/ jueves 23 de agosto de 2018

Alex sobrevivió a dos asaltos en transporte, al tercero lo asesinaron

Era un ciudadano ejemplar, su denuncia llevó a un criminal a la cárcel.

Toluca, México.- Alex sobrevivió a dos embates de la inseguridad que se vive en el transporte público mexiquense, pero en la tercera lo asesinaron.

La mañana del martes 21 de agosto, Alex salió de su casa a las 6:20 horas junto con su padre; puntual como siempre, a las 6:30 tomó su camión rumbo a su escuela en la parada de la avenida Clouthier, en Metepec. Era su rutina diaria pese a que desde el año pasado en la misma ruta lo habían asaltado en dos ocasiones.

"Mi hijo sobrevivió a dos asaltos antes de ser asesinado, en la misma ruta de los camiones Colón, hasta esta ocasión me lo mataron", relató Eduardo Montes, padre del joven universitario y alumno de la carrera de Ingeniería Industrial.

Foto: Daniel Camacho.

Alejandro Ricardo Montes García, de 28 años de edad, fue la víctima mortal de un asalto ocurrido a bordo de una unidad de la línea Colón Nacional entre la ruta Metepec-Toluca. Recibió dos disparos sobre el vientre que acabaron con varios de sus órganos y con su vida.

El joven era parte de esa lista corta de ciudadanos que decidían denunciar cuando eran víctimas de un delito, asegura su padre. Desde el año pasado acudía a audiencias a los juzgados de Almoloya para testificar en contra de un asaltante que subió a robar al camión en el que iba y fue detenido.

"Pareciera que denunciar fue algo malo para él, es una injusticia, no se lo merecía", externa don Eduardo.


La despedida

Este jueves despidieron al universitario en una funeraria ubicada en la calle Miguel Hidalgo de Toluca. La familia decidió velarlo dos días, a la espera de parientes provenientes de otros estados. Pocas personas entraban y salían, sólo una corona de flores donada por sus compañeros de clase, instalada en el pasillo de acceso, adornó el lugar lúgubre.

“Lo sepultamos a la una, de ahí en adelante no sabemos, hay que dar la lucha”, sostiene el familiar. Decidió testificar ante la prensa porque no quiere que el homicidio de su hijo se olvide. “No es posible que uno se suba a un autobús y lo maten”, agrega sobre lo ocurrido con su hijo Alejandro.



El último día

Don Eduardo habla al lado del adorno floral sobre el último día que vivió con su hijo: “Salimos los dos juntos de la casa en Izcalli, acostumbrábamos eso, yo me despedí y me fui a abrir mi negocio, en la parada de Clouthier él tomó su camión a las seis y media y fue la última vez que lo miré”, recuerda.

Una cuadra adelante, sobre la calle de Morelos, ya en la delegación de Santa Ana Tlapaltitlán, dos hombres abordaron la unidad con económico 19 de la línea Colón Nacional. Eran los asaltantes que unos minutos después comenzarían a amagar a los pasajeros, entre ellos a Alex.

Foto: Daniel Camacho.

Sólo bastaron unos minutos para que ocurriera el atraco. Don Eduardo sólo se puede imaginar lo que ocurrió, pues la unidad no contaba con cámaras de videovigilancia y los testigos han dicho pocos datos. Ni un retrato hablado se puede formar.

Dicen los pasajeros que uno de los asaltantes estaba amagando al chofer, y todavía se regresó a donde estaba mi hijo para dispararle”, revela el papá de Alex.

Hay varias conjeturas e hipótesis que se forma el hombre en medio del dolor de perder a su hijo. Piensa en una agresión directa en represalia por la denuncia que llevó a un criminal a la cárcel, también que su hijo se resistió al asalto e incluso que defendió a otros pasajeros.

Pero aun la forma de la agresión es ambigua. Lo único cierto es que una bala le traspasó el estómago, una segunda llegó hasta uno de sus pulmones, provocando hemorragia interna y la muerte.

No pudo resistir hasta que llegara la ayuda, pero “aguantó un rato”, describe don Eduardo. “Antes que llegaran las ambulancias ya mi hijo había fallecido, no lo pudieron ayudar”, lamenta.


Una doble tragedia

Parece que a la familia de don Eduardo la persiguiera la tragedia. Aún están de luto. Pues revela que el año pasado su esposa fue vencida por el cáncer y falleció.

“Mi esposa murió hace un año de cáncer, apenas lo estábamos superando y pasa el asesinato de mi hijo”, reprocha el hombre.

Foto: Daniel Camacho.

La muerte ha destruido a la familia de Alex, esa es una verdad que no se puede cambiar, sostiene Eduardo.


Richi tenía planes con su padre

Antes de llegar la muerte, Richi, como le decía su padre a Alex, tenía planes. El sábado próximo junto con don Eduardo recibirían un diploma por el curso que tomaron juntos sobre electricidad. Había intención de abrir un negocio entre padre e hijo al terminar la carrera.

Teníamos planes, de hecho él y yo tomábamos un curso de electricidad, y el sábado íbamos a ir a recoger nuestro diploma, pero ya no se pudo”, relata Eduardo. No hay más en su tragedia, más que soledad, se le mira en sus ojos y el semblante. Así atrofia a las personas la violencia e inseguridad en el Estado de México.

El cumpleaños de mi hijo era el cinco de octubre, ya no habrá celebración”, sentencia el padre de Richi.


FRASE

Pareciera que denunciar fue algo malo para él, es una injusticia, no se lo merecía.


Eduardo Montes, padre de Alejandro Ricardo.

Toluca, México.- Alex sobrevivió a dos embates de la inseguridad que se vive en el transporte público mexiquense, pero en la tercera lo asesinaron.

La mañana del martes 21 de agosto, Alex salió de su casa a las 6:20 horas junto con su padre; puntual como siempre, a las 6:30 tomó su camión rumbo a su escuela en la parada de la avenida Clouthier, en Metepec. Era su rutina diaria pese a que desde el año pasado en la misma ruta lo habían asaltado en dos ocasiones.

"Mi hijo sobrevivió a dos asaltos antes de ser asesinado, en la misma ruta de los camiones Colón, hasta esta ocasión me lo mataron", relató Eduardo Montes, padre del joven universitario y alumno de la carrera de Ingeniería Industrial.

Foto: Daniel Camacho.

Alejandro Ricardo Montes García, de 28 años de edad, fue la víctima mortal de un asalto ocurrido a bordo de una unidad de la línea Colón Nacional entre la ruta Metepec-Toluca. Recibió dos disparos sobre el vientre que acabaron con varios de sus órganos y con su vida.

El joven era parte de esa lista corta de ciudadanos que decidían denunciar cuando eran víctimas de un delito, asegura su padre. Desde el año pasado acudía a audiencias a los juzgados de Almoloya para testificar en contra de un asaltante que subió a robar al camión en el que iba y fue detenido.

"Pareciera que denunciar fue algo malo para él, es una injusticia, no se lo merecía", externa don Eduardo.


La despedida

Este jueves despidieron al universitario en una funeraria ubicada en la calle Miguel Hidalgo de Toluca. La familia decidió velarlo dos días, a la espera de parientes provenientes de otros estados. Pocas personas entraban y salían, sólo una corona de flores donada por sus compañeros de clase, instalada en el pasillo de acceso, adornó el lugar lúgubre.

“Lo sepultamos a la una, de ahí en adelante no sabemos, hay que dar la lucha”, sostiene el familiar. Decidió testificar ante la prensa porque no quiere que el homicidio de su hijo se olvide. “No es posible que uno se suba a un autobús y lo maten”, agrega sobre lo ocurrido con su hijo Alejandro.



El último día

Don Eduardo habla al lado del adorno floral sobre el último día que vivió con su hijo: “Salimos los dos juntos de la casa en Izcalli, acostumbrábamos eso, yo me despedí y me fui a abrir mi negocio, en la parada de Clouthier él tomó su camión a las seis y media y fue la última vez que lo miré”, recuerda.

Una cuadra adelante, sobre la calle de Morelos, ya en la delegación de Santa Ana Tlapaltitlán, dos hombres abordaron la unidad con económico 19 de la línea Colón Nacional. Eran los asaltantes que unos minutos después comenzarían a amagar a los pasajeros, entre ellos a Alex.

Foto: Daniel Camacho.

Sólo bastaron unos minutos para que ocurriera el atraco. Don Eduardo sólo se puede imaginar lo que ocurrió, pues la unidad no contaba con cámaras de videovigilancia y los testigos han dicho pocos datos. Ni un retrato hablado se puede formar.

Dicen los pasajeros que uno de los asaltantes estaba amagando al chofer, y todavía se regresó a donde estaba mi hijo para dispararle”, revela el papá de Alex.

Hay varias conjeturas e hipótesis que se forma el hombre en medio del dolor de perder a su hijo. Piensa en una agresión directa en represalia por la denuncia que llevó a un criminal a la cárcel, también que su hijo se resistió al asalto e incluso que defendió a otros pasajeros.

Pero aun la forma de la agresión es ambigua. Lo único cierto es que una bala le traspasó el estómago, una segunda llegó hasta uno de sus pulmones, provocando hemorragia interna y la muerte.

No pudo resistir hasta que llegara la ayuda, pero “aguantó un rato”, describe don Eduardo. “Antes que llegaran las ambulancias ya mi hijo había fallecido, no lo pudieron ayudar”, lamenta.


Una doble tragedia

Parece que a la familia de don Eduardo la persiguiera la tragedia. Aún están de luto. Pues revela que el año pasado su esposa fue vencida por el cáncer y falleció.

“Mi esposa murió hace un año de cáncer, apenas lo estábamos superando y pasa el asesinato de mi hijo”, reprocha el hombre.

Foto: Daniel Camacho.

La muerte ha destruido a la familia de Alex, esa es una verdad que no se puede cambiar, sostiene Eduardo.


Richi tenía planes con su padre

Antes de llegar la muerte, Richi, como le decía su padre a Alex, tenía planes. El sábado próximo junto con don Eduardo recibirían un diploma por el curso que tomaron juntos sobre electricidad. Había intención de abrir un negocio entre padre e hijo al terminar la carrera.

Teníamos planes, de hecho él y yo tomábamos un curso de electricidad, y el sábado íbamos a ir a recoger nuestro diploma, pero ya no se pudo”, relata Eduardo. No hay más en su tragedia, más que soledad, se le mira en sus ojos y el semblante. Así atrofia a las personas la violencia e inseguridad en el Estado de México.

El cumpleaños de mi hijo era el cinco de octubre, ya no habrá celebración”, sentencia el padre de Richi.


FRASE

Pareciera que denunciar fue algo malo para él, es una injusticia, no se lo merecía.


Eduardo Montes, padre de Alejandro Ricardo.

Justicia

UIF rechaza investigar a universidades públicas

La petición de investigarlas había sido del senador morenista Armando Guadiana Tijerina

Sociedad

México reporta 11 mil 808 nuevos contagios por Covid-19 en las últimas horas

Las entidades que más casos positivos acumulan a día de hoy son: CDMX, Edomex, Nuevo León, Guanajuato y Jalisco

Justicia

Detienen a presuntos responsables de ataque con explosivos en Salamanca

En 72 horas fue esclarecido el atentado; FGE abundará sobre detalles de detención

Mundo

Bajo Observación | Los países que tienen suficientes dosis de vacunas Covid para repartir

Al momento existen 20 países que han comprado vacunas anticovid suficientes para completamente inocular a más del 100% de sus poblaciones

Tecnología

WhatsApp: cómo convertir tus notas de voz en mensajes de texto

Las notas de voz son de lo más popular en WhatsApp, pero no siempre son útiles.

Sociedad

Autobuses niegan el servicio a haitianos en Tamaulipas

Para adquirir un boleto de camión se debe presentar una identificación oficial o un permiso de tránsito del INM

Gossip

¡Ánimo, juventud!, una comedia de esperanza adolescente

¡Ánimo juventud! De Carlos Armella los conflictos que los jóvenes enfrentan día con día para crecer en la Ciudad de México 

Literatura

Abren diálogo sobre libertad de expresión en México

La Bienal de Novela Mario Vargas Llosa se extiende un día más

Cultura

Vuelve la Feria Internacional del Libro de Oaxaca a sus orígenes

Se llevarán a cabo 250 actividades, de éstas 135 serán presenciales y 115 virtuales