/ domingo 16 de julio de 2017

Descubre el avistamiento de luciérnagas en Nanacamilpa

Por César Rodríguez

Como cada año, desde mediados del mes de junio y hasta finales de agosto, el avistamiento de luciérnagas se registra en la zona boscosa de Nanacamilpa.

El bosque conocido como el Santuario de las Luciérnagas, situado al poniente del estado a unos 40 minutos de la capital, se ha convertido en el lugar más visitado de Tlaxcala, pues al lugar arriban miles de personas -nacionales y extranjeros- que esperan con ansia ver este fenómeno natural.

Ingresar a la zona boscosa de Nanacamilpa durante esta temporada es como transportarse a otra realidad, aseguraron algunos visitantes, pues en este lugar, durante casi dos meses, se disfruta del avistamiento de este insecto nocturno que habita en esta húmeda región.

“Durante este tiempo la zona natural se convierte en un bosque encantado, como si fuera tomado de un cuento de hadas ya que, por espacio de una hora, las luciérnagas salen en busca de su pareja para aparearse y reproducirse”, explica Cecilia, guía en un centro ecoturístico del bosque.

Llegan miles de visitantes entre nacionales y extranjeros que esperan con ansias de disfrutar este fenómeno natural.

Puedes leer

Solo es cuestión de caminar un poco por los senderos, esperar la hora indicada y comenzar a disfrutar del espectáculo de luces parpadeantes que se observan por doquier.

Cuando las luces titilantes comienzan a disminuir, es señal de que la luciérnaga ha encontrado a su pareja.

Este fenómeno solo se puede observar una vez al año, por lo que se recomienda a los visitantes cuidar el bosque y respetar las indicaciones, para evitar que las luciérnagas desaparezcan.

Para llegar al lugar, basta trasladarse a Nanacamilpa, al poniente del centro del estado de Tlaxcala; ahí verá adecuadas señales que le guiarán a los bosques encantados.

Ver más: 

Por César Rodríguez

Como cada año, desde mediados del mes de junio y hasta finales de agosto, el avistamiento de luciérnagas se registra en la zona boscosa de Nanacamilpa.

El bosque conocido como el Santuario de las Luciérnagas, situado al poniente del estado a unos 40 minutos de la capital, se ha convertido en el lugar más visitado de Tlaxcala, pues al lugar arriban miles de personas -nacionales y extranjeros- que esperan con ansia ver este fenómeno natural.

Ingresar a la zona boscosa de Nanacamilpa durante esta temporada es como transportarse a otra realidad, aseguraron algunos visitantes, pues en este lugar, durante casi dos meses, se disfruta del avistamiento de este insecto nocturno que habita en esta húmeda región.

“Durante este tiempo la zona natural se convierte en un bosque encantado, como si fuera tomado de un cuento de hadas ya que, por espacio de una hora, las luciérnagas salen en busca de su pareja para aparearse y reproducirse”, explica Cecilia, guía en un centro ecoturístico del bosque.

Llegan miles de visitantes entre nacionales y extranjeros que esperan con ansias de disfrutar este fenómeno natural.

Puedes leer

Solo es cuestión de caminar un poco por los senderos, esperar la hora indicada y comenzar a disfrutar del espectáculo de luces parpadeantes que se observan por doquier.

Cuando las luces titilantes comienzan a disminuir, es señal de que la luciérnaga ha encontrado a su pareja.

Este fenómeno solo se puede observar una vez al año, por lo que se recomienda a los visitantes cuidar el bosque y respetar las indicaciones, para evitar que las luciérnagas desaparezcan.

Para llegar al lugar, basta trasladarse a Nanacamilpa, al poniente del centro del estado de Tlaxcala; ahí verá adecuadas señales que le guiarán a los bosques encantados.

Ver más: