/ domingo 2 de abril de 2017

Inmobiliarias arrasan en 2 años con cambios de uso de suelo

Zulema López

En los dos últimos años se autorizó el cambio de uso de suelo forestal para más de mil 260 hectáreas, siendo la mayor cantidad de solicitudes emitidas por las inmobiliarias, pero el principal impacto que se generó en el 2015, derivó de la construcción de la Universidad de Arkansas, indicó el delegado de la Semarnat, Óscar Moreno Alanís.

A Diario de Querétaro explicó que el programa de conservación de flora y fauna de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) obliga a que los estudios técnicos justificativos incluyan medidas de mitigación y compensación, y que en lo que va del 2017, continuó, se han recibido alrededor de cuatro solicitudes de estudios para cambio de uso de suelo, que se encuentran en proceso, e involucran un máximo de 60 hectáreas.

“Digamos que en materia de cambio de uso de suelo ha estado bajo, a excepción del año 2015 y principalmente, hacemos un trabajo conjunto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, en donde nosotros notificamos todas esas autorizaciones, a efecto de que ellos vayan y hagan la vigilancia, o la inspección, de que se está dando cumplimiento con las medidas”.

Los cambios solicitados para este año son para la capital queretana, principalmente a solicitud de las inmobiliarias, pero también por parte de los tres órdenes de gobierno para efectuar obras públicas.

“(Los estudios técnicos) van enfocados, precisamente, a que la superficie hacia donde se van a deforestar, los responsables, los promoventes que van a hacer esto, tienen la obligación de hacer el rescate y reubicación de especies nativas, principalmente, y desde luego, de compensar, a veces, en algunos casos, dependiendo de la zona, tres a uno, cuatro a uno, hasta incluso cinco a uno; en donde tienen que presentar un programa de rescate y reubicación, el cual se puede hacer en la misma zona en la cual se va a llevar a cabo la deforestación o, en su caso, en alguna de las áreas naturales protegidas”.

ARKANSAS HA CUMPLIDO

Ahondó que en el 2016 se autorizaron cambios de uso forestal para 260 hectáreas en el estado, mientras que el 2015 resultó un año complicado, al autorizarse la modificación para alrededor de mil hectáreas en el estado.

“Hubo un incremento significativo en el 2015 por el tema de un proyecto que ustedes conocen, que fue la Universidad de Arkansas, ese fue el mayor cambio de uso de suelo que se dio en el 2015, lo cual para el 2016, obviamente, volvimos a ver las solicitudes (regulares), por parte de los promoventes de cambio de uso de suelo”.

Respecto a que se cumplan las acciones de compensación, subrayó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) cuenta con un programa de revisiones a las autorizaciones, con el que garantiza que los solicitantes, como Arkansas, cumplan con sus acciones para mitigar el impacto.

“En caso de que, obviamente, hubiera un incumplimiento, pues viene una clausura, viene una sanción… de acuerdo a la superficie que se está deforestando hay una compensación, incluso hasta 3 o 4 a uno, de lo que ellos van a remover”, finalizó.

Zulema López

En los dos últimos años se autorizó el cambio de uso de suelo forestal para más de mil 260 hectáreas, siendo la mayor cantidad de solicitudes emitidas por las inmobiliarias, pero el principal impacto que se generó en el 2015, derivó de la construcción de la Universidad de Arkansas, indicó el delegado de la Semarnat, Óscar Moreno Alanís.

A Diario de Querétaro explicó que el programa de conservación de flora y fauna de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) obliga a que los estudios técnicos justificativos incluyan medidas de mitigación y compensación, y que en lo que va del 2017, continuó, se han recibido alrededor de cuatro solicitudes de estudios para cambio de uso de suelo, que se encuentran en proceso, e involucran un máximo de 60 hectáreas.

“Digamos que en materia de cambio de uso de suelo ha estado bajo, a excepción del año 2015 y principalmente, hacemos un trabajo conjunto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, en donde nosotros notificamos todas esas autorizaciones, a efecto de que ellos vayan y hagan la vigilancia, o la inspección, de que se está dando cumplimiento con las medidas”.

Los cambios solicitados para este año son para la capital queretana, principalmente a solicitud de las inmobiliarias, pero también por parte de los tres órdenes de gobierno para efectuar obras públicas.

“(Los estudios técnicos) van enfocados, precisamente, a que la superficie hacia donde se van a deforestar, los responsables, los promoventes que van a hacer esto, tienen la obligación de hacer el rescate y reubicación de especies nativas, principalmente, y desde luego, de compensar, a veces, en algunos casos, dependiendo de la zona, tres a uno, cuatro a uno, hasta incluso cinco a uno; en donde tienen que presentar un programa de rescate y reubicación, el cual se puede hacer en la misma zona en la cual se va a llevar a cabo la deforestación o, en su caso, en alguna de las áreas naturales protegidas”.

ARKANSAS HA CUMPLIDO

Ahondó que en el 2016 se autorizaron cambios de uso forestal para 260 hectáreas en el estado, mientras que el 2015 resultó un año complicado, al autorizarse la modificación para alrededor de mil hectáreas en el estado.

“Hubo un incremento significativo en el 2015 por el tema de un proyecto que ustedes conocen, que fue la Universidad de Arkansas, ese fue el mayor cambio de uso de suelo que se dio en el 2015, lo cual para el 2016, obviamente, volvimos a ver las solicitudes (regulares), por parte de los promoventes de cambio de uso de suelo”.

Respecto a que se cumplan las acciones de compensación, subrayó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) cuenta con un programa de revisiones a las autorizaciones, con el que garantiza que los solicitantes, como Arkansas, cumplan con sus acciones para mitigar el impacto.

“En caso de que, obviamente, hubiera un incumplimiento, pues viene una clausura, viene una sanción… de acuerdo a la superficie que se está deforestando hay una compensación, incluso hasta 3 o 4 a uno, de lo que ellos van a remover”, finalizó.