/ sábado 1 de abril de 2017

En marcha el proyecto para aumentar la competitividad en destinos turísticos

La innovación y la creación de valor agregado, han generado nuevos productos turísticos para los diversos destinos que han impulsado el crecimiento de esta actividad en México, en especial uno de los más emblemáticos, como es el caso de Teotihuacán, aseguró Enrique de la Madrid Cordero, secretario de Turismo del Gobierno de la República.

Agregó que el éxito del reciente Tianguis Turístico Acapulco 2017, se refleja en cifras récord, como el número de países participantes y de rondas de negocios que se concretaron, en donde se superaron las metas.

Al poner en marcha el proyecto “Democratizando la productividad en el comercio al detalle”, dijo que acciones como estas afirman el compromiso de la Federación y el Estado de México, “para aumentar la competitividad de nuestros destinos turísticos a través de acciones en materia de infraestructura, inversión, promoción y proyectos de gran impacto”.

En visita de trabajo por Teotihuacán, Estado de México, el titular de la Sectur, señaló que los programas “Corredor Gastronómico de Teotihuacán” y “Democratizando la Productividad en el Comercio al Detalle”, tienen el propósito de fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y hacerlas más competitivas mediante la inclusión de la tecnología, la innovación y el servicio de calidad.

“Estos programas serán liderados por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), en coordinación con otras dependencias federales, locales, así como diversos empresarios”, comentó.

Dijo que el objetivo es formar a un grupo de prestadores de servicios en el segmento de la gastronomía hacia un nuevo modelo empresarial, donde se estandaricen procesos en las áreas de administración del restaurante, preparación de alimentos y servicio al cliente.

El titular de la Sectur, entregó diversas obras a los habitantes de este municipio: el Boulevard Ciclovía; la rehabilitación de accesos de la zona arqueológica; señalización turística en el corredor y la planta de tratamiento de aguas residuales, que tuvo una inversión de 75 millones de pesos, de los cuales la federación aportó 44 millones y el resto el Gobierno del estado.

La innovación y la creación de valor agregado, han generado nuevos productos turísticos para los diversos destinos que han impulsado el crecimiento de esta actividad en México, en especial uno de los más emblemáticos, como es el caso de Teotihuacán, aseguró Enrique de la Madrid Cordero, secretario de Turismo del Gobierno de la República.

Agregó que el éxito del reciente Tianguis Turístico Acapulco 2017, se refleja en cifras récord, como el número de países participantes y de rondas de negocios que se concretaron, en donde se superaron las metas.

Al poner en marcha el proyecto “Democratizando la productividad en el comercio al detalle”, dijo que acciones como estas afirman el compromiso de la Federación y el Estado de México, “para aumentar la competitividad de nuestros destinos turísticos a través de acciones en materia de infraestructura, inversión, promoción y proyectos de gran impacto”.

En visita de trabajo por Teotihuacán, Estado de México, el titular de la Sectur, señaló que los programas “Corredor Gastronómico de Teotihuacán” y “Democratizando la Productividad en el Comercio al Detalle”, tienen el propósito de fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y hacerlas más competitivas mediante la inclusión de la tecnología, la innovación y el servicio de calidad.

“Estos programas serán liderados por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), en coordinación con otras dependencias federales, locales, así como diversos empresarios”, comentó.

Dijo que el objetivo es formar a un grupo de prestadores de servicios en el segmento de la gastronomía hacia un nuevo modelo empresarial, donde se estandaricen procesos en las áreas de administración del restaurante, preparación de alimentos y servicio al cliente.

El titular de la Sectur, entregó diversas obras a los habitantes de este municipio: el Boulevard Ciclovía; la rehabilitación de accesos de la zona arqueológica; señalización turística en el corredor y la planta de tratamiento de aguas residuales, que tuvo una inversión de 75 millones de pesos, de los cuales la federación aportó 44 millones y el resto el Gobierno del estado.