/ lunes 20 de febrero de 2017

No son tiempos políticos, preocupémonos por la salud de los mexicanos: Narro

Por Patricia Calvillo

Jovial, dicharachero, y presumiendo excelente salud, fue que José Narro Robles, titular del ramo en el país, dijo a El Sol de San Luis en exclusiva, que aún no piensa en temas político electorales, toda vez que se escucha su nombre como uno de los posibles candidatos a la presidencia de la República, al ser uno de los personajes de la nación sin mancha e intelectual.

El secretario de Salud de Gobierno federal llegó temprano a la capital potosina para participar en diversas actividades de los Servicios Estatales de Salud, recorrió algunas calles y aseguró que en la materia, el panorama es positivo, algo que dijo debe hacernos sentir orgullosos “tiene que sentirse muy estimulados porque han pasado cosas importantes para San Luis Potosí”.

Refirió que en esta entidad se percibe una enorme vitalidad, crecimiento y desarrollo, pero también problemas como los que se tienen en todos los sectores, sin embargo expresó que la mejor manera de resolverlos será con buen ánimo, claridad de las cosas y tener una estrategia para atender los asuntos de relevancia.

Es entonces que lo cuestionamos sobre su percepción hacia el gobierno que encabeza Juan Manuel Carreras López…

“Tiene estrategias para atender los problemas, tiene liderazgo, sabe donde están los asuntos, las dificultades, por eso me da gusto regresar a la entidad potosina después de que estuve en este mismo mes, vendré en marzo y continuaré regresando”.

Apuntó entre los logros que ha visto en el Estado “hay más jóvenes cursando la Educación Media Superior y Superior, crecieron las becas y se incrementó el número de adultos que recibieron su diploma por haber concluido su primaria o secundaria, la educación básica, estamos caminado y todo esto tiene que ver con la salud y educación”.

Agregó que actualmente ya está funcionando el hospital general de Matehuala “en este estado en los últimos cuatro años con el apoyo de la federación se han desarrollado 26 centros nuevos de salud que están operando, todas las unidades están acreditadas para recibir pacientes afiliados al Seguro Popular, se desarrolló un Centro Regional de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana, una unidad de especialidades y de detección de cáncer de mama, el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea por ejemplo, entre otros”.

Aunque también reconoció se vive un panorama difícil en materia sanitaria, nos aqueja la diabetes, pues nos encontramos en sexto lugar nacional. ¿Estamos en una emergencia sanitaria?

“No es exclusivo de San Luis Potosí, es un problema de México, que tiene que ver con el sobrepeso, con la falta de actividad física, con nuestra genética, pero depende de muchas cosas y es un problema de salud que se puede evitar en sus consecuencias últimas como la muerte”.

En el país, las defunciones por esta enfermedad crónico degenerativa desde el año 2000 al 2015, oscilan en más de 1 millón 100 mil mexicanos “es una cifra que nos tiene que impactar, la salud empieza en casa, la diabetes se previene, se evita; por eso se decretó una emergencia epidemiológica, estamos trabajando entre las instituciones”.

Tiene contemplado participar en actividades del ramo sanitario para el mes de marzo en la entidad potosina, es ahí que aprovechamos para increparlo sobre ¿sí también regresará en junio a inaugurar el arranque de las obras de la Torre médica del Hospital Central que ha sido prometida desde enero del 2016?.

“Estamos avanzando, yo tengo una nota que me hicieron refrendando el compromiso de que idealmente estaremos a finales de junio o a finales de julio, poniendo el compromiso en claro para la primer etapa de rehabilitación de ese hospital universitario que representa la excelencia potosina”.

¿Doctor, ya hizo un diagnóstico de San Luis Potosí y el nacional, cómo lo ve?

“A veces nos da por sólo ver lo malo, a mi me gusta ser equilibrado, si hay problemas, en la pobreza, desigualdad, analfabetismo o de la muerte prevenible en el país, pero también hay que reconocer cosas buenas que hemos hecho, hoy tenemos más cosas buenas de cuando yo nació -1948- soy miembro de una generación que se suponía no iba a vivir como promedio más de 47 años y resulta que hoy un niño que nace en México tiene como esperanza de vida 75 años de esperanza de vida”.

Así también recordó que antes la gente fallecía por infecciones, hoy en día por enfermedades crónicas, por lo que considera han pasado cosas buenas, que hacen que haya avances en el tema de esperanza de vida.

“El país va para adelante y todos debemos trabajar unidos, en la misma dirección, aunque pensemos diferente”.

El reto de este año, el encarecimiento de medicamentos le repercute a los mexicanos, ¿cómo lo va a afrontar?

“La verdad que si hay medicamentos, vacunas, que si se compran en dólares, el precio se ha depreciado, pues si sale más caro, pero tengo que decirle en el gobierno de Enrique Peña se han comprado medicamentos genéricos que son absolutamente comparables, y equivalentes que ha disminuido el costo de los medicamentos de patente en promedio en 60 por ciento, si hay problemas, pero nos tenemos que ajustar”.

Consideró que a pesar de las necesidades actuales, México saldrá adelante de los embates que enfrenta al ser un país reconocido en el ámbito internacional, lo que redundará –dijo- en mejores condiciones de vida, educación, empleo y salud, así como ha ocurrido en el transcurso de nuestra historia nacional.

Finalmente lo abordamos sobre qué hará al terminar la encomienda de la Secretaria de Salud, “le gustaría la presidencia, tiene alguna aspiración?.

“Lo he dicho y lo repito con mucha convicción, estos son tiempos todavía de mucho trabajo, no han llegado los momentos para tomar definiciones, ni determinaciones en ese sentido, nadie está convocando todavía, ni en los partidos políticos, ni en los organismos electorales a una definición de esa naturaleza y lo que tenemos que hacer es trabajar en lo que nos toca, mi compromiso hoy es ser Secretario de Salud, cuando llegue el tiempo, ya platicaremos”.

Por Patricia Calvillo

Jovial, dicharachero, y presumiendo excelente salud, fue que José Narro Robles, titular del ramo en el país, dijo a El Sol de San Luis en exclusiva, que aún no piensa en temas político electorales, toda vez que se escucha su nombre como uno de los posibles candidatos a la presidencia de la República, al ser uno de los personajes de la nación sin mancha e intelectual.

El secretario de Salud de Gobierno federal llegó temprano a la capital potosina para participar en diversas actividades de los Servicios Estatales de Salud, recorrió algunas calles y aseguró que en la materia, el panorama es positivo, algo que dijo debe hacernos sentir orgullosos “tiene que sentirse muy estimulados porque han pasado cosas importantes para San Luis Potosí”.

Refirió que en esta entidad se percibe una enorme vitalidad, crecimiento y desarrollo, pero también problemas como los que se tienen en todos los sectores, sin embargo expresó que la mejor manera de resolverlos será con buen ánimo, claridad de las cosas y tener una estrategia para atender los asuntos de relevancia.

Es entonces que lo cuestionamos sobre su percepción hacia el gobierno que encabeza Juan Manuel Carreras López…

“Tiene estrategias para atender los problemas, tiene liderazgo, sabe donde están los asuntos, las dificultades, por eso me da gusto regresar a la entidad potosina después de que estuve en este mismo mes, vendré en marzo y continuaré regresando”.

Apuntó entre los logros que ha visto en el Estado “hay más jóvenes cursando la Educación Media Superior y Superior, crecieron las becas y se incrementó el número de adultos que recibieron su diploma por haber concluido su primaria o secundaria, la educación básica, estamos caminado y todo esto tiene que ver con la salud y educación”.

Agregó que actualmente ya está funcionando el hospital general de Matehuala “en este estado en los últimos cuatro años con el apoyo de la federación se han desarrollado 26 centros nuevos de salud que están operando, todas las unidades están acreditadas para recibir pacientes afiliados al Seguro Popular, se desarrolló un Centro Regional de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana, una unidad de especialidades y de detección de cáncer de mama, el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea por ejemplo, entre otros”.

Aunque también reconoció se vive un panorama difícil en materia sanitaria, nos aqueja la diabetes, pues nos encontramos en sexto lugar nacional. ¿Estamos en una emergencia sanitaria?

“No es exclusivo de San Luis Potosí, es un problema de México, que tiene que ver con el sobrepeso, con la falta de actividad física, con nuestra genética, pero depende de muchas cosas y es un problema de salud que se puede evitar en sus consecuencias últimas como la muerte”.

En el país, las defunciones por esta enfermedad crónico degenerativa desde el año 2000 al 2015, oscilan en más de 1 millón 100 mil mexicanos “es una cifra que nos tiene que impactar, la salud empieza en casa, la diabetes se previene, se evita; por eso se decretó una emergencia epidemiológica, estamos trabajando entre las instituciones”.

Tiene contemplado participar en actividades del ramo sanitario para el mes de marzo en la entidad potosina, es ahí que aprovechamos para increparlo sobre ¿sí también regresará en junio a inaugurar el arranque de las obras de la Torre médica del Hospital Central que ha sido prometida desde enero del 2016?.

“Estamos avanzando, yo tengo una nota que me hicieron refrendando el compromiso de que idealmente estaremos a finales de junio o a finales de julio, poniendo el compromiso en claro para la primer etapa de rehabilitación de ese hospital universitario que representa la excelencia potosina”.

¿Doctor, ya hizo un diagnóstico de San Luis Potosí y el nacional, cómo lo ve?

“A veces nos da por sólo ver lo malo, a mi me gusta ser equilibrado, si hay problemas, en la pobreza, desigualdad, analfabetismo o de la muerte prevenible en el país, pero también hay que reconocer cosas buenas que hemos hecho, hoy tenemos más cosas buenas de cuando yo nació -1948- soy miembro de una generación que se suponía no iba a vivir como promedio más de 47 años y resulta que hoy un niño que nace en México tiene como esperanza de vida 75 años de esperanza de vida”.

Así también recordó que antes la gente fallecía por infecciones, hoy en día por enfermedades crónicas, por lo que considera han pasado cosas buenas, que hacen que haya avances en el tema de esperanza de vida.

“El país va para adelante y todos debemos trabajar unidos, en la misma dirección, aunque pensemos diferente”.

El reto de este año, el encarecimiento de medicamentos le repercute a los mexicanos, ¿cómo lo va a afrontar?

“La verdad que si hay medicamentos, vacunas, que si se compran en dólares, el precio se ha depreciado, pues si sale más caro, pero tengo que decirle en el gobierno de Enrique Peña se han comprado medicamentos genéricos que son absolutamente comparables, y equivalentes que ha disminuido el costo de los medicamentos de patente en promedio en 60 por ciento, si hay problemas, pero nos tenemos que ajustar”.

Consideró que a pesar de las necesidades actuales, México saldrá adelante de los embates que enfrenta al ser un país reconocido en el ámbito internacional, lo que redundará –dijo- en mejores condiciones de vida, educación, empleo y salud, así como ha ocurrido en el transcurso de nuestra historia nacional.

Finalmente lo abordamos sobre qué hará al terminar la encomienda de la Secretaria de Salud, “le gustaría la presidencia, tiene alguna aspiración?.

“Lo he dicho y lo repito con mucha convicción, estos son tiempos todavía de mucho trabajo, no han llegado los momentos para tomar definiciones, ni determinaciones en ese sentido, nadie está convocando todavía, ni en los partidos políticos, ni en los organismos electorales a una definición de esa naturaleza y lo que tenemos que hacer es trabajar en lo que nos toca, mi compromiso hoy es ser Secretario de Salud, cuando llegue el tiempo, ya platicaremos”.