/ viernes 1 de septiembre de 2023

¿Es malo escuchar algunas canciones con los niños?

Una canción de Queen fue recientemente excluida de una recopilación de grandes éxitos dirigida a niños. Y como no se dio una justificación formal, esto dio pie a muchas suspicacias

La prensa musical internacional informó esta semana que la canción de Queen “Fat Bottomed Girls” no fue incluida en una recopilación de grandes éxitos dirigida a niños.

Si bien no se dio una justificación formal, presumiblemente las letras "fat bottomed" y "big fat fat" fueron el problema, e incluso el gancho muy cantable, "Oh, ¿no me llevarás a casa esta noche?".

Puede interesarte: Snenie aprovecha el sonido de las aves para crear su música

Como era de esperar, The Daily Mail y medios similares lo utilizaron como excusa para lamentarse de la cultura de la cancelación y la corrección política.

Pero dejando a un lado los medios amarillistas, ¿deberían los niños estar expuestos a música con temas o letras cuestionables?

La respuesta no es un sí o un no rotundo. Mi colega Shelley Brunt y yo estudiamos una variedad de factores y prácticas relacionados con la música popular y la crianza de los hijos, y descubrimos que más importante que las canciones o los conciertos individuales es el apoyo que reciben los niños cuando escuchan o participan.

Un padre o cuidador siempre debe ser parte de una conversación y algún tipo de relación cuando se relaciona con la música. Esto puede implicar cosas prácticas como asegurarse de que los oídos en desarrollo no estén expuestos a un volumen demasiado fuerte o que sepan cómo encontrar un adulto de confianza en un concierto.

En las últimas semanas God Save The Queen ha estado girando por España / Foto: Cortesía | @godsavethequeenok


Pero esto también se extiende a los conceptos básicos de la alfabetización mediática y cultural, como qué imágenes e historias se presentan en la música popular y cómo queremos considerarlas en nuestras propias vidas.

De la misma manera que esperarías que alguien hablara con un niño para recordarle que los superhéroes en realidad no pueden volar (y posteriormente, si estás vestido como un superhéroe para la semana del libro, ¡no saltes de edificios altos!), la música popular de todo tipo necesita ser contextualizada.

Ciertamente existe una larga tradición de modificar las canciones populares para hacerlas aptas para niños o familias. En la televisión, esto ha sucedido desde que existe el medio, con algunas letras y movimientos de baile atenuados para apaciguar a los padres y creadores de tendencias preocupados por los males potenciales del pop.

Es famoso que Elvis Presley le dio una serenata a un perro de caza literal en lugar del villano metafórico de su éxito de los años cincuenta.

En Australia, la versión televisiva local de Bandstand de la década de 1970 presentaba a artistas locales cantando versiones limpias de canciones pop internacionales mientras vestían dobladillos y escotes modestos.

Esto continuó con niños reales que también reinterpretaban música pop, desde las versiones de canciones de Mickey Mouse Club de Estados Unidos, hasta la fábrica de estrellas que era Young Talent Time. La tradición continúa hoy con programación familiar basada en música popular como The Voice y The Masked Singer.

Freddie Mercury. Foto. AFP

En Estados Unidos existe una enorme industria de versiones infantiles de música pop a través de la franquicia Kidz Bop. Su fórmula de artistas infantiles que cubren éxitos actuales ha tenido un gran éxito durante más de 20 años. Se hacen algunas sustituciones quizás obvias: la portada de About Damn Time, de Lizzo ahora es "About That Time", con la letra de apertura cambiada a "Kidz Bop O'Clock" en lugar de "Bad Bitch O'Clock".

Sin embargo, en algunas otras canciones de Kidz Bop se han dejado referencias a la violencia y las drogas.

Otras franquicias infantiles más antiguas también han realizado modificaciones en las letras pop, pero posiblemente con un poco más de creatividad y diversión. La versión de los Muppets de “Bohemian Rhapsody”, que reemplaza el asesinato original con una perorata de Animal, es divina.

¿Debería la música ser sólo para niños? El contexto es clave a la hora de decidir qué es para niños o para adultos. Y ojalá siempre estemos escuchando (de alguna manera) juntos.

Los cuidadores deberían poder tomar una decisión informada sobre si una canción en particular es apropiada para su hijo, sin importar cómo lo consideren en términos de contexto. Del mismo modo, el resurgimiento del amor milenario por The Wiggles nos ha demostrado que nadie debe ser considerado "demasiado mayor" para Hot Potato o Fruit Salad.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Al considerar el daño potencial para los oyentes más jóvenes, factores como el volumen y el tono pueden ser más peligrosos que si hay o no una letra cuestionable. Recordemos también que muchas “canciones infantiles” dirigidas a niños también son bastante violentas si se escuchan atentamente sus palabras.

Como académica y madre, mi consejo es que sigas conversando con los niños sobre lo que tú y ellos están escuchando. Es como recordarle a tu pequeño superhéroe que solo finja volar en lugar de saltar: cuando cantamos con Queen, recordamos que usar una palabra como "gorda" e incluso "niña" no es como a todos les gusta que los traten hoy en día.

* Profesora de Comunicación de la Universidad Tecnológica de Sydney.

La prensa musical internacional informó esta semana que la canción de Queen “Fat Bottomed Girls” no fue incluida en una recopilación de grandes éxitos dirigida a niños.

Si bien no se dio una justificación formal, presumiblemente las letras "fat bottomed" y "big fat fat" fueron el problema, e incluso el gancho muy cantable, "Oh, ¿no me llevarás a casa esta noche?".

Puede interesarte: Snenie aprovecha el sonido de las aves para crear su música

Como era de esperar, The Daily Mail y medios similares lo utilizaron como excusa para lamentarse de la cultura de la cancelación y la corrección política.

Pero dejando a un lado los medios amarillistas, ¿deberían los niños estar expuestos a música con temas o letras cuestionables?

La respuesta no es un sí o un no rotundo. Mi colega Shelley Brunt y yo estudiamos una variedad de factores y prácticas relacionados con la música popular y la crianza de los hijos, y descubrimos que más importante que las canciones o los conciertos individuales es el apoyo que reciben los niños cuando escuchan o participan.

Un padre o cuidador siempre debe ser parte de una conversación y algún tipo de relación cuando se relaciona con la música. Esto puede implicar cosas prácticas como asegurarse de que los oídos en desarrollo no estén expuestos a un volumen demasiado fuerte o que sepan cómo encontrar un adulto de confianza en un concierto.

En las últimas semanas God Save The Queen ha estado girando por España / Foto: Cortesía | @godsavethequeenok


Pero esto también se extiende a los conceptos básicos de la alfabetización mediática y cultural, como qué imágenes e historias se presentan en la música popular y cómo queremos considerarlas en nuestras propias vidas.

De la misma manera que esperarías que alguien hablara con un niño para recordarle que los superhéroes en realidad no pueden volar (y posteriormente, si estás vestido como un superhéroe para la semana del libro, ¡no saltes de edificios altos!), la música popular de todo tipo necesita ser contextualizada.

Ciertamente existe una larga tradición de modificar las canciones populares para hacerlas aptas para niños o familias. En la televisión, esto ha sucedido desde que existe el medio, con algunas letras y movimientos de baile atenuados para apaciguar a los padres y creadores de tendencias preocupados por los males potenciales del pop.

Es famoso que Elvis Presley le dio una serenata a un perro de caza literal en lugar del villano metafórico de su éxito de los años cincuenta.

En Australia, la versión televisiva local de Bandstand de la década de 1970 presentaba a artistas locales cantando versiones limpias de canciones pop internacionales mientras vestían dobladillos y escotes modestos.

Esto continuó con niños reales que también reinterpretaban música pop, desde las versiones de canciones de Mickey Mouse Club de Estados Unidos, hasta la fábrica de estrellas que era Young Talent Time. La tradición continúa hoy con programación familiar basada en música popular como The Voice y The Masked Singer.

Freddie Mercury. Foto. AFP

En Estados Unidos existe una enorme industria de versiones infantiles de música pop a través de la franquicia Kidz Bop. Su fórmula de artistas infantiles que cubren éxitos actuales ha tenido un gran éxito durante más de 20 años. Se hacen algunas sustituciones quizás obvias: la portada de About Damn Time, de Lizzo ahora es "About That Time", con la letra de apertura cambiada a "Kidz Bop O'Clock" en lugar de "Bad Bitch O'Clock".

Sin embargo, en algunas otras canciones de Kidz Bop se han dejado referencias a la violencia y las drogas.

Otras franquicias infantiles más antiguas también han realizado modificaciones en las letras pop, pero posiblemente con un poco más de creatividad y diversión. La versión de los Muppets de “Bohemian Rhapsody”, que reemplaza el asesinato original con una perorata de Animal, es divina.

¿Debería la música ser sólo para niños? El contexto es clave a la hora de decidir qué es para niños o para adultos. Y ojalá siempre estemos escuchando (de alguna manera) juntos.

Los cuidadores deberían poder tomar una decisión informada sobre si una canción en particular es apropiada para su hijo, sin importar cómo lo consideren en términos de contexto. Del mismo modo, el resurgimiento del amor milenario por The Wiggles nos ha demostrado que nadie debe ser considerado "demasiado mayor" para Hot Potato o Fruit Salad.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Al considerar el daño potencial para los oyentes más jóvenes, factores como el volumen y el tono pueden ser más peligrosos que si hay o no una letra cuestionable. Recordemos también que muchas “canciones infantiles” dirigidas a niños también son bastante violentas si se escuchan atentamente sus palabras.

Como académica y madre, mi consejo es que sigas conversando con los niños sobre lo que tú y ellos están escuchando. Es como recordarle a tu pequeño superhéroe que solo finja volar en lugar de saltar: cuando cantamos con Queen, recordamos que usar una palabra como "gorda" e incluso "niña" no es como a todos les gusta que los traten hoy en día.

* Profesora de Comunicación de la Universidad Tecnológica de Sydney.

Elecciones 2024

Balean a un músico en cierre de campaña de candidata de Morena de Matías Romero, Oaxaca

Durante el cierre de campaña de Rosalinda López, candidata a la presidencia municipal de Matías Romero, Oaxaca, un integrante de Los Soberanos resultó herido

Justicia

Vinculan a proceso a “El Rojo”, presunto asesino del exlíder de las autodefensas Hipólito Mora

Al "Rojo" también se le dictó prisión preventiva oficiosa, luego que fuera capturado la semana pasada cuando circulaba en un vehículo robado

Sociedad

Trabajadores del Cobach de Campeche se van a paro; exigen incremento salarial

Los trabajadores del Cobach exigen un incremento salarial del 10 por ciento, pues aseguran que el gobierno federal no ha cumplido con los pagos desde 2023

México

"México no busca diálogo con Ecuador": canciller Alicia Bárcena

La secretaria de Relaciones Exteriores afirmó que el diálogo con Ecuador quedó cancelado cuando asaltó a la Embajada mexicana en Quito

Mundo

Juicio contra Trump: jurado no alcanza veredicto en primer día de deliberación

El jueves, el jurado volverá al Tribunal Penal de Manhattan para intentar llegar a un acuerdo unánime, lo que podría durar días

Finanzas

Aeroméxico logra acuerdo con sindicato de sobrecargos sobre contrato colectivo

Aeroméxico llegó a un acuerdo del contrato colectivo de trabajo con los sobrecargos de la aerolínea