/ martes 14 de noviembre de 2017

¡Se abre la tierra! Aparecen dos socavones en Villahermosa

Uno se registró en la colonia Gil y Sáenz y otro en la Tamulté de las Barrancas

VILLAHERMOSA, Tab.- Dos aparatosos socavones en la ciudad -uno en la colonia Gil y Sáenz (El Águila) y otro en la Tamulté de las Barrancas- han propiciado accidentes viales, tales como hundimientos de vehículos compactos, por lo que vecinos exigen al ayuntamiento de Centro reparaciones duraderas.

En el caso de la colonia El Águila, dicho hundimiento ha sido reparado dos veces en menos de un mes, mientras que el de la demarcación de Tamulte, que está localizado justo en la calle Libertad, es primera vez que se origina.

De acuerdo a los colonos de El Águila, las autoridades municipales solo hacen reparaciones “al vapor”, propiciando que los desperfectos se vuelvan a formas en tan solo pocas semanas.

“Lo que pasa es que no hacen una buena reparación, y pues es lógico que con el paso diario –porque esta es una calle muy transitada- se vuelven a romper, pero no quieren invertir el dinero para una buena obra de reparación y los perjudicados somos los ciudadanos”, indicó el señor Jorge Pérez, habitante de la demarcación.

Fue el pasado 21 de octubre cuando este medio de comunicación publicó la existencia del referido socavón, el cual, de acuerdo a los vecinos, se comenzó a formar desde el mes de junio sin que las autoridades del municipio tomaran cartas en el asunto.

Por más de una semana la vialidad se mantuvo cerrada al paso de vehículos en el entronque con la avenida 27 de Febrero, situación que causó conflictos pues a escasos metros está localizada la escuela primaria urbana estatal “Centro Escolar Primero de Mayo”.

De acuerdo a los habitantes de la zona, una semana después, el 28 de octubre, una cuadrilla del municipio acudió para la rehabilitación del tramo, sin embargo, el pasado domingo colapsó de nuevo. Tras el arribo de este medio de comunicación se pudo observar que personal del ayuntamiento de Centro se encontraba trabajando en el sitio, apoyados con una retroexcavadora, no obstante, de manera extraoficial el encargado de la rehabilitación señaló que únicamente nivelarían el desperfecto con grava y arena; por lo que al paso de una hora se retiraron del lugar y liberaron la vialidad.

VILLAHERMOSA, Tab.- Dos aparatosos socavones en la ciudad -uno en la colonia Gil y Sáenz (El Águila) y otro en la Tamulté de las Barrancas- han propiciado accidentes viales, tales como hundimientos de vehículos compactos, por lo que vecinos exigen al ayuntamiento de Centro reparaciones duraderas.

En el caso de la colonia El Águila, dicho hundimiento ha sido reparado dos veces en menos de un mes, mientras que el de la demarcación de Tamulte, que está localizado justo en la calle Libertad, es primera vez que se origina.

De acuerdo a los colonos de El Águila, las autoridades municipales solo hacen reparaciones “al vapor”, propiciando que los desperfectos se vuelvan a formas en tan solo pocas semanas.

“Lo que pasa es que no hacen una buena reparación, y pues es lógico que con el paso diario –porque esta es una calle muy transitada- se vuelven a romper, pero no quieren invertir el dinero para una buena obra de reparación y los perjudicados somos los ciudadanos”, indicó el señor Jorge Pérez, habitante de la demarcación.

Fue el pasado 21 de octubre cuando este medio de comunicación publicó la existencia del referido socavón, el cual, de acuerdo a los vecinos, se comenzó a formar desde el mes de junio sin que las autoridades del municipio tomaran cartas en el asunto.

Por más de una semana la vialidad se mantuvo cerrada al paso de vehículos en el entronque con la avenida 27 de Febrero, situación que causó conflictos pues a escasos metros está localizada la escuela primaria urbana estatal “Centro Escolar Primero de Mayo”.

De acuerdo a los habitantes de la zona, una semana después, el 28 de octubre, una cuadrilla del municipio acudió para la rehabilitación del tramo, sin embargo, el pasado domingo colapsó de nuevo. Tras el arribo de este medio de comunicación se pudo observar que personal del ayuntamiento de Centro se encontraba trabajando en el sitio, apoyados con una retroexcavadora, no obstante, de manera extraoficial el encargado de la rehabilitación señaló que únicamente nivelarían el desperfecto con grava y arena; por lo que al paso de una hora se retiraron del lugar y liberaron la vialidad.