/ martes 14 de noviembre de 2017

Bailes sonideros en Puebla están en proceso de extinción

En el mes de septiembre autoridades prohibieron los eventos en las calles por riñas entre los más jóvenes

Los bailes públicos o sonideros están en proceso de extinción en la capital poblana y al menos tres eventos a la semana son impedidos con mayor incidencia al sur de la ciudad y barrios del primer cuadro de la ciudad, reportó José Ventura Rodríguez Verdín, secretario de Gobernación municipal.

Hasta el momento ninguna persona ha sido remitida al juzgado calificador ni aplicado decomiso de mercancía, aunque reconoció algunos inconvenientes por parte de unas personas dando paso a buscar otro tipo de esquemas de acción, refirió.

Según su pronóstico, este tipo de actividades se ha disminuido en 60 por ciento desde su puesta en marcha a inicios del mes de septiembre, por lo que está en miras de su erradicación.

Durante el mes de septiembre autoridades de la ciudad de Puebla dieron a conocer la prohibición de los eventos sonideros en las calles de sus colonias, con el argumento de que en estos eventos se dan las riñas, salen a relucir objetos punzocortantes e incluso armas de fuego.

Foto: Pedro Alonso

 

¿QUÉ SON LOS SONIDEROS?

La música sonidera tiene más de 50 años. Cada sonido trata de crear su propio estilo, algo que lo caracterice, pues de ello depende tener sus seguidores.

En el libro “Sonideros en las Aceras, Véngase la Gozadora”, compilado por Mariana Delgado y Marco Ramírez Cornejo, se lee “Los sonideros toman las colonias populares de las grandes ciudades mexicanas, cierran calles enteras y las usan como pista de baile; las clases populares han tenido siempre un apego por el baile, y en general siempre lo han hecho en las calles”.

Foto: Pedro Alonso

 

Y agrega: “hoy en día los sonideros no son esos pequeños personajes del barrio de hace cuarenta años. Ahora son grandes instituciones y poseen toneladas de equipo que deben transportarse en más de un camión”.

Otra característica de los eventos sonideros es que la música casi nunca se escucha sola, pues sobre la música está hablando constantemente, animando al público, contando chistes, burlándose de políticos y enviando saludos o mensajes. Pero sobre todo los saludos son más más importantes que la música para los asistentes.

Foto: Pedro Alonso

 

Los bailes públicos o sonideros están en proceso de extinción en la capital poblana y al menos tres eventos a la semana son impedidos con mayor incidencia al sur de la ciudad y barrios del primer cuadro de la ciudad, reportó José Ventura Rodríguez Verdín, secretario de Gobernación municipal.

Hasta el momento ninguna persona ha sido remitida al juzgado calificador ni aplicado decomiso de mercancía, aunque reconoció algunos inconvenientes por parte de unas personas dando paso a buscar otro tipo de esquemas de acción, refirió.

Según su pronóstico, este tipo de actividades se ha disminuido en 60 por ciento desde su puesta en marcha a inicios del mes de septiembre, por lo que está en miras de su erradicación.

Durante el mes de septiembre autoridades de la ciudad de Puebla dieron a conocer la prohibición de los eventos sonideros en las calles de sus colonias, con el argumento de que en estos eventos se dan las riñas, salen a relucir objetos punzocortantes e incluso armas de fuego.

Foto: Pedro Alonso

 

¿QUÉ SON LOS SONIDEROS?

La música sonidera tiene más de 50 años. Cada sonido trata de crear su propio estilo, algo que lo caracterice, pues de ello depende tener sus seguidores.

En el libro “Sonideros en las Aceras, Véngase la Gozadora”, compilado por Mariana Delgado y Marco Ramírez Cornejo, se lee “Los sonideros toman las colonias populares de las grandes ciudades mexicanas, cierran calles enteras y las usan como pista de baile; las clases populares han tenido siempre un apego por el baile, y en general siempre lo han hecho en las calles”.

Foto: Pedro Alonso

 

Y agrega: “hoy en día los sonideros no son esos pequeños personajes del barrio de hace cuarenta años. Ahora son grandes instituciones y poseen toneladas de equipo que deben transportarse en más de un camión”.

Otra característica de los eventos sonideros es que la música casi nunca se escucha sola, pues sobre la música está hablando constantemente, animando al público, contando chistes, burlándose de políticos y enviando saludos o mensajes. Pero sobre todo los saludos son más más importantes que la música para los asistentes.

Foto: Pedro Alonso