/ jueves 6 de diciembre de 2018

Fuera de agenda | Nuevo tablero militar

El equipo cercano del general de división Luis Crescencio Sandoval González, nuevo secretario de la Defensa Nacional, es una mezcla generacional donde el denominador común es la experiencia y roce internacional de una nueva camada de oficiales relativamente jóvenes, que integran la renovada plana mayor.

El caso que mejor ejemplifica es el del nuevo jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, el general de brigada Homero Mendoza Ruiz. Formado en Francia, donde estudió Estado Mayor Conjunto en el Colegio Inter Fuerzas de Defensa en París, también realizó un curso de altos estudios militares en el Colegio de Guerra del ejército estadounidense en Carslile, Pennsylvania. Tras su paso como agregado militar en la Embajada de México en Londres, ocupó cargos operativos como comandante de regimiento y al frente de la brigada de paracaidistas.

El general Mendoza Ruiz fue hasta noviembre pasado comandante de la décima zona militar en Durango. Tiene en común con el secretario de la Defensa Sandoval González lo mismo que el número dos de la Sedena, el subsecretario Dagoberto Espinosa Rodríguez, que son del arma de caballería. Esto quiere decir que tienen un mismo perfil en su formación, comparten conocimientos y experiencias propias de su rama.

Espinosa Rodríguez es quizá en este momento el general de división más experimentado de todos los que están en la plana mayor. Comandante de la primera región militar hasta noviembre pasado, tiene el curso de mando y Estado Mayor General en Fort Benning, Georgia y desempañó durante su carrera diversos cargos operativos en labores contra el narcotráfico tanto en Sinaloa como en Chihuahua. Fue agregado militar en la Embajada de México en Washington.

El general David Córdoba Campos, quien era comandante de la quinta región militar con cuartel en Guadalajara y jurisdicción en cinco entidades del occidente del país, es el nuevo Oficial Mayor de la Defensa. A su experiencia operativa suma sus conocimientos en administración militar como director de la escuela de este ramo en el Centro de Estudios del Ejército y Fuerza Aérea.

Quizá el nombramiento que tomó por sorpresa a varios analistas fue el del nuevo Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea, el divisionario Georges Foullon Van Lissum. El general tiene en su currículum varios cursos de conducción de operaciones de mantenimiento de paz, resolución de conflictos y ha participado como observador en misiones de Nacional Unidas. Comandante de la tercera región militar en Mazatlán hasta la semana pasada, su experiencia operativa le suma una sólida formación académica que le granjeó haber sido director hace un par del años del Colegio Militar.

Por estos nombramientos en la plana mayor hubo reacomodos en las zonas y regiones militares. Al frente de la primera región militar que abarca el Valle de México y los estados del centro, fue designado el recién ascendido a general de división Rogelio Armando Patiño Canchola.

En la tercera región que abarca Sinaloa y Durango, en sustitución de Foullon Van Lissum, fue nombrado el divisionario Carlos Ramón Carrillo del Villar. En la quinta región en la capital tapatía fue enviado el general Pedro Felipe Gurrola Ramírez, ex Inspector y Contralor General de la Sedena, y en la doceava región en Irapuato, el divisionario Ángel Prior Valencia.

El equipo cercano del general de división Luis Crescencio Sandoval González, nuevo secretario de la Defensa Nacional, es una mezcla generacional donde el denominador común es la experiencia y roce internacional de una nueva camada de oficiales relativamente jóvenes, que integran la renovada plana mayor.

El caso que mejor ejemplifica es el del nuevo jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, el general de brigada Homero Mendoza Ruiz. Formado en Francia, donde estudió Estado Mayor Conjunto en el Colegio Inter Fuerzas de Defensa en París, también realizó un curso de altos estudios militares en el Colegio de Guerra del ejército estadounidense en Carslile, Pennsylvania. Tras su paso como agregado militar en la Embajada de México en Londres, ocupó cargos operativos como comandante de regimiento y al frente de la brigada de paracaidistas.

El general Mendoza Ruiz fue hasta noviembre pasado comandante de la décima zona militar en Durango. Tiene en común con el secretario de la Defensa Sandoval González lo mismo que el número dos de la Sedena, el subsecretario Dagoberto Espinosa Rodríguez, que son del arma de caballería. Esto quiere decir que tienen un mismo perfil en su formación, comparten conocimientos y experiencias propias de su rama.

Espinosa Rodríguez es quizá en este momento el general de división más experimentado de todos los que están en la plana mayor. Comandante de la primera región militar hasta noviembre pasado, tiene el curso de mando y Estado Mayor General en Fort Benning, Georgia y desempañó durante su carrera diversos cargos operativos en labores contra el narcotráfico tanto en Sinaloa como en Chihuahua. Fue agregado militar en la Embajada de México en Washington.

El general David Córdoba Campos, quien era comandante de la quinta región militar con cuartel en Guadalajara y jurisdicción en cinco entidades del occidente del país, es el nuevo Oficial Mayor de la Defensa. A su experiencia operativa suma sus conocimientos en administración militar como director de la escuela de este ramo en el Centro de Estudios del Ejército y Fuerza Aérea.

Quizá el nombramiento que tomó por sorpresa a varios analistas fue el del nuevo Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea, el divisionario Georges Foullon Van Lissum. El general tiene en su currículum varios cursos de conducción de operaciones de mantenimiento de paz, resolución de conflictos y ha participado como observador en misiones de Nacional Unidas. Comandante de la tercera región militar en Mazatlán hasta la semana pasada, su experiencia operativa le suma una sólida formación académica que le granjeó haber sido director hace un par del años del Colegio Militar.

Por estos nombramientos en la plana mayor hubo reacomodos en las zonas y regiones militares. Al frente de la primera región militar que abarca el Valle de México y los estados del centro, fue designado el recién ascendido a general de división Rogelio Armando Patiño Canchola.

En la tercera región que abarca Sinaloa y Durango, en sustitución de Foullon Van Lissum, fue nombrado el divisionario Carlos Ramón Carrillo del Villar. En la quinta región en la capital tapatía fue enviado el general Pedro Felipe Gurrola Ramírez, ex Inspector y Contralor General de la Sedena, y en la doceava región en Irapuato, el divisionario Ángel Prior Valencia.