/ martes 7 de febrero de 2017

Bloquean pipas a centros de distribución de Pemex

Integrantes del organismo Congreso Nacional Ciudadano impidieron la salida y entrada de las pipas a los centros de distribución de Pemex en Nuevo León, Tamaulipas, México y Guanajuato, con el objetivo de presentar su rechazo al gasolinazo.

En Monterrey bloquearon por un par de horas el centro de distribución de Pemex ubicado en el municipio de Santa Catarina, al poniente de la zona metropolitana.

"El objetivo es ahorcar a la bestia, así le estamos llamando en todo México, significa que el gobierno mexicano vive totalmente de los 14 pesos que le quedan en cada litro de gasolina y diesel vendido", dijo Gilberto Lozano, presidente del CNC.

La misma protesta la realizaron en el centro de distribución del municipio de Cadereyta a unos 30 kilómetros al oriente de Monterrey.

El domingo también realizaron algunos bloqueos por unas 10 horas a alrededor de 10 gasolineras de la zona metropolitana.

Mientras que en Ciudad Madero, el acceso principal de la TAD Madero fue bloqueado desde el domingo por representantes del CNC que exigen echar atrás alza a combustible y dejar sin efecto la aplicación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

Posteriormente, vecinos de esa misma localidad señalaron que Pemex no les ha cumplido con el pago de daños generados por el derrame de crudo registrado el 30 de septiembre del año pasado en su colonia, y el cual les generó afectaciones en muebles, enseres y coches.

En Toluca, por segundo día consecutivo, un grupo de ciudadanos que están en contra de los gasolinazos, bloquearon los accesos del Centro de Distribución Pemex, ubicados sobre Paseo Tollocan en la capital mexiquense, por lo que varias pipas tuvieron que esperar afuera, obstaculizando el paso vehicular.

Sergio Gómez, integrante de la organización, señaló que además de estar contra el incremento en el precio de la gasolina, los inconformes exigen  que se elimine el IEPS, que equivale a 34 por ciento que no debería cobrar el Gobierno pues afecta a los ciudadanos.

"Si el precio de la gasolina se libera eso no nos está afectando, lo que nos afecta es ese 34 por ciento que no debe de existir, estamos hablando de ocho pesos que debe bajar la gasolina", explicó.

Durante la protesta también pidieron la renuncia del presidente de la República Enrique Peña Nieto y llamaron a los ciudadanos a "cheranizar México", es decir, seguir el ejemplo de Cherán, un municipio michoacano que es manejado por un  autogobierno, sin partidos políticos.

Las manifestantes refirieron que mantendrán la protesta durante cinco días, las 24 horas.

Asimismo, en Celaya miembros de la Policía Municipal detuvieron a cuatro integrantes del CNC luego de que hicieran carga de gasolina sin pagar lo correspondiente al IEPS, entregaron una carta a los empleados de los expendios donde se comprometían a rendir cuentas ante el SAT y firmaron el documento, además de dejar una copia de su identificación personal.

Los detenidos fueron llevados a la comandancia para ser puestos ante un juez calificador para determinar su situación legal y miembros del Congreso Ciudadano permanecieron afuera de las instalaciones policiacas en espera de la libertad de sus compañeros.

Expresaron que algunos acudieron al Ministerio Público para hacer una denuncia, sin embargo no tuvieron éxito; además de que resaltaron que dos de las personas detenidas eran adultos mayores, una de ellas de más de 72 años de edad, quienes nunca actuaron de manera impropia con las autoridades.

Integrantes del organismo Congreso Nacional Ciudadano impidieron la salida y entrada de las pipas a los centros de distribución de Pemex en Nuevo León, Tamaulipas, México y Guanajuato, con el objetivo de presentar su rechazo al gasolinazo.

En Monterrey bloquearon por un par de horas el centro de distribución de Pemex ubicado en el municipio de Santa Catarina, al poniente de la zona metropolitana.

"El objetivo es ahorcar a la bestia, así le estamos llamando en todo México, significa que el gobierno mexicano vive totalmente de los 14 pesos que le quedan en cada litro de gasolina y diesel vendido", dijo Gilberto Lozano, presidente del CNC.

La misma protesta la realizaron en el centro de distribución del municipio de Cadereyta a unos 30 kilómetros al oriente de Monterrey.

El domingo también realizaron algunos bloqueos por unas 10 horas a alrededor de 10 gasolineras de la zona metropolitana.

Mientras que en Ciudad Madero, el acceso principal de la TAD Madero fue bloqueado desde el domingo por representantes del CNC que exigen echar atrás alza a combustible y dejar sin efecto la aplicación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

Posteriormente, vecinos de esa misma localidad señalaron que Pemex no les ha cumplido con el pago de daños generados por el derrame de crudo registrado el 30 de septiembre del año pasado en su colonia, y el cual les generó afectaciones en muebles, enseres y coches.

En Toluca, por segundo día consecutivo, un grupo de ciudadanos que están en contra de los gasolinazos, bloquearon los accesos del Centro de Distribución Pemex, ubicados sobre Paseo Tollocan en la capital mexiquense, por lo que varias pipas tuvieron que esperar afuera, obstaculizando el paso vehicular.

Sergio Gómez, integrante de la organización, señaló que además de estar contra el incremento en el precio de la gasolina, los inconformes exigen  que se elimine el IEPS, que equivale a 34 por ciento que no debería cobrar el Gobierno pues afecta a los ciudadanos.

"Si el precio de la gasolina se libera eso no nos está afectando, lo que nos afecta es ese 34 por ciento que no debe de existir, estamos hablando de ocho pesos que debe bajar la gasolina", explicó.

Durante la protesta también pidieron la renuncia del presidente de la República Enrique Peña Nieto y llamaron a los ciudadanos a "cheranizar México", es decir, seguir el ejemplo de Cherán, un municipio michoacano que es manejado por un  autogobierno, sin partidos políticos.

Las manifestantes refirieron que mantendrán la protesta durante cinco días, las 24 horas.

Asimismo, en Celaya miembros de la Policía Municipal detuvieron a cuatro integrantes del CNC luego de que hicieran carga de gasolina sin pagar lo correspondiente al IEPS, entregaron una carta a los empleados de los expendios donde se comprometían a rendir cuentas ante el SAT y firmaron el documento, además de dejar una copia de su identificación personal.

Los detenidos fueron llevados a la comandancia para ser puestos ante un juez calificador para determinar su situación legal y miembros del Congreso Ciudadano permanecieron afuera de las instalaciones policiacas en espera de la libertad de sus compañeros.

Expresaron que algunos acudieron al Ministerio Público para hacer una denuncia, sin embargo no tuvieron éxito; además de que resaltaron que dos de las personas detenidas eran adultos mayores, una de ellas de más de 72 años de edad, quienes nunca actuaron de manera impropia con las autoridades.