/ lunes 3 de abril de 2017

Niños también buscan una nueva realidad

  • En la mayoría de los casos llegan a la frontera acompañados por un adulto; muchas ocasiones son abandonados a su suerte

Érika Gallego, La Voz de la frontera Originarios no solo de México, sino también de otros países de Latinoamérica como El Salvador o Guatemala e incluso de otros continentes, decenas de niños llegan cada año a Baja California con la ilusión de cruzar la frontera y hacer realidad el anhelado sueño americano sin la compañía de sus padres o bien, arriban tras haber sido deportados desde Estados Unidos.

Al ser detectados por las autoridades migratorias en territorio nacional los pequeños migrantes quedan bajo resguardo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) que les brinda protección hasta poder reunirlos con sus familiares.

Consuelo Luna Pineda, titular de la Procuraduría para la Defensa del Menor, refirió que anualmente son más de mil los niños repatriados que ingresan a uno de los albergues del DIF, cifra que en los últimos años ha mostrado un incremento gradual aunque no significativo.

De acuerdo con la estadística que reporta la propia dependencia, en el 2015 fueron atendidos 1 mil 600 niños migrantes mientras en el 2016 fueron 1 mil 744 los pequeños repatriados sin acompañamiento.

“Siempre hay un incremento, aunque no considerable entre un 7 o 10%, pero es algo que se ha venido reflejando desde que estamos operando el programa de los módulos de atención a menores de edad migrantes no acompañados”, declaró Luna Pineda.

Lo que sí ha aumentado significativamente es el arribo de menores de edad de origen extranjero que son asegurados por el Instituto Nacional de Migración (INM) en tránsito hacia el vecino país sin sus padres.

El promedio anual de este tipo de casos era hasta el 2015 de doce niños, sin embargo, el año pasado fueron atendidos 79 extranjeros menores de edad procedentes de El Salvador, Honduras, Guatemala y Brasil aunque también han arribado originarios de la India y Filipinas que buscan atravesar la frontera para reunirse con sus familiares en Estados Unidos.

Eventos de repatriación de menores mexicanos desde Estados Unidos,

según entidad federativa y punto de recepción,

por edad y condición

de viaje. enero 2017

Los abandonan

“Ellos vienen de bastante semanas, días o meses en tránsito desde su país hasta llegar a la frontera, la mayoría acompañados por un adulto a quien la familia le pagó para que pudiera trasladarlos a Estados Unidos, sin embargo, en ocasiones son abandonados a su suerte aquí mismo”, detalló Luna Pineda.

Elizabeth ruiz / Cuartoscuro

En esta situación se encuentran dos pequeños originarios de Honduras en el albergue del DIF Estatal en Mexicali; hace poco fue entregado a su padre un niño de la India que estuvo bajo resguardo por tres meses.

Al ser canalizados a este lugar, los menores reciben atención médica y psicológica al tiempo que se inician los mecanismos para saber si son susceptibles a un procedimiento de protección internacional para que obtengan la calidad de refugiados en México.

  • En la mayoría de los casos llegan a la frontera acompañados por un adulto; muchas ocasiones son abandonados a su suerte

Érika Gallego, La Voz de la frontera Originarios no solo de México, sino también de otros países de Latinoamérica como El Salvador o Guatemala e incluso de otros continentes, decenas de niños llegan cada año a Baja California con la ilusión de cruzar la frontera y hacer realidad el anhelado sueño americano sin la compañía de sus padres o bien, arriban tras haber sido deportados desde Estados Unidos.

Al ser detectados por las autoridades migratorias en territorio nacional los pequeños migrantes quedan bajo resguardo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) que les brinda protección hasta poder reunirlos con sus familiares.

Consuelo Luna Pineda, titular de la Procuraduría para la Defensa del Menor, refirió que anualmente son más de mil los niños repatriados que ingresan a uno de los albergues del DIF, cifra que en los últimos años ha mostrado un incremento gradual aunque no significativo.

De acuerdo con la estadística que reporta la propia dependencia, en el 2015 fueron atendidos 1 mil 600 niños migrantes mientras en el 2016 fueron 1 mil 744 los pequeños repatriados sin acompañamiento.

“Siempre hay un incremento, aunque no considerable entre un 7 o 10%, pero es algo que se ha venido reflejando desde que estamos operando el programa de los módulos de atención a menores de edad migrantes no acompañados”, declaró Luna Pineda.

Lo que sí ha aumentado significativamente es el arribo de menores de edad de origen extranjero que son asegurados por el Instituto Nacional de Migración (INM) en tránsito hacia el vecino país sin sus padres.

El promedio anual de este tipo de casos era hasta el 2015 de doce niños, sin embargo, el año pasado fueron atendidos 79 extranjeros menores de edad procedentes de El Salvador, Honduras, Guatemala y Brasil aunque también han arribado originarios de la India y Filipinas que buscan atravesar la frontera para reunirse con sus familiares en Estados Unidos.

Eventos de repatriación de menores mexicanos desde Estados Unidos,

según entidad federativa y punto de recepción,

por edad y condición

de viaje. enero 2017

Los abandonan

“Ellos vienen de bastante semanas, días o meses en tránsito desde su país hasta llegar a la frontera, la mayoría acompañados por un adulto a quien la familia le pagó para que pudiera trasladarlos a Estados Unidos, sin embargo, en ocasiones son abandonados a su suerte aquí mismo”, detalló Luna Pineda.

Elizabeth ruiz / Cuartoscuro

En esta situación se encuentran dos pequeños originarios de Honduras en el albergue del DIF Estatal en Mexicali; hace poco fue entregado a su padre un niño de la India que estuvo bajo resguardo por tres meses.

Al ser canalizados a este lugar, los menores reciben atención médica y psicológica al tiempo que se inician los mecanismos para saber si son susceptibles a un procedimiento de protección internacional para que obtengan la calidad de refugiados en México.