/ miércoles 17 de mayo de 2017

Falta agua en Chiapas a pesar de ser zona hidrológica

POR MARIANA MORALES

Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla y Campeche son las regiones donde existe la mayor falta de cobertura del agua potable. En estos estados del sur no debería haber problemas en que las poblaciones tengan el acceso a dicho elemento, debido a que poseen cuencas hidrológicas.

Las organizaciones de Chiapas que se reunieron con Leo Heller –relator especial de la Organización de las Naciones Unidas– durante el 10 y 11 de mayo, y visibilizaron la falta de voluntad política por parte de esas entidades, pues debería cubrir los derechos fundamentales de acceso al líquido y saneamiento.

Detallaron que en las zonas más áridas y costeras del país se han otorgado concesiones donde se prioriza los usos agroindustriales que crea así una presión hídrica y pone en peligro la sostenibilidad ambiental de esta área.

Las organizaciones señalaron que será en junio cuando el relator informe sobre el trabajo recolectado en México, con el fin de presentar recomendaciones al estado mexicano. Asimismo, las instituciones recordaron que están en abandono las localidades indígenas.

A pesar de que la mayoría de los pueblos aborígenes viven en las regiones donde hay una disponibilidad natural de media, alta y muy alta, una presión hídrica inexistente o baja, se puede observar que claramente han sido excluidas del acceso a los servicios básicos -entre ellos el agua y saneamiento- lo que demuestra una falta de voluntad política en atender el abastecimiento para dichos poblados.

POR MARIANA MORALES

Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla y Campeche son las regiones donde existe la mayor falta de cobertura del agua potable. En estos estados del sur no debería haber problemas en que las poblaciones tengan el acceso a dicho elemento, debido a que poseen cuencas hidrológicas.

Las organizaciones de Chiapas que se reunieron con Leo Heller –relator especial de la Organización de las Naciones Unidas– durante el 10 y 11 de mayo, y visibilizaron la falta de voluntad política por parte de esas entidades, pues debería cubrir los derechos fundamentales de acceso al líquido y saneamiento.

Detallaron que en las zonas más áridas y costeras del país se han otorgado concesiones donde se prioriza los usos agroindustriales que crea así una presión hídrica y pone en peligro la sostenibilidad ambiental de esta área.

Las organizaciones señalaron que será en junio cuando el relator informe sobre el trabajo recolectado en México, con el fin de presentar recomendaciones al estado mexicano. Asimismo, las instituciones recordaron que están en abandono las localidades indígenas.

A pesar de que la mayoría de los pueblos aborígenes viven en las regiones donde hay una disponibilidad natural de media, alta y muy alta, una presión hídrica inexistente o baja, se puede observar que claramente han sido excluidas del acceso a los servicios básicos -entre ellos el agua y saneamiento- lo que demuestra una falta de voluntad política en atender el abastecimiento para dichos poblados.