/ lunes 24 de abril de 2017

Dimite Esperanza Aguirre como concejal de Madrid salpicada por corrupción

Esperanza Aguirre, exministra e importante figura de la derecha española, abandonó este lunes los cargos que ostentaba con el Partido Popular (PP) tras el encarcelamiento de un allegado por presunta corrupción.

Aguirre, de 65 años, fue ministra de Educación a finales de los 90 con José María Aznar, presidenta del Senado y de la región de Madrid de 2003 a 2012. Actualmente era concejal del ayuntamiento de Madrid y portavoz de su formación en el consistorio.

Su sucesor Ignacio González (2012-2015), quien como dijo este lunes fue "una persona de [su] máxima confianza", protagoniza ahora un vasto escándalo de presunto desvío de fondos públicos, y desde el viernes se encuentra en prisión.

"No vigilé más. Este auto [judicial] y esta prisión no son una prueba definitiva contra él, pero sí demuestran que yo no vigilé todo lo que debía" a González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid bajo sus mandatos, declaró la política en una comparecencia en la capital española.

Aguirre dijo asumir "la responsabilidad que me corresponde por no haber vigilado a Ignacio González". "Por eso dimito del cargo político que ostento, concejal del ayuntamiento de Madrid, y portavoz del grupo municipal Popular" en la alcaldía, dirigida por una plataforma de izquierda.

Sobre la exministra no pesa ninguna imputación. Sin embargo, en la última semana se vio fuertemente desestabilizada por el caso de González, que habría desviado millones de euros de empresas públicas madrileñas, y las investigaciones de la llamada "trama Gürtel".

El jueves, Aguirre tuvo que declarar ante los jueces como testigo a propósito de esta trama dirigida por el empresario Francisco Correa, quien confesó que durante años sobornó e hizo regalos a cargos del PP, para obtener contratos por cuenta de empresas "amigas".

El caso es tan tentacular que el propio presidente del gobierno español y del PP, Mariano Rajoy, ha sido citado por la justicia a comparecer como testigo, en una fecha por determinar.

"La corrupción se ha convertido en un problema central de la política española", declaró Aguirre en su comparecencia de este lunes ante la prensa.

/cpg

Esperanza Aguirre, exministra e importante figura de la derecha española, abandonó este lunes los cargos que ostentaba con el Partido Popular (PP) tras el encarcelamiento de un allegado por presunta corrupción.

Aguirre, de 65 años, fue ministra de Educación a finales de los 90 con José María Aznar, presidenta del Senado y de la región de Madrid de 2003 a 2012. Actualmente era concejal del ayuntamiento de Madrid y portavoz de su formación en el consistorio.

Su sucesor Ignacio González (2012-2015), quien como dijo este lunes fue "una persona de [su] máxima confianza", protagoniza ahora un vasto escándalo de presunto desvío de fondos públicos, y desde el viernes se encuentra en prisión.

"No vigilé más. Este auto [judicial] y esta prisión no son una prueba definitiva contra él, pero sí demuestran que yo no vigilé todo lo que debía" a González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid bajo sus mandatos, declaró la política en una comparecencia en la capital española.

Aguirre dijo asumir "la responsabilidad que me corresponde por no haber vigilado a Ignacio González". "Por eso dimito del cargo político que ostento, concejal del ayuntamiento de Madrid, y portavoz del grupo municipal Popular" en la alcaldía, dirigida por una plataforma de izquierda.

Sobre la exministra no pesa ninguna imputación. Sin embargo, en la última semana se vio fuertemente desestabilizada por el caso de González, que habría desviado millones de euros de empresas públicas madrileñas, y las investigaciones de la llamada "trama Gürtel".

El jueves, Aguirre tuvo que declarar ante los jueces como testigo a propósito de esta trama dirigida por el empresario Francisco Correa, quien confesó que durante años sobornó e hizo regalos a cargos del PP, para obtener contratos por cuenta de empresas "amigas".

El caso es tan tentacular que el propio presidente del gobierno español y del PP, Mariano Rajoy, ha sido citado por la justicia a comparecer como testigo, en una fecha por determinar.

"La corrupción se ha convertido en un problema central de la política española", declaró Aguirre en su comparecencia de este lunes ante la prensa.

/cpg