/ jueves 4 de abril de 2024

Desaforada / La pesada herencia de AMLO 

Si mañana Claudia Sheinbaum o Xóchitl Gálvez ganaran la presidencia, uno de los principales problemas que deberán enfrentar en materia de finanzas públicas es la deuda que les heredará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la cual será la más alta que se haya registrado en este siglo XXI. ¿Se acuerda cuando AMLO criticó a Enrique Peña Nieto (EPN) de endudar al país? “Cae más rápido un hablador que un cojo”, dirían por ahí.

La deuda total del país llegará a los 17,04 billones de pesos al cierre de 2024 , el último año de gobierno de la Cuarta Transformación. Sólo para que no se le olvide, a finales de 2018, cuando AMLO tomó la silla presidencial, la deuda era de 10,55 billones de pesos. Si se compara con el PIB, pasará de 43,6% a 50,2%.

No está de más decir que hay economías como Estados Unidos, cuya deuda supera el 100% de su PIB, o Japón que es más del 200%, pero centrémonos en las capacidades de México.

Lo que realmente llama la atención es que el aumento de la deuda en este sexenio no se dio durante la crisis sanitaria del Covid-19 en 2020 como lo hicieron muchos países para sobrellevar el paro económico, sino que el endeudamiento se disparará en este último año. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . de gobierno.

Los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público muestran que en 2020, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda del país, se elevó en 1.21 billones de pesos, respecto de 2019; y para este 2024 tendrá un aumento de 2,18 billones de pesos, respecto de 2023.

Como usted sabrá, cuando uno se endeuda, siempre se deben pagar intereses y en el caso del gobierno sucede lo mismo. En 2018 se pagó por el costo financiero de la deuda un total de 615.040 millones de pesos y para 2024 se destinarán hasta 1,22 billones de pesos.

En este escenario considere que hay otros gastos que sí o sí debe cubrir el gobierno como el pago de pensiones y jubilaciones, no dejar de invertir en educación, en salud y claro, en infraestructura para generar empleos y promover el consumo.

Pero , ¿qué pasa si sus ingresos no son suficientes? ¿Qué haría usted? Bueno, el gobierno no puede dejar de pagar intereses o se metería en un problema con las calificadoras y con todo el mundo básicamente.

Para 2025 y con el fin de estabilizar la deuda, Hacienda prevé de buen corazón en los Precriterios Generales de Política Económica que el siguiente gobierno busque reducir el gasto público en 2.9 puntos del PIB. Este ajuste, vendría precisamente de reducir el gasto en inversión y en algunos rubros burocráticos como el ramo 1000 de Servicios Personales, entre otros.

En un informe, Citibanamex indica que lo más recomendable es hacer una reforma fiscal para elevar ingresos, pero hasta ahora ninguna de las candidatas a la presidencia ha puesto el tema sobre la mesa.

Me pregunto: ¿A eso se le llama herencia finanzas sanas? ¿Querrán Sheinbaum o Gálvez reducir el gasto de inversión en su primer año de gobierno? ¿O dejarán de dar recursos a Pemex?


Correo: elizabeth.albarran@elsoldemexico.com.mx

X: @ElizaAlbarran

TikTok: @elizalbarran11

Si mañana Claudia Sheinbaum o Xóchitl Gálvez ganaran la presidencia, uno de los principales problemas que deberán enfrentar en materia de finanzas públicas es la deuda que les heredará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la cual será la más alta que se haya registrado en este siglo XXI. ¿Se acuerda cuando AMLO criticó a Enrique Peña Nieto (EPN) de endudar al país? “Cae más rápido un hablador que un cojo”, dirían por ahí.

La deuda total del país llegará a los 17,04 billones de pesos al cierre de 2024 , el último año de gobierno de la Cuarta Transformación. Sólo para que no se le olvide, a finales de 2018, cuando AMLO tomó la silla presidencial, la deuda era de 10,55 billones de pesos. Si se compara con el PIB, pasará de 43,6% a 50,2%.

No está de más decir que hay economías como Estados Unidos, cuya deuda supera el 100% de su PIB, o Japón que es más del 200%, pero centrémonos en las capacidades de México.

Lo que realmente llama la atención es que el aumento de la deuda en este sexenio no se dio durante la crisis sanitaria del Covid-19 en 2020 como lo hicieron muchos países para sobrellevar el paro económico, sino que el endeudamiento se disparará en este último año. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . de gobierno.

Los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público muestran que en 2020, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda del país, se elevó en 1.21 billones de pesos, respecto de 2019; y para este 2024 tendrá un aumento de 2,18 billones de pesos, respecto de 2023.

Como usted sabrá, cuando uno se endeuda, siempre se deben pagar intereses y en el caso del gobierno sucede lo mismo. En 2018 se pagó por el costo financiero de la deuda un total de 615.040 millones de pesos y para 2024 se destinarán hasta 1,22 billones de pesos.

En este escenario considere que hay otros gastos que sí o sí debe cubrir el gobierno como el pago de pensiones y jubilaciones, no dejar de invertir en educación, en salud y claro, en infraestructura para generar empleos y promover el consumo.

Pero , ¿qué pasa si sus ingresos no son suficientes? ¿Qué haría usted? Bueno, el gobierno no puede dejar de pagar intereses o se metería en un problema con las calificadoras y con todo el mundo básicamente.

Para 2025 y con el fin de estabilizar la deuda, Hacienda prevé de buen corazón en los Precriterios Generales de Política Económica que el siguiente gobierno busque reducir el gasto público en 2.9 puntos del PIB. Este ajuste, vendría precisamente de reducir el gasto en inversión y en algunos rubros burocráticos como el ramo 1000 de Servicios Personales, entre otros.

En un informe, Citibanamex indica que lo más recomendable es hacer una reforma fiscal para elevar ingresos, pero hasta ahora ninguna de las candidatas a la presidencia ha puesto el tema sobre la mesa.

Me pregunto: ¿A eso se le llama herencia finanzas sanas? ¿Querrán Sheinbaum o Gálvez reducir el gasto de inversión en su primer año de gobierno? ¿O dejarán de dar recursos a Pemex?


Correo: elizabeth.albarran@elsoldemexico.com.mx

X: @ElizaAlbarran

TikTok: @elizalbarran11