/ jueves 13 de octubre de 2016

Descubren cientificos fósil de ave de la era mesozoica

Científicos argentinos descubrieron en la Antártidaun fósil de 70 millones de años de un ave de la era mesozoica,que preservó la estructura de la tráquea que indica que emitíansonidos y comunicaban, anunció el jefe de la investigación.

“Tiene la gran relevancia de ser un fósil de 70millones de años que pertenece a un ave muy antigua, pero quepreserva algo inusual y que por primera vez se descubre en la eramesozoica, que es la presencia de una estructura llamada siringe enla tráquea”, explicó el investigador principal, Fernando Novas,en Buenos Aires.

Según este doctor en Ciencias Naturales einvestigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas yTécnicas (Conicet), la siringe “es lo que le permitía a esa avefósil emitir sonidos en el final de la era de losdinosaurios”.

Novas mostró el fósil hallado en la Antártida en1992 y que fue estudiado más de dos décadas hasta llegar a estasconclusiones, reveladas el miércoles y recientemente publicadas enla revista Nature.

El fósil del ave bautizada Vegavis iaai fuedescubierto en la isla Vega, en la Antártida, por geólogos delInstituto Antártico Argentino que integran el equipo deinvestigación, y fue descrita como una nueva especie en 2005 porun equipo liderado por la científica estadounidense Julia Clarke,de la Universidad de Texas. SONIDOS DE PATO

La Vegavis iaai era una especie de ave anseriforme-con forma de pato- que vivió en la Antártida durante el períodoCretáceo Superior, entre 65 y 70 millones de años atrás. Erapequeña de tamaño, de unos 50 centímetros de largo y pesabaaproximadamente 1.5 kg. Fue Clarke quien descubrió la existenciade la siringe al reconocer los anillos que forman parte de élcuando escaneó en un tomógrafo 3D el material hallado y preparadopor los científicos argentinos.

Novas explicó que la siringe “es un órgano queproduce sonidos, lo vemos muy parecido a lo que ocurre con algunospatos de la actualidad”.

Sin embargo, “la siringe estaba controlada pormúsculos que no están preservados en el fósil, así que nopodemos asegurar cuál era el sonido que emitía pero seguro era unsonido complejo como el graznido que hoy emiten aves como lospatos”.

“Ese descubrimiento es el que nos permite indagarcómo los dinosaurios, incluidas las aves, fueron transformando lamanera de comunicarse entre ellas, y cómo ese órgano es capaz deemitir voces, sonidos, que permitían el desarrollo del cerebro”,agregó.

Según el investigador del Conicet, “se abrenpuertas muy interesantes para poder indagar estos aspectos de laevolución del comportamiento de los dinosaurios a lo largo demillones de años”. GOLES ARGENTINOS

Novas afirmó que “este descubrimiento nos indicaque las aves se comunicaban y esa emisión del sonido emergíaprofundamente dentro de lo que era el pecho de estas aves”.

Este el cuarto trabajo de este equipo que publica larevista especializada Nature en un año, un logro que loscientíficos temen perder por falta de financiación, cuando elCongreso argentino debate un presupuesto para 2017 que prevéreducir los montos para la investigación.

“Nos preocupa cuando Argentina tiene problemaseconómicos, en particular para la ciencia. Sería una estocadamortal reducir el presupuesto de ciencias porque también ahí esdonde la Argentina hace goles”, advirtió Novas.

Científicos argentinos descubrieron en la Antártidaun fósil de 70 millones de años de un ave de la era mesozoica,que preservó la estructura de la tráquea que indica que emitíansonidos y comunicaban, anunció el jefe de la investigación.

“Tiene la gran relevancia de ser un fósil de 70millones de años que pertenece a un ave muy antigua, pero quepreserva algo inusual y que por primera vez se descubre en la eramesozoica, que es la presencia de una estructura llamada siringe enla tráquea”, explicó el investigador principal, Fernando Novas,en Buenos Aires.

Según este doctor en Ciencias Naturales einvestigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas yTécnicas (Conicet), la siringe “es lo que le permitía a esa avefósil emitir sonidos en el final de la era de losdinosaurios”.

Novas mostró el fósil hallado en la Antártida en1992 y que fue estudiado más de dos décadas hasta llegar a estasconclusiones, reveladas el miércoles y recientemente publicadas enla revista Nature.

El fósil del ave bautizada Vegavis iaai fuedescubierto en la isla Vega, en la Antártida, por geólogos delInstituto Antártico Argentino que integran el equipo deinvestigación, y fue descrita como una nueva especie en 2005 porun equipo liderado por la científica estadounidense Julia Clarke,de la Universidad de Texas. SONIDOS DE PATO

La Vegavis iaai era una especie de ave anseriforme-con forma de pato- que vivió en la Antártida durante el períodoCretáceo Superior, entre 65 y 70 millones de años atrás. Erapequeña de tamaño, de unos 50 centímetros de largo y pesabaaproximadamente 1.5 kg. Fue Clarke quien descubrió la existenciade la siringe al reconocer los anillos que forman parte de élcuando escaneó en un tomógrafo 3D el material hallado y preparadopor los científicos argentinos.

Novas explicó que la siringe “es un órgano queproduce sonidos, lo vemos muy parecido a lo que ocurre con algunospatos de la actualidad”.

Sin embargo, “la siringe estaba controlada pormúsculos que no están preservados en el fósil, así que nopodemos asegurar cuál era el sonido que emitía pero seguro era unsonido complejo como el graznido que hoy emiten aves como lospatos”.

“Ese descubrimiento es el que nos permite indagarcómo los dinosaurios, incluidas las aves, fueron transformando lamanera de comunicarse entre ellas, y cómo ese órgano es capaz deemitir voces, sonidos, que permitían el desarrollo del cerebro”,agregó.

Según el investigador del Conicet, “se abrenpuertas muy interesantes para poder indagar estos aspectos de laevolución del comportamiento de los dinosaurios a lo largo demillones de años”. GOLES ARGENTINOS

Novas afirmó que “este descubrimiento nos indicaque las aves se comunicaban y esa emisión del sonido emergíaprofundamente dentro de lo que era el pecho de estas aves”.

Este el cuarto trabajo de este equipo que publica larevista especializada Nature en un año, un logro que loscientíficos temen perder por falta de financiación, cuando elCongreso argentino debate un presupuesto para 2017 que prevéreducir los montos para la investigación.

“Nos preocupa cuando Argentina tiene problemaseconómicos, en particular para la ciencia. Sería una estocadamortal reducir el presupuesto de ciencias porque también ahí esdonde la Argentina hace goles”, advirtió Novas.

Mundo

¿Kelly contradice a Trump? Asegura que muro no será pagado por México

Afirmó que algunas promesas de campaña no han sido bien informadas

Política

Lorenzo Córdova niega que INE haya filtrado datos de electores

El Consejero del Instituto indicó luego de que se detectaran apoyos apócrifos a aspirantes a candidaturas independientes

Justicia

PGR ubica a César Duarte y ya alista su extradición

Analizan 10 causas penales que solicitó la fiscalía de Chihuahua por delitos de corrupción y una más en el ámbito federal por delitos electorales

Justicia

Chiapanecas marchan indignadas por el feminicidio de Gloria Castellanos

El feminicidio de la joven de 24 años se registró en el municipio de Tuxtla Gutierrez; su cuerpo violado apareció al fondo de un pozo

Ecología

Buscaban hogar y solo encontraron tortura... perros rescatados del sismo sufren en 'santuario'

El supuesto paraíso de los perros solo los recibió con olvido y un techo que nunca los protegió

Justicia

Madre de modelo argentina asesinada confía que fiscalía atrapará al feminicida

La señora Karina Beatriz Lescano reveló que su hija nunca comentó que se encontrara en problemas o que alguien la acosaba

CDMX

Diversión para la CDMX: centro comercial en Iztapalapa tendrá ¡una montaña rusa!

Recórcholis invertirá 550 millones para montar el parque de diversiones que se llamará Kataplum

Justicia

Pánico, gritos y balazos: así remataron a hombre en hospital de Guanajuato

Un comando armado ingresó al Hospital Salvatierra para terminar con la vida de un hombre que lo intentaron matar un día antes