/ jueves 25 de abril de 2024

¿Montaje?

La libertad consiste, en primer lugar, en no mentir. Allí donde prolifere la mentira, la tiranía se anuncia o se perpetúa.

Albert Camus

El mundo imaginario de López Obrador no tiene límites. Sí, resulta que todo lo que esté fuera de su narrativa proviene de los “enemigos” y “fuerzas conservadoras”. Ahora, agregó a su lenguaje bizarro la palabra “montaje”.

Nos referimos al incidente que sucedió en Motozintla, Chiapas, donde un grupo detuvo el convoy en el que viajaba la candidata del oficialismo, Claudia Sheinbaum. Hasta lo que se conoce, los personajes le pidieron a Sheinbaum que, “una vez que llegue al poder no se olvide de la montaña” y que, “Motozintla [no] sea un desastre más como Comalapa”.

En la matiné del lunes, el habitante de Palacio, calificó el suceso como un “montaje”. ¿Por qué?: únicamente estaba un reportero de Latinus. En serio, es tal el odio del tabasqueño contra Loret de Mola, que no importa la dimensión del suceso, por más que presente reportajes, todos son falsos.

El fondo de la descalificación es muy sencillo, en el mundo de AMLO, las carreteras son seguras y no hay grupos que imponen su ley en gran parte del país. Por ello, es normal que el tabasqueño reaccione así, de no hacerlo se derrumbaría su narrativa que ha repetido en el sexenio.

Lo que preocupa de este hecho es la vulnerabilidad de la candidata de la continuidad, pero también la de los otros contendientes. Si unas personas se plantan frente a Sheinbaum sin ninguna limitación, se deberían prender los focos de alarma.

Ya sabemos de los ataques a diversos candidatos con funestas consecuencias. El contexto: la elección más violenta “con 386 hechos que han dejado 501 víctimas del 7 de septiembre de 2023 al 21 de abril de este año”, según el estudio de Integralia, (El Universal, 24/abril/2024).

Esta violencia está vinculada a una elección de Estado, donde el gobierno acordó con la delincuencia organizada espacios de impunidad a cambio de votos. No seamos ilusos, Sheinbaum es una pequeña pieza de este engranaje, llega a ratificar los pasos de López Obrador. No olvidemos que los Gobernadores juegan también su papel en este circuito de complicidades, minimizando las violencias, imitando a su jefe.

No hay duda: AMLO está usando todos los recursos legales e ilegales para imponer a su empleada. No le importa el baño de sangre que se vive en el país. Eso es lo de menos. El poder transexenal es lo importante. Cuidar su legado es lo único que le interesa. La tarea central es impedir que se salga con la suya.

@pedro_penaloz

La libertad consiste, en primer lugar, en no mentir. Allí donde prolifere la mentira, la tiranía se anuncia o se perpetúa.

Albert Camus

El mundo imaginario de López Obrador no tiene límites. Sí, resulta que todo lo que esté fuera de su narrativa proviene de los “enemigos” y “fuerzas conservadoras”. Ahora, agregó a su lenguaje bizarro la palabra “montaje”.

Nos referimos al incidente que sucedió en Motozintla, Chiapas, donde un grupo detuvo el convoy en el que viajaba la candidata del oficialismo, Claudia Sheinbaum. Hasta lo que se conoce, los personajes le pidieron a Sheinbaum que, “una vez que llegue al poder no se olvide de la montaña” y que, “Motozintla [no] sea un desastre más como Comalapa”.

En la matiné del lunes, el habitante de Palacio, calificó el suceso como un “montaje”. ¿Por qué?: únicamente estaba un reportero de Latinus. En serio, es tal el odio del tabasqueño contra Loret de Mola, que no importa la dimensión del suceso, por más que presente reportajes, todos son falsos.

El fondo de la descalificación es muy sencillo, en el mundo de AMLO, las carreteras son seguras y no hay grupos que imponen su ley en gran parte del país. Por ello, es normal que el tabasqueño reaccione así, de no hacerlo se derrumbaría su narrativa que ha repetido en el sexenio.

Lo que preocupa de este hecho es la vulnerabilidad de la candidata de la continuidad, pero también la de los otros contendientes. Si unas personas se plantan frente a Sheinbaum sin ninguna limitación, se deberían prender los focos de alarma.

Ya sabemos de los ataques a diversos candidatos con funestas consecuencias. El contexto: la elección más violenta “con 386 hechos que han dejado 501 víctimas del 7 de septiembre de 2023 al 21 de abril de este año”, según el estudio de Integralia, (El Universal, 24/abril/2024).

Esta violencia está vinculada a una elección de Estado, donde el gobierno acordó con la delincuencia organizada espacios de impunidad a cambio de votos. No seamos ilusos, Sheinbaum es una pequeña pieza de este engranaje, llega a ratificar los pasos de López Obrador. No olvidemos que los Gobernadores juegan también su papel en este circuito de complicidades, minimizando las violencias, imitando a su jefe.

No hay duda: AMLO está usando todos los recursos legales e ilegales para imponer a su empleada. No le importa el baño de sangre que se vive en el país. Eso es lo de menos. El poder transexenal es lo importante. Cuidar su legado es lo único que le interesa. La tarea central es impedir que se salga con la suya.

@pedro_penaloz