/ miércoles 5 de octubre de 2016

Abandonan a 60 migrantes en Tres Valles, Veracruz

En el municipio de Tres Valles, Veracruz, fueron abandonados por de traficantes de personas, aproximadamente 60 migrantes, de los cuales cuatro murieron como consecuencia de asfixia y deshidratación al no recibir por más de 48 horas agua, ni alimentos, informó el Instituto Nacional de Migración (INM). 

Datos preliminares indican que en la carretera federal 145, un vehículo de carga que transportaba a extranjeros provenientes de Centroamérica, se detuvo en las inmediaciones de la localidad de Novara para bajar a los migrantes y dejarlos abandonados en un paraje, debido a que varios de ellos presentaban severos signos de deshidratación y cuatro de ellos ya habían fallecido.

Agentes federales de Migración y del Grupo Beta, en coordinación estrecha con elementos de la Policía Federal y la Cruz Roja mexicana, llevaron a cabo el rescate de los migrantes, para llevarlos a Centros de Salud y hospitales debido a que la mayoría de ellos presentaban diversos problemas de salud al haber sido trasladados en condiciones de insalubridad y hacinamiento.

El Instituto Nacional de Migración estableció comunicación consular con los países de Centroamérica para brindar todas las facilidades a las personas que fallecieron en el lugar de los hechos y proporcionarles toda la asistencia a los extranjeros que se encuentran en los hospitales de la región.

/parg

En el municipio de Tres Valles, Veracruz, fueron abandonados por de traficantes de personas, aproximadamente 60 migrantes, de los cuales cuatro murieron como consecuencia de asfixia y deshidratación al no recibir por más de 48 horas agua, ni alimentos, informó el Instituto Nacional de Migración (INM). 

Datos preliminares indican que en la carretera federal 145, un vehículo de carga que transportaba a extranjeros provenientes de Centroamérica, se detuvo en las inmediaciones de la localidad de Novara para bajar a los migrantes y dejarlos abandonados en un paraje, debido a que varios de ellos presentaban severos signos de deshidratación y cuatro de ellos ya habían fallecido.

Agentes federales de Migración y del Grupo Beta, en coordinación estrecha con elementos de la Policía Federal y la Cruz Roja mexicana, llevaron a cabo el rescate de los migrantes, para llevarlos a Centros de Salud y hospitales debido a que la mayoría de ellos presentaban diversos problemas de salud al haber sido trasladados en condiciones de insalubridad y hacinamiento.

El Instituto Nacional de Migración estableció comunicación consular con los países de Centroamérica para brindar todas las facilidades a las personas que fallecieron en el lugar de los hechos y proporcionarles toda la asistencia a los extranjeros que se encuentran en los hospitales de la región.

/parg