/ jueves 4 de abril de 2019

Incendio en el Museo Nacional de Brasil tuvo su origen en el aire acondicionado

La investigación para descubrir las causas del enorme incendio que devoró parte del museo sigue en pie

La Policía Federal de Río de Janeiro explicó este jueves que el incendio de grandes proporciones que destruyó gran parte del Museo Nacional el pasado septiembre se originó en el aire acondicionado ubicado en el auditorio del edificio.

El Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y que albergaba unos 20 millones de piezas que datan de diferentes periodos, fue arrasado por las llamas el pasado 2 de septiembre, acabando con una parte de la historia de Brasil y uno de los acervos más importantes de Latinoamérica.

El equipo de peritos que llevó a cabo la investigación y el trabajo técnico para concluir las causas del incendio presentó un informe explicativo aunque aclaró que la investigación aun está en curso y no adelantó si hubo una acción culposa, una negligencia; o una participación dolosa o criminal.

Los detalles del trabajo pericial fueron presentados por el comisario de la Policía Federal responsable de la investigación, Paulo Telles, y por tres expertos, José Rocha, del área audiovisual, Carlos Alberto Trinidade, del área de incendios y Marco Antonio Zatta, del área de electricidad.

La investigación llevada a cabo por el equipo se centró, en una primera fase, en descubrir dónde había sido iniciado el fuego, por lo que se tomaron fotografías de la zona, se analizaron las imágenes de las cámaras de seguridad y se intentó reconstruir el momento del incendio.

Telles explicó que el equipo se tuvo que enfrentar a una serie de problemáticas a la hora de investigar el incendio; identificar el origen del fuego, trabajar rodeados de residuos y con las bases del edifico destruidas, la cantidad de personas que diariamente circulan por el museo y las enormes dimensiones de la estructura.

Las preguntas que se intentaba responder eran conocer la causa del incendio y saber si existían medidas de protección y prevención; con esto se llegaría a una nueva fase de la investigación, que está ahora en proceso: descubrir si el incendio fue o no provocado.

El perito especialista en incendios, Trinidade, apuntó que la primera señal de humo fue registrada por las cámaras de seguridad a las 19.13 hora local (22.13 GMT) en el segundo piso y a partir de esta pista se concluyó que el origen fue en el auditorio de la estructura, situado en la planta baja.

A partir de este momento, el equipo comenzó a realizar pruebas con los distintos materiales que se encontraban en el museopara identificar si había marcas que indicasen si se había utilizado algún material combustible propagador de las llamas.

"No identificamos ninguna marca provocada por material propagador de llamas", afirmó Trinidade.

A continuación, el equipo se centró en la parte eléctrica del edificio, y se identificó un fallo en la instalación del sistema del aire acondicionado; uno de los equipos no contaba con un conmutador individualizado para las tres unidades que poseía, sino que compartía un mismo equipo, por lo que no se seguía la recomendación del fabricante.

A pesar de este detalle, ningún miembro del equipo usó la palabra negligencia para describir la situación y se limitaron a apuntar que las recomendaciones del fabricante no se cumplieron.

En cuanto a las medidas de precaución y prevención, el museo contaba con extintores pero no había mangueras de pared, detectores de humo, puertas cortafuegos ni señalización.

La investigación para descubrir las causas del enorme incendio que devoró parte del museo sigue en pie y en el edificio, que todavía luce quemado, se encuentran escombros, vigas retorcidas por las llamas, muros derrumbados y una multitud de piezas que esperan ser recuperadas y restauradas.

La Policía Federal de Río de Janeiro explicó este jueves que el incendio de grandes proporciones que destruyó gran parte del Museo Nacional el pasado septiembre se originó en el aire acondicionado ubicado en el auditorio del edificio.

El Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y que albergaba unos 20 millones de piezas que datan de diferentes periodos, fue arrasado por las llamas el pasado 2 de septiembre, acabando con una parte de la historia de Brasil y uno de los acervos más importantes de Latinoamérica.

El equipo de peritos que llevó a cabo la investigación y el trabajo técnico para concluir las causas del incendio presentó un informe explicativo aunque aclaró que la investigación aun está en curso y no adelantó si hubo una acción culposa, una negligencia; o una participación dolosa o criminal.

Los detalles del trabajo pericial fueron presentados por el comisario de la Policía Federal responsable de la investigación, Paulo Telles, y por tres expertos, José Rocha, del área audiovisual, Carlos Alberto Trinidade, del área de incendios y Marco Antonio Zatta, del área de electricidad.

La investigación llevada a cabo por el equipo se centró, en una primera fase, en descubrir dónde había sido iniciado el fuego, por lo que se tomaron fotografías de la zona, se analizaron las imágenes de las cámaras de seguridad y se intentó reconstruir el momento del incendio.

Telles explicó que el equipo se tuvo que enfrentar a una serie de problemáticas a la hora de investigar el incendio; identificar el origen del fuego, trabajar rodeados de residuos y con las bases del edifico destruidas, la cantidad de personas que diariamente circulan por el museo y las enormes dimensiones de la estructura.

Las preguntas que se intentaba responder eran conocer la causa del incendio y saber si existían medidas de protección y prevención; con esto se llegaría a una nueva fase de la investigación, que está ahora en proceso: descubrir si el incendio fue o no provocado.

El perito especialista en incendios, Trinidade, apuntó que la primera señal de humo fue registrada por las cámaras de seguridad a las 19.13 hora local (22.13 GMT) en el segundo piso y a partir de esta pista se concluyó que el origen fue en el auditorio de la estructura, situado en la planta baja.

A partir de este momento, el equipo comenzó a realizar pruebas con los distintos materiales que se encontraban en el museopara identificar si había marcas que indicasen si se había utilizado algún material combustible propagador de las llamas.

"No identificamos ninguna marca provocada por material propagador de llamas", afirmó Trinidade.

A continuación, el equipo se centró en la parte eléctrica del edificio, y se identificó un fallo en la instalación del sistema del aire acondicionado; uno de los equipos no contaba con un conmutador individualizado para las tres unidades que poseía, sino que compartía un mismo equipo, por lo que no se seguía la recomendación del fabricante.

A pesar de este detalle, ningún miembro del equipo usó la palabra negligencia para describir la situación y se limitaron a apuntar que las recomendaciones del fabricante no se cumplieron.

En cuanto a las medidas de precaución y prevención, el museo contaba con extintores pero no había mangueras de pared, detectores de humo, puertas cortafuegos ni señalización.

La investigación para descubrir las causas del enorme incendio que devoró parte del museo sigue en pie y en el edificio, que todavía luce quemado, se encuentran escombros, vigas retorcidas por las llamas, muros derrumbados y una multitud de piezas que esperan ser recuperadas y restauradas.

Mundo

Trump insta que ciudadanos se armen para combatir el mal

En su discurso en la convención de la Asociación Nacional del Rifle, el expresidente de EU acusó a los demócratas de "politizar" el tiroteo en el colegio de Uvalde

República

Pobladores de Xaltocan se enfrentan con Policía Militar por terrenos para AIFA

Ejidatarios aseguran que militares derrumbaron una escuela para construir un drenaje de la terminal aérea

Mundo

Niña sobrevive al tiroteo en escuela de Uvalde fingiendo estar muerta

Ella dice haber alcanzado el teléfono de una maestra junto a un amigo para llamar al 911

Sociedad

Cueva Garra de jaguar: un ecosistema atravesado por el Tren Maya

En la zona donde se proyecta construir el tramo 5 del Tren Maya, El Sol de México tuvo la oportunidad de explorar la cueva Garra de Jaguar, una muestra a escala del ecosistema de la Riviera Maya

Política

AMLO sólo ha gastado 2 mdp en viáticos durante giras

La Oficina de Presidencia destinó 16.6 millones de pesos a personal de avanzada, resguardo y comitivas

Política

Elecciones 2022: Prometen sacar de la pobreza a Oaxaca

Los siete candidatos a gobernador buscan abatir el rezago histórico; hay desigualdad y carencias, dicen

Realeza

Inglaterra se llena de souvenirs por el Jubileo de Platino de la reina Isabel II

Con tazas, platos y figuras de fieltro, el pueblo británico celebra los 70 años de la reina Isabel en el trono

Sociedad

Marchan en Nuevo León por familia que desapareció cuando viajaba a McAllen, Texas

Los manifestantes partieron desde palacio de Gobierno y tomaron algunas calles y avenidas del centro de Monterrey

Virales

Ginna Ramírez, la mexicana que se graduó de Harvard con el huipil de su abuela

"Soy una hija orgullosa de la educación pública ", dijo la joven guerrerense que concluyó la maestría en Bioética