/ jueves 4 de mayo de 2017

Se imponen ataques en segundo debate en Coahuila

Por Miguel Campos

TORREÓN.- Las críticas y las descalificaciones volvieron a pesar más que las propuestas durante el segundo debate político de candidatos al gobierno del Estado que se celebró bajo la organización del Instituto Electoral de Coahuila (IEC), que para ello contó con el respaldo de la sociedad civil representada por Canacintra Torreón.

Para desencanto de los ciudadanos que esperaban un cambio en la actitud de quienes contienden por encabezar al nuevo gobierno estatal, éstos al igual que en el primer debate del 19 de abril, volvieron a privilegiar el ataque por encima de la propuesta.

Ciertamente atendieron el programa definido previamente para que plantearan sus propuestas de trabajo en los ejes temáticos de desarrollo económico, finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, y desarrollo social, pero desde el principio todos sucumbieron a la tentación de criticar y denostar, y desde luego ninguno perdió la oportunidad de responder a las constantes alusiones personales que no cesaban.

Sobre el escenario del teatro Nazas y ante un público conformado por alrededor de 600 invitados, debatieron Miguel Ángel Riquelme del PRI y la coalición “Por un Coahuila Seguro”, Guillermo Anaya Llamas del PAN y la “Alianza Ciudadana por Coahuila”, Mary Telma Guajardo Villarreal del PRD, Armando Guadiana Tijerina de Morena, y José Ángel Pérez Hernández del PT, así como los candidatos independientes Javier Guerrero García y Luis Horacio Salinas Valdez.

Puntual a las 19:00 horas, el debate se inició con la presentación de los candidatos hecha por ellos mismos en exposiciones de un minuto cada una.

Vinieron luego las cuatro rondas de debate, que arrancaron con la propuesta de Riquelme en materia de desarrollo económico.

Más tarde, les correspondería abrir participación en los temas de finanzas públicas, transparencia y desarrollo social, respectivamente, a Guadiana, Pérez y Guerrero. Después de cada ronda se abrió un espacio para réplica de dos minutos para cada uno.

Con la participación del periodista Carlos Puig como moderador, transcurrió el debate en el que el intercambio de acusaciones mucho se hizo notar, sobre todo entre el panista Anaya y el priista Riquelme, y donde José Ángel Pérez del PT repartía críticas y señalamientos para todos.

Por lo demás, mucho se repitió en voz de varios de los debatientes que el PRI y el PAN son lo mismo y hasta cómplices en la corrupción y en la llamada megadeuda de Coahuila, que por cierto resultó ser el tema predominante cada vez que se advertía que habrá castigo para los responsables de la crisis financiera del estado.

Sobre esto último, José Pérez sentenció que es su intención emprender no una cacería de brujas, sino de ratas, esto solo por mencionar un ejemplo del tipo de lenguaje y de calificativos a los que se recurrió a lo largo de este ejercicio en el que, como ya se mencionó, se confrontaron más las agresiones verbales que las ideas propositivas.

Pie de foto Una vez más las propuestas quedaron en segundo plano, al ceder los candidatos a la tentación de criticar y denostar, en el segundo debate organizado por el IEC.

Por Miguel Campos

TORREÓN.- Las críticas y las descalificaciones volvieron a pesar más que las propuestas durante el segundo debate político de candidatos al gobierno del Estado que se celebró bajo la organización del Instituto Electoral de Coahuila (IEC), que para ello contó con el respaldo de la sociedad civil representada por Canacintra Torreón.

Para desencanto de los ciudadanos que esperaban un cambio en la actitud de quienes contienden por encabezar al nuevo gobierno estatal, éstos al igual que en el primer debate del 19 de abril, volvieron a privilegiar el ataque por encima de la propuesta.

Ciertamente atendieron el programa definido previamente para que plantearan sus propuestas de trabajo en los ejes temáticos de desarrollo económico, finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, y desarrollo social, pero desde el principio todos sucumbieron a la tentación de criticar y denostar, y desde luego ninguno perdió la oportunidad de responder a las constantes alusiones personales que no cesaban.

Sobre el escenario del teatro Nazas y ante un público conformado por alrededor de 600 invitados, debatieron Miguel Ángel Riquelme del PRI y la coalición “Por un Coahuila Seguro”, Guillermo Anaya Llamas del PAN y la “Alianza Ciudadana por Coahuila”, Mary Telma Guajardo Villarreal del PRD, Armando Guadiana Tijerina de Morena, y José Ángel Pérez Hernández del PT, así como los candidatos independientes Javier Guerrero García y Luis Horacio Salinas Valdez.

Puntual a las 19:00 horas, el debate se inició con la presentación de los candidatos hecha por ellos mismos en exposiciones de un minuto cada una.

Vinieron luego las cuatro rondas de debate, que arrancaron con la propuesta de Riquelme en materia de desarrollo económico.

Más tarde, les correspondería abrir participación en los temas de finanzas públicas, transparencia y desarrollo social, respectivamente, a Guadiana, Pérez y Guerrero. Después de cada ronda se abrió un espacio para réplica de dos minutos para cada uno.

Con la participación del periodista Carlos Puig como moderador, transcurrió el debate en el que el intercambio de acusaciones mucho se hizo notar, sobre todo entre el panista Anaya y el priista Riquelme, y donde José Ángel Pérez del PT repartía críticas y señalamientos para todos.

Por lo demás, mucho se repitió en voz de varios de los debatientes que el PRI y el PAN son lo mismo y hasta cómplices en la corrupción y en la llamada megadeuda de Coahuila, que por cierto resultó ser el tema predominante cada vez que se advertía que habrá castigo para los responsables de la crisis financiera del estado.

Sobre esto último, José Pérez sentenció que es su intención emprender no una cacería de brujas, sino de ratas, esto solo por mencionar un ejemplo del tipo de lenguaje y de calificativos a los que se recurrió a lo largo de este ejercicio en el que, como ya se mencionó, se confrontaron más las agresiones verbales que las ideas propositivas.

Pie de foto Una vez más las propuestas quedaron en segundo plano, al ceder los candidatos a la tentación de criticar y denostar, en el segundo debate organizado por el IEC.