros que estaban gravemente heridos para trasladarlos en la patrulla PA-72 al sanatorio particular, desafortunadamente los dos fallecieron.

El alcalde Juan Manuel Diez y el director de Gobernación Juan Ramón Herebia Hernández, arribaron al nosocomio, el cual fue sitiado por fuerzas federales, estatales y locales.

En el lugar donde se dio el ataque quedaron por lo menos 40 casquillos percutidos al parecer de AK-47

Orizaba,Ver.- Dos policías municipales que viajaban a bordo de la patrulla PA-66, fueron emboscados y acribillados por un comando armado, la noche de ayer en el Trébol de Escamela.

Los preventivos fueron llevados con vida al sanatorio Orizaba-Covadonga, uno murió en el trayecto y el otro cuando recibía los primeros auxilios en el área de terapia intensiva.

Los uniformados caídos en cumplimiento de su deber son José Salvador Domínguez Asunción y Vicente Sánchez Nemitle.

La agresión generó una intensa movilización de la Fuerza Civil, Seguridad Pública, Federal, Ministerial y preventiva de diferentes municipios en busca de los sicarios.

Fue ayer a las 20:50 horas, cuando los policías a bordo de la patrulla Beta PA-66 recorrían la Prolongación de Oriente 6 hasta llegar a la Facultad de Ciencias Químicas, luego tomaron el Trébol de Escamela para emprender el regreso.

Sobre las áreas verdes, presuntamente se encontraban dos vehículos aparcados y con las luces apagadas.

Al paso de la unidad oficial, los sujetos descendieron de los autos y acribillaron a los uniformados con armas de grueso calibre.

La patrulla quedó sin control sobre el ramal que conduce a la autopista rumbo a Córdoba, después salió del camino y chocó con un montículo de arena.

Tras la emboscada, los agresores se dieron a la fuga con rumbo desconocido, mientras que testigos reportaban la balacera.

Otros policías llegaron al lugar y auxiliaron a sus compañeros que estaban gravemente heridos para trasladarlos en la patrulla PA-72 al sanatorio particular, desafortunadamente los dos fallecieron.

El alcalde Juan Manuel Diez y el director de Gobernación Juan Ramón Herebia Hernández, arribaron al nosocomio, el cual fue sitiado por fuerzas federales, estatales y locales.

En el lugar donde se dio el ataque quedaron por lo menos 40 casquillos percutidos al parecer de AK-47