Los Sapos

15 de oct 2018

Fumarse un sapo, la nueva experiencia psicotrópica

A estos animales se les extrae de las glándulas, sin afectarlos, una sustancia llamada bufotenina, la cual se deja secar y después es inhalada por aquellos que padecen fuertes depresiones