/ lunes 26 de febrero de 2024

Agua tratada con nanotecnología podría llenar presa en León

El objetivo es que este embalse no baje de 80% de su capacidad en los años venideros, dijo a El Sol de León el presidente del Consejo Directivo de la Sapal

León, Gto. En el tercer año de sequía en León, la Presa El Palote podría volverse a llenar y verse como en las mejores temporadas de lluvia, gracias a la nanotecnología que aplicará el municipio a las aguas negras, para limpiarla y potabilizarla en favor de las 97 colonias que padecen tandeo.

José Antonio Morfín Villalpando, presidente del Consejo Directivo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), informó a El Sol de León que lo que se busca es verter en la Presa El Palote aproximadamente 25 millones de metros cúbicos al año, para dotar de agua a las colonias de la zona norte de la ciudad, entre las cuales destaca el polo de Los Castillos y Echeveste.

También puedes leer: Habitantes de León aprenden a vivir con gotas de agua por la sequía en presa El Palote

“Con la nanotecnología debemos tener siempre el espejo de la Presa El Palote a no menos de 80%, es un gran programa”, comentó a El Sol de León.

Francisco Carmona / El Sol de León

Señaló que la administración municipal está buscando contar con un 30% de aguas superficiales potabilizada, a través de la nanotecnología, además de tener un 20% de agua de reuso. “Con esto se dejaría que los mantos acuíferos vuelvan a reabastecerse y se usarían menos los pozos.

“Esperamos que a finales de este año podamos estar vertiendo esa agua tratada en la presa y concretamente empezar a potabilizarla nuevamente; esperemos que para fin de año estemos ya realizando estas acciones”, dijo.

Explicó que de los 85 millones de metros cúbicos que se consumen en promedio al año en León, se busca tratar 63 millones de metros cúbicos de agua, de los cuales 25 millones de metros cúbicos de agua serían potabilizados en la presa. Lamentó que el 28% del agua que se extrae del suelo por Sapal es ineficiencia por fugas, que equivale 23 millones de metros cúbicos.

También aclaró que de los 63 millones de metros cúbicos, 25 millones de litros van a dar a los agricultores y pequeños ejidatarios, mientras que dos millones van a la industria y un millón va al riego de jardines, “y el resto buscamos potabilizarla y meterlo a la red nuevamente”.

Actualmente el municipio realiza obras para tratar el agua negra que llega a la planta tratadora que está en la salida a San Francisco del Rincón (Santa Rosa) y desde allí la enviarán a la planta de rebombeo de Las Joyas, para desde esa zona el agua será enviada a la Presa El Palote y La Patiña.

El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado en León tiene convenios con la Universidad de Arizona, con Yale y con España, además de la Universidad de Guanajuato para concretar este ambicioso proyecto.

Agua se desperdicia en fugas

Otro de los retos que tiene León para contar con más agua, dijo José Antonio Morfín, es lograr una mayor y mejor tecnificación en el campo, porque es donde más agua se consume, incluso más que en las casas habitación de la zona urbana.

“Se debe de tener una conciencia de racionalidad del agua, porque es verdaderamente triste ver cómo la gente riega jardines, lava la cochera tirando el agua, de tal manera que eso no se vale”.

Reconoció que en 2023 se extrajeron 85 millones de metros cúbicos de agua del suelo, de los cuales sólo se consumió el 72%, ya que el otro 28% fue pérdida por fugas y destacó que la eficiencia del Sapal es la mejor de todo México.

“Somos la más alta eficiencia del país en consumo de agua y la mayor parte viene de las fugas. Puede haber algo de aguachicol, pero la realidad es que la mayoría son fugas que están generadas por redes que necesitan constantemente estarse cambiando, porque se deterioran con los años”, explicó.

La inversión de Sapal es de más de 600 millones de pesos al año para renovación de redes de agua. “Con esto tratamos de atacar como organismo operador, el que no se desperdicie el agua en la ciudad”.

Recordó que en 1990, León extrajo 91 millones de metros cúbicos del suelo con la mitad de la población actual y 30 años después se extraen 85 millones de metros cúbicos de agua, con una población de 1.8 millones de habitantes.

“En general, desde aquellas épocas se cayó mucho la extracción del agua, gracias a que fue subiendo la eficiencia de los leoneses”.

Falta eficientar uso en el campo

Sobre el consumo de agua en el campo, José Antonio Morfín dijo que puede superar el 70% de la extracción con respecto a lo que se extrae en la ciudad y añadió que desgraciadamente los sistemas de riego son arcaicos.

“Los campesinos utilizan mucha agua rodada, la cual se evapora; se requiere eficientar con la tecnificación del campo y que sus sistemas de riego sean por aspersión o goteo, para optimizarla lo mejor posible. En el caso de León, es el 65% del consumo total de agua el que va directamente al campo y es ahí donde tenemos que ver qué vamos a hacer”, declaró.

Reconoció que los grandes agricultores están tecnificados y consumen menos agua, sin embargo, aclaró que se les debe de dar apoyos a los pequeños productores para que se tecnifiquen y consuman menos agua.

Manifestó que muchos de sus pozos no los pretende el SAPAL, pues son de la iniciativa privada, sin embargo, cuando los pequeños productores del campo se tecnifiquen ayudarán a que todo el manto acuífero de la ciudad a que incremente su nivel de líquido.

“Estamos trabajando para no sacar tanta agua y permitamos que suban los mantos acuíferos, la solución que nosotros queremos y necesitamos son las aguas superficiales, es decir traer de una presa el agua”.

Hay tiempo para evitar un problema social

José Antonio Morfín dijo que León está a tiempo para evitar que el problema del agua se convierta en una dificultad social, que podría traer complicaciones insospechadas.

“En León hay un millón 800 mil personas y se viene un problema social en la ciudad, si no encontramos la solución y un proyecto para tener aguas superficiales. Necesitamos dejar de sacar agua de los pozos y la única solución es tomarla de cuerpos externos; es muy distinta la problemática que se vive en la zona de Monterrey, porque ellos tienen el 81% de agua que viene de área superficiales y de un 15 a 20% viene de los pozos, mientras que nosotros estamos con el 99% de agua de pozos y el 1% es de la presa El Palote, por eso nuestra solución debe ser el crecer en aguas superficiales y tecnificar el campo, así salvaremos la sustentabilidad de la ciudad”, concluyó.

Publicado originalmente en El Sol de León

León, Gto. En el tercer año de sequía en León, la Presa El Palote podría volverse a llenar y verse como en las mejores temporadas de lluvia, gracias a la nanotecnología que aplicará el municipio a las aguas negras, para limpiarla y potabilizarla en favor de las 97 colonias que padecen tandeo.

José Antonio Morfín Villalpando, presidente del Consejo Directivo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), informó a El Sol de León que lo que se busca es verter en la Presa El Palote aproximadamente 25 millones de metros cúbicos al año, para dotar de agua a las colonias de la zona norte de la ciudad, entre las cuales destaca el polo de Los Castillos y Echeveste.

También puedes leer: Habitantes de León aprenden a vivir con gotas de agua por la sequía en presa El Palote

“Con la nanotecnología debemos tener siempre el espejo de la Presa El Palote a no menos de 80%, es un gran programa”, comentó a El Sol de León.

Francisco Carmona / El Sol de León

Señaló que la administración municipal está buscando contar con un 30% de aguas superficiales potabilizada, a través de la nanotecnología, además de tener un 20% de agua de reuso. “Con esto se dejaría que los mantos acuíferos vuelvan a reabastecerse y se usarían menos los pozos.

“Esperamos que a finales de este año podamos estar vertiendo esa agua tratada en la presa y concretamente empezar a potabilizarla nuevamente; esperemos que para fin de año estemos ya realizando estas acciones”, dijo.

Explicó que de los 85 millones de metros cúbicos que se consumen en promedio al año en León, se busca tratar 63 millones de metros cúbicos de agua, de los cuales 25 millones de metros cúbicos de agua serían potabilizados en la presa. Lamentó que el 28% del agua que se extrae del suelo por Sapal es ineficiencia por fugas, que equivale 23 millones de metros cúbicos.

También aclaró que de los 63 millones de metros cúbicos, 25 millones de litros van a dar a los agricultores y pequeños ejidatarios, mientras que dos millones van a la industria y un millón va al riego de jardines, “y el resto buscamos potabilizarla y meterlo a la red nuevamente”.

Actualmente el municipio realiza obras para tratar el agua negra que llega a la planta tratadora que está en la salida a San Francisco del Rincón (Santa Rosa) y desde allí la enviarán a la planta de rebombeo de Las Joyas, para desde esa zona el agua será enviada a la Presa El Palote y La Patiña.

El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado en León tiene convenios con la Universidad de Arizona, con Yale y con España, además de la Universidad de Guanajuato para concretar este ambicioso proyecto.

Agua se desperdicia en fugas

Otro de los retos que tiene León para contar con más agua, dijo José Antonio Morfín, es lograr una mayor y mejor tecnificación en el campo, porque es donde más agua se consume, incluso más que en las casas habitación de la zona urbana.

“Se debe de tener una conciencia de racionalidad del agua, porque es verdaderamente triste ver cómo la gente riega jardines, lava la cochera tirando el agua, de tal manera que eso no se vale”.

Reconoció que en 2023 se extrajeron 85 millones de metros cúbicos de agua del suelo, de los cuales sólo se consumió el 72%, ya que el otro 28% fue pérdida por fugas y destacó que la eficiencia del Sapal es la mejor de todo México.

“Somos la más alta eficiencia del país en consumo de agua y la mayor parte viene de las fugas. Puede haber algo de aguachicol, pero la realidad es que la mayoría son fugas que están generadas por redes que necesitan constantemente estarse cambiando, porque se deterioran con los años”, explicó.

La inversión de Sapal es de más de 600 millones de pesos al año para renovación de redes de agua. “Con esto tratamos de atacar como organismo operador, el que no se desperdicie el agua en la ciudad”.

Recordó que en 1990, León extrajo 91 millones de metros cúbicos del suelo con la mitad de la población actual y 30 años después se extraen 85 millones de metros cúbicos de agua, con una población de 1.8 millones de habitantes.

“En general, desde aquellas épocas se cayó mucho la extracción del agua, gracias a que fue subiendo la eficiencia de los leoneses”.

Falta eficientar uso en el campo

Sobre el consumo de agua en el campo, José Antonio Morfín dijo que puede superar el 70% de la extracción con respecto a lo que se extrae en la ciudad y añadió que desgraciadamente los sistemas de riego son arcaicos.

“Los campesinos utilizan mucha agua rodada, la cual se evapora; se requiere eficientar con la tecnificación del campo y que sus sistemas de riego sean por aspersión o goteo, para optimizarla lo mejor posible. En el caso de León, es el 65% del consumo total de agua el que va directamente al campo y es ahí donde tenemos que ver qué vamos a hacer”, declaró.

Reconoció que los grandes agricultores están tecnificados y consumen menos agua, sin embargo, aclaró que se les debe de dar apoyos a los pequeños productores para que se tecnifiquen y consuman menos agua.

Manifestó que muchos de sus pozos no los pretende el SAPAL, pues son de la iniciativa privada, sin embargo, cuando los pequeños productores del campo se tecnifiquen ayudarán a que todo el manto acuífero de la ciudad a que incremente su nivel de líquido.

“Estamos trabajando para no sacar tanta agua y permitamos que suban los mantos acuíferos, la solución que nosotros queremos y necesitamos son las aguas superficiales, es decir traer de una presa el agua”.

Hay tiempo para evitar un problema social

José Antonio Morfín dijo que León está a tiempo para evitar que el problema del agua se convierta en una dificultad social, que podría traer complicaciones insospechadas.

“En León hay un millón 800 mil personas y se viene un problema social en la ciudad, si no encontramos la solución y un proyecto para tener aguas superficiales. Necesitamos dejar de sacar agua de los pozos y la única solución es tomarla de cuerpos externos; es muy distinta la problemática que se vive en la zona de Monterrey, porque ellos tienen el 81% de agua que viene de área superficiales y de un 15 a 20% viene de los pozos, mientras que nosotros estamos con el 99% de agua de pozos y el 1% es de la presa El Palote, por eso nuestra solución debe ser el crecer en aguas superficiales y tecnificar el campo, así salvaremos la sustentabilidad de la ciudad”, concluyó.

Publicado originalmente en El Sol de León

Mundo

EU veta adhesión plena de Palestina a la ONU

Los palestinos pidieron adherisrse a Naciones Unidas como Estado de pleno derecho, pero EU lo frenó en apoyó a Israel

Finanzas

SHCP niega que se tomen ahorros de trabajadores para Pensiones del Bienestar

En la 87 Convención Bancaria, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, dijo que los recursos para dicho fondo provendrán en su mayoría de ahorros presupuestales

Política

Layda Sansores estará inscrita en registro de violentadores de género por dos años: TEPJF

Layda Sansores fue sancionada por el TEPJF por violencia política en razón de género

Justicia

Incluyen a viuda e hijas de El Ojos entre los delincuentes más buscados en CDMX

La Fiscalía capitalina indicó que las tres mujeres heredaron el liderazgo del Cártel de Tláhuac tras la muerte de Felipe de Jesús Pérez, El Ojos

Mundo

Juicio penal contra Trump completa la selección de los 12 miembros del jurado

La selección de jurado se completó en esta tercera jornada, después de que dos miembros del jurado tuvieran que ser rechazados

Justicia

Rocío Nahle y su esposo suman nueva denuncia por presunta corrupción y enriquecimiento ilícito

El empresario veracruzano Arturo Castagné Couturier asegura que la candidata de Morena y su marido tienen al menos 7 propiedades que sumarían un valor de 100 mdp