/ viernes 5 de mayo de 2017

Calor favorece el arribo de tortugas Lora a Tamaulipas

POR ANTONIO SOSA

El intenso calor que se ha registrado este año en el noreste mexicano ha generado afectaciones en diversos sectores, pero por otro lado biólogos y ambientalistas aseguran que ha favorecido el arribo de especies en peligro de extinción como la tortuga Lora.

Durante la semana pasada la región sur de Tamaulipas y norte de Veracruz se vio afectada por temperaturas extremas que superaron los 40 grados centígrados provocando un calentamiento del aire, las corrientes y el agua marina.

“Este calentamiento acelera la reproducción de las tortugas, por lo que estamos viendo la llegada de un mayor número de estos animales”, dijo el biólogo y presidente de la asociación Conservadores de la Biodiversidad y Educadores Ambientales (Cobea), Walton Estrada Aguillón.

Aquí existen dos sitios de conservación de la especie, el primero el Campo Tortuguero Miramar, localizado al norte de playa Miramar en la costa sur de Tamaulipas, así como el Campo Chachalaco, en playa Hermosa, municipio de Pueblo Viejo, en Veracruz.

Hasta el momento en ambos se cuidan un total de 527 nidos, con más de 47 mil huevos que se encuentran resguardados por parte de autoridades federales como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Secretaría de la Marina Armada de México.

A estos esfuerzos se suman asociaciones como Cobea en el norte de Veracruz, así como La Gaviota Vida Marina, presidida por Georgina Téllez Conde, que junto con scouts y salvavidas se desplazan en el lado tamaulipeco.

La mayor arribada se dio el 23 de abril, que fueron más de 200 quelonios que desovaron a esta costa del Golfo de México, continuando posteriormente las llegadas de manera paulatina.

Por ciclo biológico normalmente son los años pares donde se da la mayor llegada de Loras, pero este 2017 pese a ser impar por el calentamiento se han superado en un 20 por ciento el arribo del año pasado.

POR ANTONIO SOSA

El intenso calor que se ha registrado este año en el noreste mexicano ha generado afectaciones en diversos sectores, pero por otro lado biólogos y ambientalistas aseguran que ha favorecido el arribo de especies en peligro de extinción como la tortuga Lora.

Durante la semana pasada la región sur de Tamaulipas y norte de Veracruz se vio afectada por temperaturas extremas que superaron los 40 grados centígrados provocando un calentamiento del aire, las corrientes y el agua marina.

“Este calentamiento acelera la reproducción de las tortugas, por lo que estamos viendo la llegada de un mayor número de estos animales”, dijo el biólogo y presidente de la asociación Conservadores de la Biodiversidad y Educadores Ambientales (Cobea), Walton Estrada Aguillón.

Aquí existen dos sitios de conservación de la especie, el primero el Campo Tortuguero Miramar, localizado al norte de playa Miramar en la costa sur de Tamaulipas, así como el Campo Chachalaco, en playa Hermosa, municipio de Pueblo Viejo, en Veracruz.

Hasta el momento en ambos se cuidan un total de 527 nidos, con más de 47 mil huevos que se encuentran resguardados por parte de autoridades federales como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Secretaría de la Marina Armada de México.

A estos esfuerzos se suman asociaciones como Cobea en el norte de Veracruz, así como La Gaviota Vida Marina, presidida por Georgina Téllez Conde, que junto con scouts y salvavidas se desplazan en el lado tamaulipeco.

La mayor arribada se dio el 23 de abril, que fueron más de 200 quelonios que desovaron a esta costa del Golfo de México, continuando posteriormente las llegadas de manera paulatina.

Por ciclo biológico normalmente son los años pares donde se da la mayor llegada de Loras, pero este 2017 pese a ser impar por el calentamiento se han superado en un 20 por ciento el arribo del año pasado.