/ domingo 23 de septiembre de 2018

Luego de 5 años, el "Tigre" ruge de nuevo: Woods gana un torneo de PGA Tour

Con una tarjeta de 71 golpes, uno por encima del par, el "Tigre" había hecho los deberes en las tres anteriores para finalizar el torneo con 269

Tiger Woods está de vuelta. El golfista estadounidense, luego de cuatro cirugías en su espalda que apenas le permitían caminar hace unos meses, ganó este domingo el Tour Championship y puso fin a una sequía de títulos que duraba cinco años.

"He tenido que luchar durante todo el día pero me ha encantado esta jornada. Era un gran desafío a principios de año el pensar que podía volver a ganar pero a lo largo de las competiciones vi que era posible", explicó visiblemente emocionado.

En un East Lake Golf Club lleno a rebosar, el norteamericano encaró el último hoyo con una amplia sonrisa en su cara, sabiendo que tenía el título en sus manos.


Lo pasé mal conteniendo las lágrimas en el último hoyo. No dejaba de decirme: 'Eh, aún puedes tirarla fuera. Pero una vez metí la bola en el green, choqué la mano de Joey (LaCava, su caddie) porque sabía que lo había conseguido , añadió.

Los miles de seguidores que lo acompañaron en el campo de Atlanta celebraron el regreso de su ídolo a lo más alto. Él que se encontraba postrado en una cama hace apenas un año, este domingo era vitoreado y rodeado por los enfervorecidos fans que disfrutaban con ver su retorno a la cima.

Su último éxito databa de agosto de 2013, cuando se consagró en el Bridgestone Invitational. Entonces nadie pensaba que tardaría 1876 días en volver a levantar un trofeo pero, tras dominar desde la primera jornada, volvió a coronarse en el Tour Championship. Por tercera vez en su carrera.

A pesar de no brillar este domingo, con una tarjeta de 71 golpes, uno por encima del par, el "Tigre" había hecho los deberes en las tres anteriores para finalizar el torneo con 269, a dos de su compatriota Billy Horschel (271) y con cuatro de margen sobre el también norteamericano Dustin Johnson (273), segundo y tercero respectivamente.

Así, Woods sumó el 80º título de su carrera deportiva y se quedó a únicamente dos del récord absoluto de su compatriota Sam Snead.

Mientras, el británico Justin Rose terminó en la cuarta posición con 274 golpes tras una decepcionante última jornada, que concluyó con tres por encima del par, pero acabó haciéndose con la FedEx Cup como el primero de la clasificación anual del circuito de la PGA. Woods fue segundo.

El español Jon Rahm, que había empezado el día en la cuarta posición, cayó hasta la undécima al finalizar el domingo con +2, para un total de 276 golpes.

Tiger Woods está de vuelta. El golfista estadounidense, luego de cuatro cirugías en su espalda que apenas le permitían caminar hace unos meses, ganó este domingo el Tour Championship y puso fin a una sequía de títulos que duraba cinco años.

"He tenido que luchar durante todo el día pero me ha encantado esta jornada. Era un gran desafío a principios de año el pensar que podía volver a ganar pero a lo largo de las competiciones vi que era posible", explicó visiblemente emocionado.

En un East Lake Golf Club lleno a rebosar, el norteamericano encaró el último hoyo con una amplia sonrisa en su cara, sabiendo que tenía el título en sus manos.


Lo pasé mal conteniendo las lágrimas en el último hoyo. No dejaba de decirme: 'Eh, aún puedes tirarla fuera. Pero una vez metí la bola en el green, choqué la mano de Joey (LaCava, su caddie) porque sabía que lo había conseguido , añadió.

Los miles de seguidores que lo acompañaron en el campo de Atlanta celebraron el regreso de su ídolo a lo más alto. Él que se encontraba postrado en una cama hace apenas un año, este domingo era vitoreado y rodeado por los enfervorecidos fans que disfrutaban con ver su retorno a la cima.

Su último éxito databa de agosto de 2013, cuando se consagró en el Bridgestone Invitational. Entonces nadie pensaba que tardaría 1876 días en volver a levantar un trofeo pero, tras dominar desde la primera jornada, volvió a coronarse en el Tour Championship. Por tercera vez en su carrera.

A pesar de no brillar este domingo, con una tarjeta de 71 golpes, uno por encima del par, el "Tigre" había hecho los deberes en las tres anteriores para finalizar el torneo con 269, a dos de su compatriota Billy Horschel (271) y con cuatro de margen sobre el también norteamericano Dustin Johnson (273), segundo y tercero respectivamente.

Así, Woods sumó el 80º título de su carrera deportiva y se quedó a únicamente dos del récord absoluto de su compatriota Sam Snead.

Mientras, el británico Justin Rose terminó en la cuarta posición con 274 golpes tras una decepcionante última jornada, que concluyó con tres por encima del par, pero acabó haciéndose con la FedEx Cup como el primero de la clasificación anual del circuito de la PGA. Woods fue segundo.

El español Jon Rahm, que había empezado el día en la cuarta posición, cayó hasta la undécima al finalizar el domingo con +2, para un total de 276 golpes.

CDMX

Olor a combustible en la GAM se debe a tomas clandestinas de turbosina, confirma PC

Protección Civil de CDMX confirmó que el olor a combustible se deriva de tomas clandestinas de un ducto de turbosina

Finanzas

Freno a importaciones de aguacate se debe al proceso electoral en EU, afirma AMLO

El presidente dijo que su gobierno se encuentra trabajando para ractivar las importaciones

México

Cruzaron 368 terroristas a través de México hacia EU desde 2019

Aumentó 348 por ciento la detención de presuntos miembros de células islamistas de 2020 a 2023 en la frontera entre ambos países

Finanzas

Nvidia destrona a Microsoft como la empresa más valiosa del mundo

El valor de mercado de la empresa pasó de 1 billón de dólares a 2 billones en sólo nueve meses en febrero

Finanzas

Mexicanos dejan de contratar televisión de paga

En 2016 52 por ciento de los hogares tenía este servicio y en 2023 bajó a 39.6 por ciento, según Inegi

CDMX

DIF planea nuevo refugio para migrantes en CDMX

El DIF nacional advierte que las personas regresarán a la plaza Giordano Bruno y adelantó que el gobierno local prepara otro refugio