/ martes 14 de noviembre de 2017

Preocupa deterioro del Centro Histórico

De la bóveda principal se desprenden cinco bóvedas secundarias que recogen el drenaje pluvial y sanitario,

La presidenta municipal de Zacatecas, Judit Guerrero López, manifestó su preocupación por el deterioro en el que se encuentran las bóvedas del Centro Histórico, la cual de no ser atendida, podría provocar nuevos hundimientos.

Con un trayecto de más de 2.4 kilómetros, la bóveda principal inicia en las lomas de Bracho y llega hasta la Plaza Bicentenario para luego continuar hasta el municipio de Guadalupe.

De la bóveda principal se desprenden cinco bóvedas secundarias que recogen el drenaje pluvial y sanitario, las cuales también fueron construidas mucho antes que los edificios que tiene encima.

La presidenta dijo no tener idea de cuánto va a costar el trabajo en toda la estructura, pero dijo confiar en que se obtendrán recursos anuales para “ir avanzando por tramos dándole atención”.

Declaró que la Secretaría del Agua y Medio Ambiente ya dispone del recurso para hacer el estudio que permitirá calcular los alcances y el costo de las obras de reparación, tanto en la bóveda principal como en las secundarias.

Ante la urgencia de atender el problema, la presidenta señaló que el recurso anual que recibe la capital para atender al centro histórico por su carácter de “Ciudad Patrimonio”, se destine exclusivamente a la prevención de colapsos del embovedado.

No obstante aún se carece de una fecha para que se asigne el recurso y los trabajos inicien.

 

La presidenta municipal de Zacatecas, Judit Guerrero López, manifestó su preocupación por el deterioro en el que se encuentran las bóvedas del Centro Histórico, la cual de no ser atendida, podría provocar nuevos hundimientos.

Con un trayecto de más de 2.4 kilómetros, la bóveda principal inicia en las lomas de Bracho y llega hasta la Plaza Bicentenario para luego continuar hasta el municipio de Guadalupe.

De la bóveda principal se desprenden cinco bóvedas secundarias que recogen el drenaje pluvial y sanitario, las cuales también fueron construidas mucho antes que los edificios que tiene encima.

La presidenta dijo no tener idea de cuánto va a costar el trabajo en toda la estructura, pero dijo confiar en que se obtendrán recursos anuales para “ir avanzando por tramos dándole atención”.

Declaró que la Secretaría del Agua y Medio Ambiente ya dispone del recurso para hacer el estudio que permitirá calcular los alcances y el costo de las obras de reparación, tanto en la bóveda principal como en las secundarias.

Ante la urgencia de atender el problema, la presidenta señaló que el recurso anual que recibe la capital para atender al centro histórico por su carácter de “Ciudad Patrimonio”, se destine exclusivamente a la prevención de colapsos del embovedado.

No obstante aún se carece de una fecha para que se asigne el recurso y los trabajos inicien.