/ jueves 12 de octubre de 2017

Cártel impuso candidatos en municipios de Chihuahua

Miroslava Breach logró a través de sus publicaciones denunciar el control del narcotráfico sobre la polí

Aunque la periodista de La Jornada, Miroslava Breach Velducea logró a través de sus publicaciones denunciar el control del narcotráfico sobre la política durante las elecciones del año pasado, los grupos criminales mantuvieron una imposición sobre los candidatos que fueron postulados a las alcaldías de varios municipios, pero además, infiltraron la estructura de los ayuntamientos para buscar esconder más la relación de los funcionarios con los grupos delincuenciales.

El caso específico, con el que se vincula al homicidio de Breach Velducea, serían las menciones sobre la postulación en Chínipas, por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de Juan Miguel Salazar Ochoa, sobrino de Crispín Salazar Zamorano, líder del grupo Gente Nueva en aquel municipio, que finalmente no se logró por la publicación del reportaje de la periodista.

En un reportaje que se publicó en el diario La Jornada, el pasado 4 de marzo del 2016, la hoy finada detalló públicamente las imposiciones de precandidatos ligados al narcotráfico en varios municipios, entre ellos: Chínipas, Gran Morelos, Namiquipa, Bachíniva, Guazaparez, Urique, Bocoyna, y otros más.

Su homicidio, está vinculado a las denuncias particulares de Chínipas, ya que es en aquella zona en donde operan los autores material e intelectuales de su muerte.

En su reportaje, Miroslava Breach logró poner al descubierto un secreto a voces: que los grupos criminales tanto de Gente Nueva, como de La Línea, buscaban controlar las actividades políticas de los partidos, principalmente el Tricolor y Acción Nacional.

La Fiscalía General del Estado (FGE) cuenta con investigaciones de funcionarios municipales que están emparentados con los líderes criminales en varias zonas.

Una de las vinculaciones más recientes que se reveló luego de un hecho violento, fue la de Cipriano “Pano” Escárcega, padre de Julio César Escárcega Murillo, alias El Tigre y actual líder de Gente Nueva del Tigre en la zona occidente.

Fue Miroslava Breach Velducea quien denunció públicamente la postulación del PRI de Silvia Mariscal como precandidata para la presidencia municipal de Bachíniva en las pasadas elecciones, hecho que finalmente logró que esta declinara a sus aspiraciones políticas.

En su publicación del 4 de marzo del 2016, la periodista de La Jornada publicó que “en Bachíniva, en el noroeste del estado, pistoleros identificados con Arturo Quintana, El 80, se encargaron de hacer llegar la advertencia. Para ese municipio sería postulada por el PRI Silvia Mariscal Estada, suegra del líder criminal que desde hace seis años tiene el control territorial en ese y otros municipios”.

También abundó que El 80 utilizó el mismo método para imponer a Ramón Alonso Enríquez Mendoza, actual edil en Namiquipa.

En la misma publicación, Breach Velducea abordó la situación de su natal Chínipas, en donde señaló que a cuatro varones que tenían intenciones de postularse como candidatos del PRI, simplemente les advirtieron que sería “Juanito” el presidente municipal. Juan Miguel Salazar Ochoa fue registrado por el PRI inicialmente como el candidato a la presidencia municipal, pero, luego de las publicaciones de Miroslava Breach, declinó y se postuló a Jesús Ramón V. Agramon Varela, quien finalmente fue electo como alcalde.

Aunque la periodista de La Jornada, Miroslava Breach Velducea logró a través de sus publicaciones denunciar el control del narcotráfico sobre la política durante las elecciones del año pasado, los grupos criminales mantuvieron una imposición sobre los candidatos que fueron postulados a las alcaldías de varios municipios, pero además, infiltraron la estructura de los ayuntamientos para buscar esconder más la relación de los funcionarios con los grupos delincuenciales.

El caso específico, con el que se vincula al homicidio de Breach Velducea, serían las menciones sobre la postulación en Chínipas, por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de Juan Miguel Salazar Ochoa, sobrino de Crispín Salazar Zamorano, líder del grupo Gente Nueva en aquel municipio, que finalmente no se logró por la publicación del reportaje de la periodista.

En un reportaje que se publicó en el diario La Jornada, el pasado 4 de marzo del 2016, la hoy finada detalló públicamente las imposiciones de precandidatos ligados al narcotráfico en varios municipios, entre ellos: Chínipas, Gran Morelos, Namiquipa, Bachíniva, Guazaparez, Urique, Bocoyna, y otros más.

Su homicidio, está vinculado a las denuncias particulares de Chínipas, ya que es en aquella zona en donde operan los autores material e intelectuales de su muerte.

En su reportaje, Miroslava Breach logró poner al descubierto un secreto a voces: que los grupos criminales tanto de Gente Nueva, como de La Línea, buscaban controlar las actividades políticas de los partidos, principalmente el Tricolor y Acción Nacional.

La Fiscalía General del Estado (FGE) cuenta con investigaciones de funcionarios municipales que están emparentados con los líderes criminales en varias zonas.

Una de las vinculaciones más recientes que se reveló luego de un hecho violento, fue la de Cipriano “Pano” Escárcega, padre de Julio César Escárcega Murillo, alias El Tigre y actual líder de Gente Nueva del Tigre en la zona occidente.

Fue Miroslava Breach Velducea quien denunció públicamente la postulación del PRI de Silvia Mariscal como precandidata para la presidencia municipal de Bachíniva en las pasadas elecciones, hecho que finalmente logró que esta declinara a sus aspiraciones políticas.

En su publicación del 4 de marzo del 2016, la periodista de La Jornada publicó que “en Bachíniva, en el noroeste del estado, pistoleros identificados con Arturo Quintana, El 80, se encargaron de hacer llegar la advertencia. Para ese municipio sería postulada por el PRI Silvia Mariscal Estada, suegra del líder criminal que desde hace seis años tiene el control territorial en ese y otros municipios”.

También abundó que El 80 utilizó el mismo método para imponer a Ramón Alonso Enríquez Mendoza, actual edil en Namiquipa.

En la misma publicación, Breach Velducea abordó la situación de su natal Chínipas, en donde señaló que a cuatro varones que tenían intenciones de postularse como candidatos del PRI, simplemente les advirtieron que sería “Juanito” el presidente municipal. Juan Miguel Salazar Ochoa fue registrado por el PRI inicialmente como el candidato a la presidencia municipal, pero, luego de las publicaciones de Miroslava Breach, declinó y se postuló a Jesús Ramón V. Agramon Varela, quien finalmente fue electo como alcalde.