/ miércoles 8 de febrero de 2017

Se levantan comuneros de San José El Llanito

Rodrigo Medina, El Sol de Toluca

LERMA, Méx. (OEM-Informex).- Derivado de una supuesta invasión a sus tierras, comuneros de la población de San José El Llanito montan guardias las 24 horas del día para evitar que los invasores se apropien de varias hectáreas de terrenos que son catalogadas como nacionales, pero que al parecer fueron transformadas en comunales y mientras ninguna autoridad le quiere entrar al conflicto, la posibilidad de un enfrentamiento se encuentra latente.

Durante una visita realizada a la zona en conflicto, pobladores mencionaron que todo comenzó cuando invasores provenientes de municipios del Valle de México se asentaron en esta zona e inclusive formaron la colonia Nueva Ameyalco. Sin embargo, poco a poco se fueron apropiando de más terrenos, y por ende, invadieron tierras de la comunidad de San José El Llanito.

Esto, provocó el enojo de los comuneros, “solo vinieron y dijeron que estos eran sus terrenos y que teníamos que desalojar. De hecho, a unas señoras que viven por esta zona hasta las amenazaron de muerte y les dijeron que les gustaba su casa, así es que tenían que desocuparla”, añadió una vecina.

Indicó que hace muchos años todos esos terrenos que conforman una superficie de casi 96 hectáreas eran lagunas, pero las secaron por llevarse el agua a la Ciudad de México, por ende, esos predios fueron otorgados a la comunidad para siembra, y por tanto, fueron declarados terrenos nacionales.

Sin embargo, dijeron, que de la noche a la mañana convirtieron algunos predios en comunales y fue como comenzaron a venderlos y edificar casas, pero hace apenas unos días algunos invasores comenzaron a apoderarse de algunos predios a tal grado que hoy se dicen ser dueños de por lo menos 20 hectáreas.

Indicaron que solo dicen ser comuneros de Lerma, sin embargo, son invasores que se quieren apropiar de terrenos pertenecientes a pobladores de San José El Llanito, “llegan y colocan casas sobrepuestas con madera o otros materiales y así comienzan a adueñarse de los terrenos, pero en esta ocasión no los vamos a dejar, pues defenderemos lo que nos dejaron nuestros padres”, detalló una de las afectadas.

Para ello, destacaron que el pasado domingo, los invasores pretendían cerrar un camino para delimitar lo que según ellos, es de su propiedad, pero comuneros de San José El Llanito tocaron las campanas y en cuestión de minutos acudieron al sitio, “ellos tenían maquinaria y también ya venían armados, hasta niños con machetes venían en la bola. Casi se presenta un enfrentamiento”, añadió un vecino.

Indicaron que ante la posibilidad de suscitarse una pelea con los invasores, se pidió el apoyo de la policía, pero fue hasta la llegada de policías estatales, federales y elementos del Ejército Mexicano, cuando decidieron retirarse.

Explicaron que para estar al pendiente de sus tierras, optaron por convertir una casa en un lugar para efectuar guardias las 24 horas del día y evitar que los invasores entren a sus tierras, “aquí estamos vigilando para que los invasores no vengan, ya quemaron esa parte de tierra y se han inclusive aprovechado de las cosechas de maíz, pero no los vamos a dejar”, dijo uno de los guardias ciudadanos.

Asimismo, mencionaron que ya pidieron el apoyo de las autoridades municipales y estatales, pero no ha habido respuesta alguna, “queremos que las autoridades le den importancia a esta problemática, pues esto puede provocar un enfrentamiento con muertos, sobre todo porque los invasores son quienes han amenazado de muerte a los dueños de la tierra que somos nosotros”, finalizó otro de los que se encontraban en ese lugar.

Rodrigo Medina, El Sol de Toluca

LERMA, Méx. (OEM-Informex).- Derivado de una supuesta invasión a sus tierras, comuneros de la población de San José El Llanito montan guardias las 24 horas del día para evitar que los invasores se apropien de varias hectáreas de terrenos que son catalogadas como nacionales, pero que al parecer fueron transformadas en comunales y mientras ninguna autoridad le quiere entrar al conflicto, la posibilidad de un enfrentamiento se encuentra latente.

Durante una visita realizada a la zona en conflicto, pobladores mencionaron que todo comenzó cuando invasores provenientes de municipios del Valle de México se asentaron en esta zona e inclusive formaron la colonia Nueva Ameyalco. Sin embargo, poco a poco se fueron apropiando de más terrenos, y por ende, invadieron tierras de la comunidad de San José El Llanito.

Esto, provocó el enojo de los comuneros, “solo vinieron y dijeron que estos eran sus terrenos y que teníamos que desalojar. De hecho, a unas señoras que viven por esta zona hasta las amenazaron de muerte y les dijeron que les gustaba su casa, así es que tenían que desocuparla”, añadió una vecina.

Indicó que hace muchos años todos esos terrenos que conforman una superficie de casi 96 hectáreas eran lagunas, pero las secaron por llevarse el agua a la Ciudad de México, por ende, esos predios fueron otorgados a la comunidad para siembra, y por tanto, fueron declarados terrenos nacionales.

Sin embargo, dijeron, que de la noche a la mañana convirtieron algunos predios en comunales y fue como comenzaron a venderlos y edificar casas, pero hace apenas unos días algunos invasores comenzaron a apoderarse de algunos predios a tal grado que hoy se dicen ser dueños de por lo menos 20 hectáreas.

Indicaron que solo dicen ser comuneros de Lerma, sin embargo, son invasores que se quieren apropiar de terrenos pertenecientes a pobladores de San José El Llanito, “llegan y colocan casas sobrepuestas con madera o otros materiales y así comienzan a adueñarse de los terrenos, pero en esta ocasión no los vamos a dejar, pues defenderemos lo que nos dejaron nuestros padres”, detalló una de las afectadas.

Para ello, destacaron que el pasado domingo, los invasores pretendían cerrar un camino para delimitar lo que según ellos, es de su propiedad, pero comuneros de San José El Llanito tocaron las campanas y en cuestión de minutos acudieron al sitio, “ellos tenían maquinaria y también ya venían armados, hasta niños con machetes venían en la bola. Casi se presenta un enfrentamiento”, añadió un vecino.

Indicaron que ante la posibilidad de suscitarse una pelea con los invasores, se pidió el apoyo de la policía, pero fue hasta la llegada de policías estatales, federales y elementos del Ejército Mexicano, cuando decidieron retirarse.

Explicaron que para estar al pendiente de sus tierras, optaron por convertir una casa en un lugar para efectuar guardias las 24 horas del día y evitar que los invasores entren a sus tierras, “aquí estamos vigilando para que los invasores no vengan, ya quemaron esa parte de tierra y se han inclusive aprovechado de las cosechas de maíz, pero no los vamos a dejar”, dijo uno de los guardias ciudadanos.

Asimismo, mencionaron que ya pidieron el apoyo de las autoridades municipales y estatales, pero no ha habido respuesta alguna, “queremos que las autoridades le den importancia a esta problemática, pues esto puede provocar un enfrentamiento con muertos, sobre todo porque los invasores son quienes han amenazado de muerte a los dueños de la tierra que somos nosotros”, finalizó otro de los que se encontraban en ese lugar.