/ martes 4 de julio de 2017

Familia de Tamaulipas tiene de mascota a ¡un cocodrilo!

Un cocodrilo que mide metro y medio de largo con edad aproximada de un año, fue asegurado por elementos del H. Cuerpo de Bomberos de Altamira en un domicilio del fraccionamiento Paseo Real, pues una familia lo tenía como mascota, por lo que dicho saurio mantenía aterrados a los vecinos, quienes hicieron la denuncia correspondiente a la Central de Emergencias.

En base al informe emitido por el Comandante del H. Cuerpo de Bomberos de Altamira, Humberto Hernández, el rescate del pequeño cocodrilo se dio la tarde de ayer en el domicilio ubicado en calle Valle de Plata número 106 del fraccionamiento Paseo Real.

No te pierdas:

Fue una residente del mismo fraccionamiento quien hizo la denuncia ante la Central de Emergencias y que los mantenía con el temor de que el pequeño cocodrilo los fuera a atacar o bien a un animal doméstico, por lo que procedimos a asegurarlo”, explicó Humberto Hernández. Una vez que integrantes del H. Cuerpo de Bomberos de esta ciudad y puerto industrial de Altamira aseguraron al saurio, fue puesto ante personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y con la presencia del inspector Martín Paredes fue liberado en su hábitat natural en el cañón de La Pedrera.

Lee también:

Sobre la identidad de la familia que tenía al cocodrilo como mascota, los integrantes del H. Cuerpo de Bomberos de Altamira se reservaron dicha información para evitar cualquier tipo de sanción por parte de la Profepa.

/dec

Un cocodrilo que mide metro y medio de largo con edad aproximada de un año, fue asegurado por elementos del H. Cuerpo de Bomberos de Altamira en un domicilio del fraccionamiento Paseo Real, pues una familia lo tenía como mascota, por lo que dicho saurio mantenía aterrados a los vecinos, quienes hicieron la denuncia correspondiente a la Central de Emergencias.

En base al informe emitido por el Comandante del H. Cuerpo de Bomberos de Altamira, Humberto Hernández, el rescate del pequeño cocodrilo se dio la tarde de ayer en el domicilio ubicado en calle Valle de Plata número 106 del fraccionamiento Paseo Real.

No te pierdas:

Fue una residente del mismo fraccionamiento quien hizo la denuncia ante la Central de Emergencias y que los mantenía con el temor de que el pequeño cocodrilo los fuera a atacar o bien a un animal doméstico, por lo que procedimos a asegurarlo”, explicó Humberto Hernández. Una vez que integrantes del H. Cuerpo de Bomberos de esta ciudad y puerto industrial de Altamira aseguraron al saurio, fue puesto ante personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y con la presencia del inspector Martín Paredes fue liberado en su hábitat natural en el cañón de La Pedrera.

Lee también:

Sobre la identidad de la familia que tenía al cocodrilo como mascota, los integrantes del H. Cuerpo de Bomberos de Altamira se reservaron dicha información para evitar cualquier tipo de sanción por parte de la Profepa.

/dec