/ martes 14 de noviembre de 2017

Baja de fluido en Cascadas de Agua Azul por desvío natural, afirma Conagua

El organismo señaló que para reestablecer las condiciones hidráulicas originales, realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho

La disminución de aportación de agua en las Cascadas de Agua Azul en el estado de Chiapas se debe a que parte del caudal del brazo derecho del río Agua Azul, el cual surte al parque del líquido, se desvió hacia el brazo izquierdo, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El organismo señaló que para reestablecer las condiciones hidráulicas originales, realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho, específicamente a la altura donde el agua se desvía hacia el brazo izquierdo, para reorientar el flujo a su condición habitual.

Además, se restituirá el bordo izquierdo del brazo derecho del río a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo que permitirá reestablecer su condición previa. Se comenzarán los trabajos de retiro del depósito de sedimentos ubicado aguas arriba sobre el río.

Ante la disminución de la aportación de agua al parque Cascadas de Agua Azul, que es un sitio de relevancia nacional cuyas aguas provienen del río Agua Azul, la Conagua explicó que el río experimenta de forma natural aguas arriba una bifurcación, la cual genera dos corrientes o brazos: derecho e izquierdo.

En un comunicado, indicó que a partir de esta división morfológica del río, las Cascadas de Agua Azul reciben únicamente el caudal de agua proveniente del brazo derecho.

 

El brazo izquierdo no transporta agua hacia las Cascadas, aunque sí se vuelven a unir aguas abajo de las mismas en dirección del río Shumula.

La Conagua recordó que en los primeros días del mes de noviembre, las Cascadas presentaron una disminución de caudal que fue observada y reportada por los ejidatarios beneficiarios del parque.

Esta situación aumentó a partir del jueves 9 de noviembre, cuando el nivel del agua en el brazo derecho del río descendió aproximadamente un metro y, por consecuencia, redujo más el caudal en las Cascadas.

Ante lo anterior, el pasado 12 de noviembre personal especializado tanto de Oficinas Centrales, del Organismo de Cuenca Frontera Sur y de la Dirección Local Tabasco de la Conagua, realizaron un recorrido en campo con el objetivo de identificar las probables causas del fenómeno y, a partir de ello, proponer la solución a la problemática.

Se identificó que el brazo derecho del río Agua Azul tiene un colapso de su bordo izquierdo, lo que generó que gran parte del agua que transitaba en dicha corriente se desviará hacia el brazo izquierdo.

El colapso tiene un origen multifactorial: primeramente se encontró un depósito de sedimentos aguas arriba del río, lo que provocó un cambio en la dirección del flujo hacia aguas abajo sobre la margen izquierda.

Otro factor por considerar es la alta sismicidad que presenta la zona y que el suelo está compuesto principalmente por roca caliza cárstica, la cual de manera natural se degrada y se vuelve vulnerable ante la presencia de un sismo.

Para reestablecer las condiciones hidráulicas originales, la Conagua realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho, específicamente a la altura donde el agua se desvía hacia el brazo izquierdo, para reorientar el flujo a su condición habitual.

También se restituirá el bordo izquierdo del brazo derecho del río a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo que permitirá reestablecer su condición previa.

Además se comenzarán los trabajos de retiro del depósito de sedimentos ubicado aguas arriba sobre el río.

La disminución de aportación de agua en las Cascadas de Agua Azul en el estado de Chiapas se debe a que parte del caudal del brazo derecho del río Agua Azul, el cual surte al parque del líquido, se desvió hacia el brazo izquierdo, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El organismo señaló que para reestablecer las condiciones hidráulicas originales, realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho, específicamente a la altura donde el agua se desvía hacia el brazo izquierdo, para reorientar el flujo a su condición habitual.

Además, se restituirá el bordo izquierdo del brazo derecho del río a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo que permitirá reestablecer su condición previa. Se comenzarán los trabajos de retiro del depósito de sedimentos ubicado aguas arriba sobre el río.

Ante la disminución de la aportación de agua al parque Cascadas de Agua Azul, que es un sitio de relevancia nacional cuyas aguas provienen del río Agua Azul, la Conagua explicó que el río experimenta de forma natural aguas arriba una bifurcación, la cual genera dos corrientes o brazos: derecho e izquierdo.

En un comunicado, indicó que a partir de esta división morfológica del río, las Cascadas de Agua Azul reciben únicamente el caudal de agua proveniente del brazo derecho.

 

El brazo izquierdo no transporta agua hacia las Cascadas, aunque sí se vuelven a unir aguas abajo de las mismas en dirección del río Shumula.

La Conagua recordó que en los primeros días del mes de noviembre, las Cascadas presentaron una disminución de caudal que fue observada y reportada por los ejidatarios beneficiarios del parque.

Esta situación aumentó a partir del jueves 9 de noviembre, cuando el nivel del agua en el brazo derecho del río descendió aproximadamente un metro y, por consecuencia, redujo más el caudal en las Cascadas.

Ante lo anterior, el pasado 12 de noviembre personal especializado tanto de Oficinas Centrales, del Organismo de Cuenca Frontera Sur y de la Dirección Local Tabasco de la Conagua, realizaron un recorrido en campo con el objetivo de identificar las probables causas del fenómeno y, a partir de ello, proponer la solución a la problemática.

Se identificó que el brazo derecho del río Agua Azul tiene un colapso de su bordo izquierdo, lo que generó que gran parte del agua que transitaba en dicha corriente se desviará hacia el brazo izquierdo.

El colapso tiene un origen multifactorial: primeramente se encontró un depósito de sedimentos aguas arriba del río, lo que provocó un cambio en la dirección del flujo hacia aguas abajo sobre la margen izquierda.

Otro factor por considerar es la alta sismicidad que presenta la zona y que el suelo está compuesto principalmente por roca caliza cárstica, la cual de manera natural se degrada y se vuelve vulnerable ante la presencia de un sismo.

Para reestablecer las condiciones hidráulicas originales, la Conagua realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho, específicamente a la altura donde el agua se desvía hacia el brazo izquierdo, para reorientar el flujo a su condición habitual.

También se restituirá el bordo izquierdo del brazo derecho del río a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo que permitirá reestablecer su condición previa.

Además se comenzarán los trabajos de retiro del depósito de sedimentos ubicado aguas arriba sobre el río.