/ viernes 6 de septiembre de 2019

Donde el pueblo canta: cantinas para recordar a José Alfredo Jiménez

Dolores Hidalgo, en Guanajuato, es el mejor sitio para conmemorar la Independencia y evocar al gran José Alfredo Jiménez

Abro la puerta de una cantina en Dolores Hidalgo, las dos hojas de madera dividen su nombre: La Hiedra. El reducido espacio de la—ahora sé—cantina más vieja del pueblo (1926) permite que lo primero que vea sean las espaldas de los que se empinan el vaso de tequila, de una Paloma.

Destaca una playera blanca, pulcra, con una frase: “La media vuelta”; la complexión del portador es delgada, delicada. Camino, volteo y de frente encuentro que aquel hombre lleva la imagen de José Alfredo Jiménez en el pecho, es la foto del cantautor, que luce somnoliento mientras bebe un trago y recarga su rostro en una barra de madera, parece actual, pero es de años atrás, en la misma cantina: La Hiedra.

El joven se llama Cristian y tiene 28 años, es de Irapuato, Guanajuato, y está ahí cantándome y contándome sus recuerdos de infancia, las anécdotas que le compartían su papá y su abuelo mientras él ponía los acetatos de José Alfredo. Aunque es muy joven, no hay género que le guste más que las rancheras, “yo podría estar bailando el Mamarre, mamarre, mamarre —reggaetón—”, me dice, mientras se descubre el brazo para enseñarme un tatuaje con el nombre de José Alfredo Jiménez, su fecha de nacimiento y el día de su muerte.

Esta es una de las experiencias que sorprenden al que visita Dolores Hidalgo, una inquietud evidente entre sus pobladores, necesidad de contar historias que hagan presente a uno de los compositores más importantes del país; porque ahí nació y ahí descansa, porque pasó de una tumba con placa de mezquite a un mausoleo con azulejos de colores diseñado por su yerno (el célebre arquitecto Javier Senosiain) en el que prevalece la frase que él pidió: “La vida no vale nada”.

Vivir para contarla

Operadoras como Cuna de Libertad promueven actividades culturales en este municipio de Guanajuato que, por un lado, es la cuna de la Independencia de México y por el otro, la voz cantada de muchos mexicanos, legado de “El Hijo del Pueblo”.

Existen tours que combinan personajes locales, hechos y sabores. Puedes optar por el recorrido de cantinas que inicia en El Parque Chiquito y de ahí un mariachi comenzará la caminata contigo, tres paradas en El Faro, El Triunfo y La Hiedra, sitios en los que el cantautor estuvo, con personas a las que conoció y rockolas con sus éxitos. Posteriormente, una visita a la casa en la que nació, que opera como museo desde hace más de 10 años y que entre premios, discografía, fotos y objetos personales ha logrado conservar un acervo invaluable.


Puedes visitar el Museo Bicentenario, el Museo Casa de los Descendientes de Hidalgo o el Museo de la Independencia que detalla el momento exacto en el que se detonó el movimiento que transformó la historia nacional; incluso subir las escalinatas de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores. Se dice que Miguel Hidalgo se colocó en el tercer escalón para convocar a las armas.

Además, los fines de semana el pueblo descansa en la plaza, escucha música que tiene como escenario el kiosko, bebe atole negro (cáscara de cacao), buñuelos, guacamayas (bolillo relleno de chicharrón crujiente) y las nieves tradicionales, como las de Josué, en una de las esquinas del Jardín del Grande Hidalgo (más de 50 sabores, pruebas ilimitadas).A la redonda hay puestos de elote asado con agua de sal o carnicerías que al caer la noche se convierten en taquerías.


En Dolores Hidalgo será inevitable tararear las canciones de José Alfredo, o pensar en el cura redentor al escuchar las campanas de la iglesia. Todo es cuestión de disfrutarlo.


EL DATO

Ocho años es la edad en la que se cree que José Alfredo comenzó a componer.

APARTA LA FECHA
Desde hace más de cinco años se celebra el Festival Internacional José Alfredo Jiménez durante noviembre, mes de su aniversario luctuoso

GRACIAS
Es el nombre de la última canción que escribió y que le dedicó al pueblo

SABORES LOCALES
Prueba algunos platillos típicos de la región, como las nieves de Josué, atendidas por Aldo, “El Güero”, hay de aguacate, de pulpo o el tradicional mantecado de vainilla.

Daniel Galeana

ESPECIALIDADES
Si de restaurantes se trata, date una vuelta por “El Carruaje”, tienen a la carta guisos con ingredientes de la región, como el chile de chorro o el garambullo

ESCUCHA AL REY
Escanea el código y dale play al playlist que hicimos, son las canciones favoritas de algunos habitantes de Dolores Hidalgo.

También puedes leer



Abro la puerta de una cantina en Dolores Hidalgo, las dos hojas de madera dividen su nombre: La Hiedra. El reducido espacio de la—ahora sé—cantina más vieja del pueblo (1926) permite que lo primero que vea sean las espaldas de los que se empinan el vaso de tequila, de una Paloma.

Destaca una playera blanca, pulcra, con una frase: “La media vuelta”; la complexión del portador es delgada, delicada. Camino, volteo y de frente encuentro que aquel hombre lleva la imagen de José Alfredo Jiménez en el pecho, es la foto del cantautor, que luce somnoliento mientras bebe un trago y recarga su rostro en una barra de madera, parece actual, pero es de años atrás, en la misma cantina: La Hiedra.

El joven se llama Cristian y tiene 28 años, es de Irapuato, Guanajuato, y está ahí cantándome y contándome sus recuerdos de infancia, las anécdotas que le compartían su papá y su abuelo mientras él ponía los acetatos de José Alfredo. Aunque es muy joven, no hay género que le guste más que las rancheras, “yo podría estar bailando el Mamarre, mamarre, mamarre —reggaetón—”, me dice, mientras se descubre el brazo para enseñarme un tatuaje con el nombre de José Alfredo Jiménez, su fecha de nacimiento y el día de su muerte.

Esta es una de las experiencias que sorprenden al que visita Dolores Hidalgo, una inquietud evidente entre sus pobladores, necesidad de contar historias que hagan presente a uno de los compositores más importantes del país; porque ahí nació y ahí descansa, porque pasó de una tumba con placa de mezquite a un mausoleo con azulejos de colores diseñado por su yerno (el célebre arquitecto Javier Senosiain) en el que prevalece la frase que él pidió: “La vida no vale nada”.

Vivir para contarla

Operadoras como Cuna de Libertad promueven actividades culturales en este municipio de Guanajuato que, por un lado, es la cuna de la Independencia de México y por el otro, la voz cantada de muchos mexicanos, legado de “El Hijo del Pueblo”.

Existen tours que combinan personajes locales, hechos y sabores. Puedes optar por el recorrido de cantinas que inicia en El Parque Chiquito y de ahí un mariachi comenzará la caminata contigo, tres paradas en El Faro, El Triunfo y La Hiedra, sitios en los que el cantautor estuvo, con personas a las que conoció y rockolas con sus éxitos. Posteriormente, una visita a la casa en la que nació, que opera como museo desde hace más de 10 años y que entre premios, discografía, fotos y objetos personales ha logrado conservar un acervo invaluable.


Puedes visitar el Museo Bicentenario, el Museo Casa de los Descendientes de Hidalgo o el Museo de la Independencia que detalla el momento exacto en el que se detonó el movimiento que transformó la historia nacional; incluso subir las escalinatas de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores. Se dice que Miguel Hidalgo se colocó en el tercer escalón para convocar a las armas.

Además, los fines de semana el pueblo descansa en la plaza, escucha música que tiene como escenario el kiosko, bebe atole negro (cáscara de cacao), buñuelos, guacamayas (bolillo relleno de chicharrón crujiente) y las nieves tradicionales, como las de Josué, en una de las esquinas del Jardín del Grande Hidalgo (más de 50 sabores, pruebas ilimitadas).A la redonda hay puestos de elote asado con agua de sal o carnicerías que al caer la noche se convierten en taquerías.


En Dolores Hidalgo será inevitable tararear las canciones de José Alfredo, o pensar en el cura redentor al escuchar las campanas de la iglesia. Todo es cuestión de disfrutarlo.


EL DATO

Ocho años es la edad en la que se cree que José Alfredo comenzó a componer.

APARTA LA FECHA
Desde hace más de cinco años se celebra el Festival Internacional José Alfredo Jiménez durante noviembre, mes de su aniversario luctuoso

GRACIAS
Es el nombre de la última canción que escribió y que le dedicó al pueblo

SABORES LOCALES
Prueba algunos platillos típicos de la región, como las nieves de Josué, atendidas por Aldo, “El Güero”, hay de aguacate, de pulpo o el tradicional mantecado de vainilla.

Daniel Galeana

ESPECIALIDADES
Si de restaurantes se trata, date una vuelta por “El Carruaje”, tienen a la carta guisos con ingredientes de la región, como el chile de chorro o el garambullo

ESCUCHA AL REY
Escanea el código y dale play al playlist que hicimos, son las canciones favoritas de algunos habitantes de Dolores Hidalgo.

También puedes leer



Sociedad

Se registran bloqueos en Apatzingán y Buenavista Tomatlán, Michoacán

Se presume que el abatimiento de un líder delictivo desató la violencia

CDMX

Por segundo día consecutivo, CDMX rompe récord de calor

Desde 1998, con una marca histórica de 33.9 grados, no se registraban temperaturas tan elevadas como en esta tercera onda de calor

México

Extraditan a El Nini, jefe de Seguridad de Los Chapitos, a EU

EU acusa a Néstor Isidro Pérez Salar de ser uno de los sicarios de Los Chapitos y participar en producción y venta de fentanilo por parte del Cártel de Sinaloa

Sociedad

A diario, 2 menores son asesinados por arma de fuego en México

En México cada 24 horas dos menores de edad mueren víctimas de agresiones por armas de fuego

CDMX

Metro de la CDMX retrasa apertura de la Línea 9

Los trabajos en la línea que va de Pantitlán a Observatorio; presentan atrasos para su reapertura

Sociedad

Retiran protesta en planta de Pemex en Tijuana que provocó desabasto de gasolina

El representante de los manifestantes, Juan de Dios Escalante, anunció en redes sociales la retirada señalando que "se había llegado a un acuerdo para llevar a cabo mesas de diálogo"