/ martes 21 de febrero de 2017

Sequía golpea a Chiapas y Tabasco

  • Afectan incendios a casi 300 hectáreas de las ANP chiapanecas

Erick Suárez y José Guadalupe Pérez, El heraldo de Chiapas y Tabasco

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (OEM-Informex).- En lo que va del estiaje ocurrieron dos quemas que impactaron 241 hectáreas de áreas naturales protegidas (ANP) del estado, dijo ayer el titular de la Dirección Regional de la Frontera Sur, Istmo y Pacífico Sur, Joaquín Zebadúa Alva.

El funcionario de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) anunció que este año disponen de 11 millones de pesos (mdp) para prevenir y sofocar conflagraciones. La bolsa es similar a la que dispusieron en 2016 con todo y recorte presupuestal.

En las ANP está el patrimonio natural de las chiapanecas y los chiapanecos. Que la gente tenga certeza que las autoridades trabajarán para conservarlo, comentó durante una conferencia de prensa.

Informó que para este ejercicio tienen dos metas. El primero, reducir el número de siniestros en la Reserva de la Biósfera “La Sepultura”, la ANP que actualmente tiene más deflagraciones. Para focalizarán recursos en ese sitio. Con una acción similar a partir de 2015 el Área de Protección de Recursos Naturales “La Frailescana” dejó ser la ANP con más incendios para descender al tercero o cuarto lugar.

El Parque Nacional “Cañón del Sumidero” es la segunda ANP con más igniciones. La Comisión Nacional Forestal (Conafor) tiene una brigada de planta para atender los casos que surjan. Por esa razón, el “Cañón del Sumidero” tiene un alto número de quemas, no obstante la superficie perjudicada es menor. Adicionalmente, la Procuraduría General de la República (PGR) cuenta con siete expedientes por invasión e inicio de quemas en esa ANP, de los cuales uno está en poder de un juez, detalló Zebadúa Alva.

Debido a la intensa sequía que se prevé para este año, el sector ganadero local estima movilizar 80 mil cabezas a zonas bajas, informó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Tabasco, (UGRT) Agustín de la Cruz Priego.

En entrevista, dijo que estarán atentos por si los gobiernos federal y estatal otorguen recursos extraordinarios en caso de que la sequía afecte a un número importante de productores. Mientras tanto, señaló que ante que cercanía del inicio de la temporada de estiaje, los  ganaderos de la entidad están tomando sus provisiones  tomando las medidas preventivas para tener alimento para sus animales.

“Tendremos que llevar alimento de otra parte y tendremos que recurrir a los alimentos balanceados, que representan algún costo para el producto, pero ya veremos si dependiendo la severidad del evento, estaríamos pensando en si el gobierno va a tener algún apoyo extraordinario, aunque lo tenemos de dos formas, con el seguro catastrófico y por otra parte, la Confederación Nacional de Organizaciones ganaderas tiene unos nuevos seguros”, aseveró.

En el caso de la movilización de ganado, dijo que en la temporada de seca, los productores buscan los lugares más bajos, donde el pasto esté en mejores condiciones y haya más agua.

Aunque en promedio se movilizan cada temporada unas 25 mil cabezas de ganado a zonas bajas, para esta ocasión por el hecho de que se prevé una prolongada sequía la cifra podría llegar a las 80 mil cabezas.

Este proceso sería a mediados del mes de marzo, conforme se vaya presentando la sequía y de acuerdo a las necesidades de cada productor y se hace con la intención de asegurar la alimentación de los semovientes y que estos no pierdan mucho peso, que a su vez genera una baja en la producción de leche y carne.

  • Afectan incendios a casi 300 hectáreas de las ANP chiapanecas

Erick Suárez y José Guadalupe Pérez, El heraldo de Chiapas y Tabasco

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (OEM-Informex).- En lo que va del estiaje ocurrieron dos quemas que impactaron 241 hectáreas de áreas naturales protegidas (ANP) del estado, dijo ayer el titular de la Dirección Regional de la Frontera Sur, Istmo y Pacífico Sur, Joaquín Zebadúa Alva.

El funcionario de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) anunció que este año disponen de 11 millones de pesos (mdp) para prevenir y sofocar conflagraciones. La bolsa es similar a la que dispusieron en 2016 con todo y recorte presupuestal.

En las ANP está el patrimonio natural de las chiapanecas y los chiapanecos. Que la gente tenga certeza que las autoridades trabajarán para conservarlo, comentó durante una conferencia de prensa.

Informó que para este ejercicio tienen dos metas. El primero, reducir el número de siniestros en la Reserva de la Biósfera “La Sepultura”, la ANP que actualmente tiene más deflagraciones. Para focalizarán recursos en ese sitio. Con una acción similar a partir de 2015 el Área de Protección de Recursos Naturales “La Frailescana” dejó ser la ANP con más incendios para descender al tercero o cuarto lugar.

El Parque Nacional “Cañón del Sumidero” es la segunda ANP con más igniciones. La Comisión Nacional Forestal (Conafor) tiene una brigada de planta para atender los casos que surjan. Por esa razón, el “Cañón del Sumidero” tiene un alto número de quemas, no obstante la superficie perjudicada es menor. Adicionalmente, la Procuraduría General de la República (PGR) cuenta con siete expedientes por invasión e inicio de quemas en esa ANP, de los cuales uno está en poder de un juez, detalló Zebadúa Alva.

Debido a la intensa sequía que se prevé para este año, el sector ganadero local estima movilizar 80 mil cabezas a zonas bajas, informó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Tabasco, (UGRT) Agustín de la Cruz Priego.

En entrevista, dijo que estarán atentos por si los gobiernos federal y estatal otorguen recursos extraordinarios en caso de que la sequía afecte a un número importante de productores. Mientras tanto, señaló que ante que cercanía del inicio de la temporada de estiaje, los  ganaderos de la entidad están tomando sus provisiones  tomando las medidas preventivas para tener alimento para sus animales.

“Tendremos que llevar alimento de otra parte y tendremos que recurrir a los alimentos balanceados, que representan algún costo para el producto, pero ya veremos si dependiendo la severidad del evento, estaríamos pensando en si el gobierno va a tener algún apoyo extraordinario, aunque lo tenemos de dos formas, con el seguro catastrófico y por otra parte, la Confederación Nacional de Organizaciones ganaderas tiene unos nuevos seguros”, aseveró.

En el caso de la movilización de ganado, dijo que en la temporada de seca, los productores buscan los lugares más bajos, donde el pasto esté en mejores condiciones y haya más agua.

Aunque en promedio se movilizan cada temporada unas 25 mil cabezas de ganado a zonas bajas, para esta ocasión por el hecho de que se prevé una prolongada sequía la cifra podría llegar a las 80 mil cabezas.

Este proceso sería a mediados del mes de marzo, conforme se vaya presentando la sequía y de acuerdo a las necesidades de cada productor y se hace con la intención de asegurar la alimentación de los semovientes y que estos no pierdan mucho peso, que a su vez genera una baja en la producción de leche y carne.