/ martes 13 de agosto de 2019

Restos del cardenal Sergio Obeso serán llevados a cripta de los obispos

Sirvió a la Iglesia católica desde todos los cargos de esa institución

XALAPA. El cardenal Sergio Obeso Rivera falleció el pasado domingo a la edad de 87 años, en su casa de Coatepec. Nacido en Xalapa, sirvió a la Iglesia católica desde todos los cargos de esta institución.

Fue diácono, sacerdote, obispo coadjutor, arzobispo, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, arzobispo emérito de Xalapa y más recientemente cardenal de la Iglesia católica.

En Veracruz y fuera del estado, el sacerdote fue reconocido como un hombre sencillo, austero, sumamente servicial y atento a las realidades sociales de México y entregado a su labor como pastor. Fue además un gran impulsor de la causa de la canonización del primer santo obispo latinoamericano, san Rafael Guízar y Valencia, que fue elevado a los altares por el papa Benedicto XVI, el 15 de octubre de 2006.

Dentro de sus labores destaca su trabajo en la construcción de la paz, pues el cardenal participó en las negociaciones de paz y reconciliación de los acuerdos de San Andrés, en los esfuerzos de restablecimiento de las relaciones entre el Estado mexicano y la Santa Sede al promover la ley reglamentaria del artículo 130.

En Xalapa y Coatepec -lugar donde vivió hasta su último día- se le recuerda como el arzobispo y cardenal que siempre manejó sus propios vehículos, “vochitos”, Tsuru y en fechas recientes un March, la mayoría de ellos blancos.

VIDA DEL CARDENAL

Sergio Obeso nació el 31 de octubre de 1931. Hijo de Emilio Obeso, originario de Asturias, España, y Estela Rivera, nativa del municipio de Las Vigas, Veracruz.

El 23 de enero de 1944 ingresó al seminario para seguir su vocación y tras concluir sus estudios se trasladó a Roma, donde cursó filosofía y teología en la Universidad Gregoriana, como alumno del Pontificio Colegio Pío Latino Americano. Terminó la licenciatura en filosofía y obtuvo el doctorado en teología. Recibió la Ordenación Sacerdotal en Roma, Italia, el 31 de octubre de 1954.

Su primera misa la celebró en la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México. Desempeñó sus servicios en el seminario de 1955 a 1971. Durante ese período fue prefecto de filosofía y teología, director espiritual y rector. Al mismo tiempo, se desempeñó como capellán del Convento de las entonces Monjas Capuchinas del Santísimo Sacramento (ahora Misioneras Eucarísticas Franciscanas).

El 18 de noviembre de 1982 resultó electo presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) en la XXX Asamblea Plenaria para el período 1983-1985; ese año fue reelecto para un segundo trienio, que duró hasta noviembre de 1988, y finalmente de 1995 a 1997.

El 30 de abril de 1971, el papa Pablo VI lo designó obispo de Papantla. Recibió la Consagración Episcopal el 29 de junio de 1971 en Teziutlán, Puebla. Sirvió durante dos años y ocho meses en esa diócesis.

El 18 de enero de 1974, Pablo VI lo nombró arzobispo titular de Uppenna, con el cargo de coadjutor con derecho a sucesión del arzobispo de Xalapa, Emilio Abascal Salmerón, a quien tras su fallecimiento sucedió en el cargo de pastor de la Arquidiócesis de Xalapa el 12 de marzo de 1979. En noviembre de 1988 fue nombrado presidente de la Comisión Episcopal del Clero, cargo que desempeñó durante dos trienios. Nuevamente, en la LVII Asamblea Plenaria del Episcopado Mexicano (CEM) fue nombrado presidente para el período 1995-1997. En la Asamblea Plenaria LXX de la CEM, realizada en noviembre de 2000, y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social para el trienio de 2001 a 2003. Fue reelecto con el mismo cargo para el trienio 2004 a 2006 y lo desempeñó hasta noviembre de 2005.

El 10 de abril de 2007, Benedicto XVI aceptó la renuncia de Obeso Rivera al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Xalapa, siendo relevado por Hipólito Reyes y pasando a ser arzobispo emérito. En 2008 tuvo que afrontar una de las mayores penas de su carrera eclesiástica al despedirse de un amigo de toda su vida desde el seminario, Guillermo Ranzahuer, obispo emérito de San Andrés Tuxtla.

El papa Francisco lo nombró cardenal el 28 de junio de 2018 desde el aula de las bendiciones del Vaticano, en la basílica de San Pedro, junto a 13 nuevos cardenales.

XALAPA. El cardenal Sergio Obeso Rivera falleció el pasado domingo a la edad de 87 años, en su casa de Coatepec. Nacido en Xalapa, sirvió a la Iglesia católica desde todos los cargos de esta institución.

Fue diácono, sacerdote, obispo coadjutor, arzobispo, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, arzobispo emérito de Xalapa y más recientemente cardenal de la Iglesia católica.

En Veracruz y fuera del estado, el sacerdote fue reconocido como un hombre sencillo, austero, sumamente servicial y atento a las realidades sociales de México y entregado a su labor como pastor. Fue además un gran impulsor de la causa de la canonización del primer santo obispo latinoamericano, san Rafael Guízar y Valencia, que fue elevado a los altares por el papa Benedicto XVI, el 15 de octubre de 2006.

Dentro de sus labores destaca su trabajo en la construcción de la paz, pues el cardenal participó en las negociaciones de paz y reconciliación de los acuerdos de San Andrés, en los esfuerzos de restablecimiento de las relaciones entre el Estado mexicano y la Santa Sede al promover la ley reglamentaria del artículo 130.

En Xalapa y Coatepec -lugar donde vivió hasta su último día- se le recuerda como el arzobispo y cardenal que siempre manejó sus propios vehículos, “vochitos”, Tsuru y en fechas recientes un March, la mayoría de ellos blancos.

VIDA DEL CARDENAL

Sergio Obeso nació el 31 de octubre de 1931. Hijo de Emilio Obeso, originario de Asturias, España, y Estela Rivera, nativa del municipio de Las Vigas, Veracruz.

El 23 de enero de 1944 ingresó al seminario para seguir su vocación y tras concluir sus estudios se trasladó a Roma, donde cursó filosofía y teología en la Universidad Gregoriana, como alumno del Pontificio Colegio Pío Latino Americano. Terminó la licenciatura en filosofía y obtuvo el doctorado en teología. Recibió la Ordenación Sacerdotal en Roma, Italia, el 31 de octubre de 1954.

Su primera misa la celebró en la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México. Desempeñó sus servicios en el seminario de 1955 a 1971. Durante ese período fue prefecto de filosofía y teología, director espiritual y rector. Al mismo tiempo, se desempeñó como capellán del Convento de las entonces Monjas Capuchinas del Santísimo Sacramento (ahora Misioneras Eucarísticas Franciscanas).

El 18 de noviembre de 1982 resultó electo presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) en la XXX Asamblea Plenaria para el período 1983-1985; ese año fue reelecto para un segundo trienio, que duró hasta noviembre de 1988, y finalmente de 1995 a 1997.

El 30 de abril de 1971, el papa Pablo VI lo designó obispo de Papantla. Recibió la Consagración Episcopal el 29 de junio de 1971 en Teziutlán, Puebla. Sirvió durante dos años y ocho meses en esa diócesis.

El 18 de enero de 1974, Pablo VI lo nombró arzobispo titular de Uppenna, con el cargo de coadjutor con derecho a sucesión del arzobispo de Xalapa, Emilio Abascal Salmerón, a quien tras su fallecimiento sucedió en el cargo de pastor de la Arquidiócesis de Xalapa el 12 de marzo de 1979. En noviembre de 1988 fue nombrado presidente de la Comisión Episcopal del Clero, cargo que desempeñó durante dos trienios. Nuevamente, en la LVII Asamblea Plenaria del Episcopado Mexicano (CEM) fue nombrado presidente para el período 1995-1997. En la Asamblea Plenaria LXX de la CEM, realizada en noviembre de 2000, y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social para el trienio de 2001 a 2003. Fue reelecto con el mismo cargo para el trienio 2004 a 2006 y lo desempeñó hasta noviembre de 2005.

El 10 de abril de 2007, Benedicto XVI aceptó la renuncia de Obeso Rivera al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Xalapa, siendo relevado por Hipólito Reyes y pasando a ser arzobispo emérito. En 2008 tuvo que afrontar una de las mayores penas de su carrera eclesiástica al despedirse de un amigo de toda su vida desde el seminario, Guillermo Ranzahuer, obispo emérito de San Andrés Tuxtla.

El papa Francisco lo nombró cardenal el 28 de junio de 2018 desde el aula de las bendiciones del Vaticano, en la basílica de San Pedro, junto a 13 nuevos cardenales.

Sociedad

AMLO confirma posible caso de Ómicron en México

Con el surgimiento de esta variante, hubo nerviosismo en los mercados internacionales y hubo deprecación de las monedas

CDMX

Nuevo impuesto de apps no se cobrará a usuarios

El gobierno local asegura que el cobro sólo aplicará hacia las apps pues la iniciativa del código fiscal se blindó para no trasladarlo a los consumidores

Justicia

Suman 13 detenidos por fuga de reos en penal de Tula

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, señaló que se realiza una investigación para descartar complicidad entre el personal del penal y los involucrados en la fuga de reos

Sociedad

Se compromete AMLO a pacificar Michoacán y el resto del país

Subrayó que la inseguridad que se vive en el estado es producto de la herencia administraciones anteriores

Justicia

Suman 13 detenidos por fuga de reos en penal de Tula

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, señaló que se realiza una investigación para descartar complicidad entre el personal del penal y los involucrados en la fuga de reos

Sociedad

AMLO confirma posible caso de Ómicron en México

Con el surgimiento de esta variante, hubo nerviosismo en los mercados internacionales y hubo deprecación de las monedas

Justicia

Asesinan a cuatro personas en Silao, Guanajuato

Es el tercer multihomicidio registrado en menos de un mes en este municipio, suman ya 15 víctimas por estos tres hechos

OMG!

Alanis Morissette cancela definitivamente conciertos en España

Estos eventos deberían haberse celebrado el 10 y 11 de noviembre en el Palau Sant Jordi de Barcelona y en el Wizink Center de Madrid

Salud

¿Combinar vacunas de Sinovac y Pfizer es seguro? Te lo decimos

República Dominicana y la Universidad de Yale con muestras de 100 personas, concluyó que esta tercera dosis amplía los efectos de protección de las vacunas