/ sábado 5 de agosto de 2017

Brujas realizan ritual diábolico en Chihuahua para combatir misoginia

Por: Carlos Ramírez

Un performance o simulación, fue lo que se realizó en el exterior e la Fiscalía, señaló el grupo feminista que hizo la vigilia diabólica; se trató de una copia de algo realizado en Estados Unidos para combatir la desigualdad social y la misoginia.

“Ni somos terroristas ni somos diabólicas”, puntualizaron integrantes del colectivo W.I.T.C.H., grupo a favor de la justicia social que se formó en 1968, su objetivo no es sólo ganar derechos y espacios para las mujeres sino unirse a todas las luchas de la izquierda, volvieron a tomar las calles en el periodo poco después de que Donald Trump asumió el poder en Estados Unidos, debido a la serie de abusos y actos de misoginia por parte del mandatario.

La aclaración fue realizada ayer por las integrantes de ese grupo local, que en coordinación con la Red Mesa de Mujeres, se acercaron a la explanada de la Fiscalía General del Estado para colocar veladoras, símbolos diversos, considerados por muchos como malignos, sin embargo, “ni terroristas ni malignos somos”, expresaron a condición de mantener su anonimato.

Indicaron que traducido al español, los signos del grupo que representaron a través de mímica o performance, significa “brujas que invocan canales de transformación y sanación”, empero, solo defendemos la acción ilícita contra las mujeres, como es el caso de María Guadalupe Pereda Moreno, señalada como homicida de su pareja sentimental y llevada ante un juez penal, por lo que el próximo martes se agotarán las pruebas por parte de la defensa para que se justifique su defensa propia y pueda obtener su libertad, explicaron.

/avv

Por: Carlos Ramírez

Un performance o simulación, fue lo que se realizó en el exterior e la Fiscalía, señaló el grupo feminista que hizo la vigilia diabólica; se trató de una copia de algo realizado en Estados Unidos para combatir la desigualdad social y la misoginia.

“Ni somos terroristas ni somos diabólicas”, puntualizaron integrantes del colectivo W.I.T.C.H., grupo a favor de la justicia social que se formó en 1968, su objetivo no es sólo ganar derechos y espacios para las mujeres sino unirse a todas las luchas de la izquierda, volvieron a tomar las calles en el periodo poco después de que Donald Trump asumió el poder en Estados Unidos, debido a la serie de abusos y actos de misoginia por parte del mandatario.

La aclaración fue realizada ayer por las integrantes de ese grupo local, que en coordinación con la Red Mesa de Mujeres, se acercaron a la explanada de la Fiscalía General del Estado para colocar veladoras, símbolos diversos, considerados por muchos como malignos, sin embargo, “ni terroristas ni malignos somos”, expresaron a condición de mantener su anonimato.

Indicaron que traducido al español, los signos del grupo que representaron a través de mímica o performance, significa “brujas que invocan canales de transformación y sanación”, empero, solo defendemos la acción ilícita contra las mujeres, como es el caso de María Guadalupe Pereda Moreno, señalada como homicida de su pareja sentimental y llevada ante un juez penal, por lo que el próximo martes se agotarán las pruebas por parte de la defensa para que se justifique su defensa propia y pueda obtener su libertad, explicaron.

/avv