/ martes 27 de julio de 2021

"Tenemos miedo": Magdalena de Kino, de pueblo mágico a pueblo fantasma

En anonimato, una habitante de Magdalena relata el temor que viven día a día, ante la serie de enfrentamientos armados, incendios y la presencia de sicarios

El sonido de las ráfagas de armas de fuego arrebató la tranquilidad de los habitantes del municipio de Magdalena de Kino, Sonora, pues durante seis días no han cesado los enfrentamientos entre el narco. Las calles se llenaron de plomo, los establecimientos cerraron sus puertas desde temprano y los pobladores permanecieron en sus hogares para resguardarse de las diversas balaceras.

Hace algunos años una mujer migró a Sonora para establecerse en un lugar más seguro para vivir; llegó a Magdalena con su familia en busca de mejores oportunidades, sin embargo, encontró un sitio donde el narcotráfico se ha apoderado de los sueños de las personas.

“Sí ha estado complicada la situación, es un pueblo mágico lo que debería significar que es tranquilo, la gente es servicial, trabajadora, pero últimamente ha estado difícil porque la inseguridad está a la orden del día, sales en la mañana con la bendición de Dios para no encontrarte con un carro del narco, mostrando la mejor cara a pesar de las circunstancias, nos ha tocado vivirlo cerca, en la plaza, en la casa”, mencionó de manera anónima a El Sol de Hermosillo.

En punto de las 7:00 de la mañana, la mujer camina diariamente hacia su trabajo mientras se percata de cómo las tiendas se encuentran cerradas, las calles solitarias y sólo se escucha el cantar de los animales, al llegar a su lugar se coloca detrás del mostrador y los balazos inician, desde el interior se logran escuchar los gritos de angustia de la gente que está alrededor.

“Es algo que no se había visto en Magdalena, como pueblo perdemos todos, esta situación da mucho miedo, el que tengas que estar en un lugar de trabajo, salir y no saber a dónde voltear, ir apurada para no encontrarte con un sicario que te vaya a levantar, una compañera dejó sola a sus hijas en casa y cerca de ahí había una balacera, fue muy difícil no poderle ayudar, no podíamos salir”, expresó con la voz entrecortada.

Cada día incrementa el riesgo de caminar por las calles, la gente continúa trabajando pese a la situación, necesitan llevar el sustento a casa, van seis días de terror en el municipio, el primer sonido que escucha al despertar no son pájaros cantando sino el de las ráfagas de fuego.

“Nos ha tocado atender a personas en el negocio, corremos el riesgo de que nos pase algo, está muy mal la situación, estamos con mucho temor de encontrarnos con una camioneta de los sicarios de regreso, hace unos meses me encontré con una y se me quedaron viendo, pero me vieron con el uniforme del trabajo y se fueron, me dio mucho miedo”, narró.

El fin de semana pasado, del 24 y 25 de julio, los establecimientos cerraron sus puertas desde las 11:30 de la mañana debido al miedo que ocasionó presenciar los enfrentamientos que realizaban a la vuelta de la esquina, la plaza se encontraba solitaria, no había visitantes, todos se resguardaron en sus hogares y rezaban por su vida.

“Se han escuchado rumores que un civil murió por una bala perdida, iba caminando y le tocó, pero no sabemos más del tema, a veces se pone un poco tranquilo pero la gente, principalmente los vendedores están pendientes por si pasa algo para volver a cerrar todo y resguardarse, está un poco calmado porque dicen que se fueron a Ímuris, pero van a seguir más fuertes, nosotros nos enteramos por la gente que tiene vínculos con estas personas, les avisan y la gente comienza a tomar cartas en el asunto”, explicó.

Ante esta situación, la mujer, quien pidió el anonimato, urgió el apoyo a las autoridades y regresar la seguridad a los habitantes del municipio.

El caminar por las calles se ha convertido en un peligro, el miedo se ha apoderado de las personas, la tranquilidad ya no existe al igual que los visitantes de lo que era un orgullo de Sonora, un pueblo mágico lleno de historia y cosas bonitas por ofrecer.


Magdalena de Kino es visitado por turista por su cultura, sus artesanías y en especial porque ahí se encuentra el templo de Santa María Magdalena, un lugar emblemático para los seguidores del padre Francisco Eusebio Kino, uno de los principales misioneros de la zona norte de Sonora.



Conoce más del tema en nuestro podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

El sonido de las ráfagas de armas de fuego arrebató la tranquilidad de los habitantes del municipio de Magdalena de Kino, Sonora, pues durante seis días no han cesado los enfrentamientos entre el narco. Las calles se llenaron de plomo, los establecimientos cerraron sus puertas desde temprano y los pobladores permanecieron en sus hogares para resguardarse de las diversas balaceras.

Hace algunos años una mujer migró a Sonora para establecerse en un lugar más seguro para vivir; llegó a Magdalena con su familia en busca de mejores oportunidades, sin embargo, encontró un sitio donde el narcotráfico se ha apoderado de los sueños de las personas.

“Sí ha estado complicada la situación, es un pueblo mágico lo que debería significar que es tranquilo, la gente es servicial, trabajadora, pero últimamente ha estado difícil porque la inseguridad está a la orden del día, sales en la mañana con la bendición de Dios para no encontrarte con un carro del narco, mostrando la mejor cara a pesar de las circunstancias, nos ha tocado vivirlo cerca, en la plaza, en la casa”, mencionó de manera anónima a El Sol de Hermosillo.

En punto de las 7:00 de la mañana, la mujer camina diariamente hacia su trabajo mientras se percata de cómo las tiendas se encuentran cerradas, las calles solitarias y sólo se escucha el cantar de los animales, al llegar a su lugar se coloca detrás del mostrador y los balazos inician, desde el interior se logran escuchar los gritos de angustia de la gente que está alrededor.

“Es algo que no se había visto en Magdalena, como pueblo perdemos todos, esta situación da mucho miedo, el que tengas que estar en un lugar de trabajo, salir y no saber a dónde voltear, ir apurada para no encontrarte con un sicario que te vaya a levantar, una compañera dejó sola a sus hijas en casa y cerca de ahí había una balacera, fue muy difícil no poderle ayudar, no podíamos salir”, expresó con la voz entrecortada.

Cada día incrementa el riesgo de caminar por las calles, la gente continúa trabajando pese a la situación, necesitan llevar el sustento a casa, van seis días de terror en el municipio, el primer sonido que escucha al despertar no son pájaros cantando sino el de las ráfagas de fuego.

“Nos ha tocado atender a personas en el negocio, corremos el riesgo de que nos pase algo, está muy mal la situación, estamos con mucho temor de encontrarnos con una camioneta de los sicarios de regreso, hace unos meses me encontré con una y se me quedaron viendo, pero me vieron con el uniforme del trabajo y se fueron, me dio mucho miedo”, narró.

El fin de semana pasado, del 24 y 25 de julio, los establecimientos cerraron sus puertas desde las 11:30 de la mañana debido al miedo que ocasionó presenciar los enfrentamientos que realizaban a la vuelta de la esquina, la plaza se encontraba solitaria, no había visitantes, todos se resguardaron en sus hogares y rezaban por su vida.

“Se han escuchado rumores que un civil murió por una bala perdida, iba caminando y le tocó, pero no sabemos más del tema, a veces se pone un poco tranquilo pero la gente, principalmente los vendedores están pendientes por si pasa algo para volver a cerrar todo y resguardarse, está un poco calmado porque dicen que se fueron a Ímuris, pero van a seguir más fuertes, nosotros nos enteramos por la gente que tiene vínculos con estas personas, les avisan y la gente comienza a tomar cartas en el asunto”, explicó.

Ante esta situación, la mujer, quien pidió el anonimato, urgió el apoyo a las autoridades y regresar la seguridad a los habitantes del municipio.

El caminar por las calles se ha convertido en un peligro, el miedo se ha apoderado de las personas, la tranquilidad ya no existe al igual que los visitantes de lo que era un orgullo de Sonora, un pueblo mágico lleno de historia y cosas bonitas por ofrecer.


Magdalena de Kino es visitado por turista por su cultura, sus artesanías y en especial porque ahí se encuentra el templo de Santa María Magdalena, un lugar emblemático para los seguidores del padre Francisco Eusebio Kino, uno de los principales misioneros de la zona norte de Sonora.



Conoce más del tema en nuestro podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Sociedad

Mueren 5 personas por explosión en destilería José Cuervo en Tequila, Jalisco

José Cuervo informó que cinco personas murieron por la explosión que ocurrió mientras se realizaban trabajos de mantenimiento en una fábrica en Tequila, Jalisco

Mundo

Asesor de Trump denuncia a Kamala Harris por tomar fondos de la campaña de Biden

La denuncia exige una investigación criminal de la conducta y sugiere que Biden debería verse obligado a reembolsar sus contribuciones a los donantes

Finanzas

Inflación repunta a 5.61% en primera quincena de julio

Los productos más afectados fueron el jitomate, aguacate, chayote, al igual que la naranja y cebolla

CDMX

CDMX quiere revivir cempasúchil nativo: la clave está en una semilla hallada en Teotihuacán

Un equipo de la ciudad y del INAH realizarán pruebas de ADN para confirmar su origen

CDMX

Mujer acumuló basura por 24 años en un departamento: sus vecinos tuvieron que intervenir

La alcaldía Azcapotzalco ha sacado 11 toneladas de basura de un departamento tras las quejas de quienes viven en la Unidad Presidente Madero

Política

Presupuesto de Egresos contempla déficit de 3%, es aceptable: Sheinbaum

Sheinbaum adelantó que el déficit del 3% es una cifra aceptable, además de que no buscará endeudar al país durante su primer año de gobierno