/ sábado 24 de junio de 2017

Conmemoran 103 aniversario de la Toma de Zacatecas

Por Juan Castro

Los tres Poderes del Estado conmemoraron el CIII Aniversario de la Toma de Zacatecas, en donde el gobernador Alejandro Tello Cristerna hizo un llamado “a tomar nuevamente Zacatecas, a recuperarlo de las manos de aquellos que nos han y siguen dañando”.

Agregó que nos toca como Gobierno y como sociedad librar una nueva batalla por y para nuestra entidad, teniendo ahora por armas los principios, la organización, la educación y el anhelo de ver las calles seguras y prósperas.

En el evento, Emilia Recéndez Guerrero, docente investigadora de la Universidad Autónoma de Zacatecas, recibió la medalla al mérito Revolucionario de Investigación Histórica. LA BATALLA DE ZACATECAS

A las 10:00 horas del 23 de junio de 1914 inició la Batalla de Zacatecas, y fue el escenario principal de la gesta decisiva con las consecuencias políticas y militares que determinaron el desenlace del movimiento iniciado por Francisco I. Madero.

Zacatecas era entonces, con sus cruces ferrocarrileros, el centro vital de las comunicaciones entre el norte y el sur del país.

Con el triunfo de la Batalla de Zacatecas el Ejército constitucionalista tuvo el paso libre para llegar a la ciudad capital poder después restablecer el orden del país.

La Batalla de Zacatecas es considerada una de las más estratégicas y sangrientas de la Revolución, en la que murieron entre 8 y 10 mil mexicanos, federales, rebeldes y población civil.

Finalmente, las adiciones al Plan de Guadalupe, que orientó los pasos del Constitucionalismo revolucionarios, fueron aceptadas por todos los bandos, e inspiraron la gran reforma social expresada en la Constitución de 1917. UNA NUEVA TOMA DE ZACATECAS

Como único orador del evento, el gobernador Alejandro Tello Cristerna, indicó que la Toma de Zacatecas fue un acontecimiento importante del estado, pero también del país.

Para comprender nuestro presente es necesario conocer los hechos que nos han influenciado y que han marcado nuestra realidad actual, por lo que es preciso entender y analizar los sucesos de la historia, mismos que dan cuenta de nuestros comienzos y hacen comprender el mismo cuerpo del devenir.

Este tipo de acontecimientos son los que construyen a través del simbolismo que se acumula en el imaginario colectivo, la identidad y el apego a una tierra y a las personas que la habitan, generando un vínculo de fraternidad y armonía.

En este sentido, la Toma de Zacatecas como hecho histórico ha marcado el rumbo de nuestro estado y de México como nación, su importancia radica en que dicho acontecimiento tuvo consecuencias políticas e ideológicas trascendentes, puesto que la victoria del ejército constitucionalista terminó definitivamente con la hegemonía del viejo régimen e impulsó la nueva forma de organización política que nos rige hoy en día.

A partir de esa histórica batalla se dieron las cosas necesarias para el cese de los conflictos armados y se inició una etapa de reconstrucción social, política y económica, que daría estabilidad a este país para poner a México en el rumbo de la modernidad.

Por Juan Castro

Los tres Poderes del Estado conmemoraron el CIII Aniversario de la Toma de Zacatecas, en donde el gobernador Alejandro Tello Cristerna hizo un llamado “a tomar nuevamente Zacatecas, a recuperarlo de las manos de aquellos que nos han y siguen dañando”.

Agregó que nos toca como Gobierno y como sociedad librar una nueva batalla por y para nuestra entidad, teniendo ahora por armas los principios, la organización, la educación y el anhelo de ver las calles seguras y prósperas.

En el evento, Emilia Recéndez Guerrero, docente investigadora de la Universidad Autónoma de Zacatecas, recibió la medalla al mérito Revolucionario de Investigación Histórica. LA BATALLA DE ZACATECAS

A las 10:00 horas del 23 de junio de 1914 inició la Batalla de Zacatecas, y fue el escenario principal de la gesta decisiva con las consecuencias políticas y militares que determinaron el desenlace del movimiento iniciado por Francisco I. Madero.

Zacatecas era entonces, con sus cruces ferrocarrileros, el centro vital de las comunicaciones entre el norte y el sur del país.

Con el triunfo de la Batalla de Zacatecas el Ejército constitucionalista tuvo el paso libre para llegar a la ciudad capital poder después restablecer el orden del país.

La Batalla de Zacatecas es considerada una de las más estratégicas y sangrientas de la Revolución, en la que murieron entre 8 y 10 mil mexicanos, federales, rebeldes y población civil.

Finalmente, las adiciones al Plan de Guadalupe, que orientó los pasos del Constitucionalismo revolucionarios, fueron aceptadas por todos los bandos, e inspiraron la gran reforma social expresada en la Constitución de 1917. UNA NUEVA TOMA DE ZACATECAS

Como único orador del evento, el gobernador Alejandro Tello Cristerna, indicó que la Toma de Zacatecas fue un acontecimiento importante del estado, pero también del país.

Para comprender nuestro presente es necesario conocer los hechos que nos han influenciado y que han marcado nuestra realidad actual, por lo que es preciso entender y analizar los sucesos de la historia, mismos que dan cuenta de nuestros comienzos y hacen comprender el mismo cuerpo del devenir.

Este tipo de acontecimientos son los que construyen a través del simbolismo que se acumula en el imaginario colectivo, la identidad y el apego a una tierra y a las personas que la habitan, generando un vínculo de fraternidad y armonía.

En este sentido, la Toma de Zacatecas como hecho histórico ha marcado el rumbo de nuestro estado y de México como nación, su importancia radica en que dicho acontecimiento tuvo consecuencias políticas e ideológicas trascendentes, puesto que la victoria del ejército constitucionalista terminó definitivamente con la hegemonía del viejo régimen e impulsó la nueva forma de organización política que nos rige hoy en día.

A partir de esa histórica batalla se dieron las cosas necesarias para el cese de los conflictos armados y se inició una etapa de reconstrucción social, política y económica, que daría estabilidad a este país para poner a México en el rumbo de la modernidad.