/ martes 15 de mayo de 2018

La ausencia de Javier Valdez, uno de los periodistas más intrépidos

Se cumple un año de su desaparición. Valdez iba a donde nadie va, a donde pocos les interesa asomarse

El domingo 7 de mayo del 2017, a las afueras del café de los Portales en el centro de Culiacán, Javier Valdez Cárdenas tenía la expresión de un hombre al que algo le preocupaba de tiempo atrás. Se le notaba en la mirada y en el tono bajo de su voz pausada. No era común que dejara de lado bromas y alguna que otra frase cargada de malas palabras cuando se despedía de sus amigos.

-Bato, luego te voy a molestar, quiero preguntarte y que me asesores en unas cosas del ejército- dijo cuando nos despedimos con un abrazo.

Nunca imaginé que esa sería la última vez que vería a uno de los reporteros más intrépidos que han existido en los últimos tiempos en todo el país. Desde su primer libro, "Crónicas de asfalto. De Azoteas y Olvidos" (2006), Valdez Cárdenas se distinguió por ese tipo de mirada que sabe captar la esencia del alma humana para convertir el dato periodístico en un pretexto para construir una crónica en la que los seres humanos sienten, respiran y no son solo cifras.

Javier se distinguió porque el periodismo que cultivó se ocupaba de los márgenes que no caben en la prensa diaria, movió el foco del interés público para ayudarnos a comprender la tragedia que ha significado el narcotráfico en todos los niveles de la vida en Sinaloa. Era el tipo de reportero que hizo de la mirada su principal herramienta de trabajo. Mirar para contar, para narrar, para ordenar el caos que significó a partir de 2006, con la llegada de Felipe Calderón a la Presidencia, detrás de la orgía de sangre que dejaron las peleas de bandas criminales, la falta de autoridad y el "vacío" del Estado.

Javier conocía como nadie cada esquina de Culiacán a donde había que ir cuando se quería reportear el narco. Ir a donde nadie va, a donde pocos les interesa asomarse.

El domingo 7 de mayo del 2017, a las afueras del café de los Portales en el centro de Culiacán, Javier Valdez Cárdenas tenía la expresión de un hombre al que algo le preocupaba de tiempo atrás. Se le notaba en la mirada y en el tono bajo de su voz pausada. No era común que dejara de lado bromas y alguna que otra frase cargada de malas palabras cuando se despedía de sus amigos.

-Bato, luego te voy a molestar, quiero preguntarte y que me asesores en unas cosas del ejército- dijo cuando nos despedimos con un abrazo.

Nunca imaginé que esa sería la última vez que vería a uno de los reporteros más intrépidos que han existido en los últimos tiempos en todo el país. Desde su primer libro, "Crónicas de asfalto. De Azoteas y Olvidos" (2006), Valdez Cárdenas se distinguió por ese tipo de mirada que sabe captar la esencia del alma humana para convertir el dato periodístico en un pretexto para construir una crónica en la que los seres humanos sienten, respiran y no son solo cifras.

Javier se distinguió porque el periodismo que cultivó se ocupaba de los márgenes que no caben en la prensa diaria, movió el foco del interés público para ayudarnos a comprender la tragedia que ha significado el narcotráfico en todos los niveles de la vida en Sinaloa. Era el tipo de reportero que hizo de la mirada su principal herramienta de trabajo. Mirar para contar, para narrar, para ordenar el caos que significó a partir de 2006, con la llegada de Felipe Calderón a la Presidencia, detrás de la orgía de sangre que dejaron las peleas de bandas criminales, la falta de autoridad y el "vacío" del Estado.

Javier conocía como nadie cada esquina de Culiacán a donde había que ir cuando se quería reportear el narco. Ir a donde nadie va, a donde pocos les interesa asomarse.

Finanzas

Banxico advierte riesgo de menor crecimiento en lo que resta del 2018

El banco central dijo que el balance de riesgos para la inflación mantiene un sesgo al alza en un ambiente de marcada incertidumbre

Sociedad

Sección 22 de la CNTE adelanta inicio de ciclo escolar en Oaxaca

Las maestros estiman que cuando menos 80% de las escuelas de un total 13 mil existentes en todo el estado acataron la medida

Sociedad

Liberan a diputada electa de Veracruz secuestrada en Hidalgo

La diputada, electa en las pasadas elecciones del 1 de julio, viajaba acompañada de dos personas en una carretera de Hidalgo

Justicia

Caen dos presuntos narcos del Cártel del Pacífico en Sinaloa y Baja California

Hugo Alberto N y Jesús Alberto N fueron detenidos sin violencia por fuerzas federales

Política

AMLO anuncia fusión de Diconsa y Liconsa para crear Segalmex

Al frente de este nuevo organismo estará Ignacio Ovalle Fernández

Mercados

Wal-Mart se une a la competencia de hidrocarburos en México

"Ahora, en una sola parada podrán acudir a nuestras tiendas y clubes a comprar la mercancía que deseen, así como recargar combustible de manera segura, confiable y a un precio muy competitivo" informó la empresa

Celebridades

Aseguran que asesinato de Fabio Melanitto fue por venganza

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso

Gastronomía

¿Sabes identificar un buen mezcal? Aquí te decimos cómo

Oaxaca es el principal productor de dicha bebida, además de Guerrero, Michoacán, Durango, Tamaulipas, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí y Puebla.

Sociedad

Entre rabia y tristeza le dan el último adiós a Rafita

Ante el dolor, la familia del pequeño David Rafael Santillán Vargas pide respeto, por lo que decidió guardar silencio ante esta tragedia